Ciudad

Se reanuda la polémica por la venta de calles para construir un barrio privado

114Continuará este lunes, en la Comisión de Legislación del HCD, el tratamiento de la polémica venta de las prolongaciones de las calles 38, 42 y 46 e/479 y 483 del barrio Los Acantilados, al general manager del Haras Santa María, Agustín Jorge Galli.  Cuyo representante, el Lic. Ezequiel Lorenzo, advirtió a los ediles, en la última reunión, que “podríamos ejercer el derecho de usucapión, pero optamos por la compra de las calles para proseguir con la construcción de un barrio privado vinculado a la actividad hípica”.

Cabe traer a colación que con la abstención de la UCR y Agrupación Atlántica,  Acción Marplatense secundado por el Frente para la Victoria, logró en la Comisión de Obras que este expediente fuese desarchivado y aprobado. Modificándose por iniciativa del edil oficialista Alejandro Ferro,  el destino del producido de la venta que será invertido en la ampliación y reequipamiento del Centro de Salud del Parque Independencia.

La votación fue precedida por un debate en el que participaron el secretario de Planeamiento Urbano, Arq. José Luis Castorina y el subsecretario Ricardo Rodríguez, quienes habían sido invitados para evacuar las inquietudes de los ediles de Obras.

En aquella ocasión Castorina, explicó que “las calles están en un plano de subdivisión del año 53, y durante 62 años nunca se abrieron porque nunca se tuvo la necesidad de abrirlas… y tampoco  vemos la necesidad de abrir al uso público”, haciendo hincapié en que “este emprendimiento del Haras ya fue conformado, la gente quiere hacer unas viviendas complementarias para los que practican equitación”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Obras, la edil radical Cristina Coria, objetó  que “a nuestro bloque la tasación nos sigue pareciendo baja y me llama la atención cuando casi después de un año se ratifica el mismo valor en pesos, teniendo en cuenta que el propio municipio firma los contratos con un 25% de actualización anual”.

Dicha comisión resolvió oportunamente, solicitarle al Colegio de Escribanos una nueva tasación actualizada, considerando el valor real de la tierra en el mercado inmobiliario al día de la fecha. El cual ratificó la tasación realizada el 7 de noviembre de 2014, por la Comisión Permanente de Tasaciones de la Municipalidad, estimando como valor del metro cuadrado libere e mejoras en $ 125.00.

La superficie de cada uno de los tramos de las calles en cuestión  es de 2879,40 m2, sumando una superficie de tierra total de 8638,20 m2.

Finalmente como marco referencial, la polémica se reavivó al entrar en escena la titular de la cátedra de Urbanismo “A” de la Facultad de Arquitectura de la UNMdP, Lic. Ana Núñez. Quien se opone a enajenación de las calles públicas arguyendo que “una calle no necesita estar materializada para ser considerada como tal. El simple hecho de haber sido planificada le da entidad necesaria para ser usada como calle. No existe límite material que pueda interrumpirnos el paso vehicular o peatonal, aun cuando no se vean indicios de que por ahí pasa una calle. Está y debe preservarse para el fin que fue prevista”.

Roberto Latino Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*