Ciudad

Se esperan 7 mil personas en la 31º celebración en honor a Iemanjá en Mar del Plata

IEMANJA 2014 (2)Como desde hace 31 años, Mar del Plata será el escenario elegido por el babalorixá Hugo Watengberg, director del Centro de Estudios Africanistas Reino de Iemanjá Bomí, para la realización de la nueva edición de la Fiesta en Honor a la Mae Iemanjá, una de las máximas orixás del culto afroamericano, que tendrá lugar el domingo 1ero. de febrero en la Playa Popular.

Abierta a la comunidad, reúne en cada ocasión a fieles llegados de Uruguay, Brasil, Cuba, Paraguay y Cuba y de todas las provincias de Argentina. Se espera convocar a más de 7000 espectadores.

Declarada desde el año 2004 de Interés Turístico y Cultural municipales, y de Interés Turístico Provincial y de Interés por la Secretaría de Derechos Humanos de Provincia,  por su importancia no sólo a nivel de convocatoria sino por su impronta de indudable aporte a la diversidad y a la integración, esta ceremonia ya es un clásico de la agenda marplatense.

La Fiesta comenzará a las 19,30 en el playón paralelo a la Pileta Cubierta, cuando se realice la formación de la Procesión integrada por todos los fieles que, llegados de distintos puntos del país y de Latinoamérica, escoltarán y llevarán la Imagen de Iemanjá, traída desde Nigeria y las barcas y ofrendas que se presentarán ante la costa.

Una vez en la Playa Popular, alrededor de las 20, comenzará la tradicional “roda”, con los cantos (rezas) de orixás, toque de batuque, danzas  y finalmente la entrega de las barcas con ofrendas al mar.

Cabe destacar que tanto fieles del culto africanista como concurrentes en general, podrán dejar sus pedidos (escritos) en las barcas -que serán recibidos por representantes del Centro de Estudios Africanistas- y llevar o recibir flores para arrojar al mar en el momento de la ofrenda.

Esta Ceremonia contará con la custodia de personal de la Comisaría Casino y de Prefectura Naval.

“El sentido de honrar a la Mae Iemanjá, una de las orixás más importantes de la Religión Africana -explicó Watenberg- es ratificar con un festejo especial y en su día a la Madre y Protectora de todas las familias, no sólo de las de la comunidad religiosa, sino de la comunidad toda. La religión africana, nacida en el continente negro hace miles de años y llegada a América en los barcos negreros, sobrevivió a los intentos de imposición de otra fe por la fuerza y la dominación, pero subsistió gracias a la profunda espiritualidad y en muchos casos, con su asimilación o sincretismo con el culto católico, del mismo modo que sobrevivió el culto originario a la Pachamama”.

Asimismo y a pesar del prejuicio nacido de la ignorancia propiciada durante siglos por el poder centralista en cada una de las regiones, numerosas voces de fieles y artistas conservaron esta tradición, como es el caso del escritor Jorge Amado, de los músicos Caetano Veloso o María Bethania y del pintor Caribé, en Brasil, o el inigualable investigador antropólogo francés Pierre Verger.

Así la supervivencia del culto africano conservó no solamente la espiritualidad sino las tradiciones culturales, y hoy en día es una prueba de que la diversidad suma y hace su aporte a la convivencia en democracia, único estado en donde cada hombre puede dialogar en y con respeto con su semejante”.

Los comentarios están cerrados.