Ciudad, Información General

Se conmemoró el día nacional de la Seguridad Vial

En nuestro país regía la norma que ordenaba el sentido del tránsito por la mano izquierda (al igual que en Gran Bretaña); pero el 10 de junio de 1945 se decretó el sentido del tránsito por la derecha,  norma generalizada hoy en la mayoría de los países.

En Mar del Plata la Agencia Nacional de Seguridad Vial,  junto al personal de Tránsito Municipal recorrió diferentes esquinas con la intención de concientizar a los automovilistas sobre la importancia del uso de los cinturones de seguridad y a los motociclistas sobre la colocación correcta del casco.

Personas identificadas con el color naranja de la Agencia se ubicaron en las sendas peatonales mientras lo posibilitaba el semáforo y elevaban un cartel con la inscripción: “El uso del cinturón reduce el 50 % de muertes en accidentes de tránsito.”

Celebrar es recordar

La  Asociación Pro Ayuda de Víctimas de Tránsito (APRAVAT), expresa en este día que todavía, las estadísticas de accidentes viales arrojan cifras muy altas. Esta asociación estuvo trabajando junto a la Municipalidad en materia de prevención pero tiempo después decidió abandonar la iniciativa a partir de diferencias con la gestión comunal.

Transcribimos parte de un comunicado que emitió APRAVAT, al cual adhieren numerosas asociaciones similares de todo el país.

Según las últimas estadísticas, en la Argentina mueren 22 personas por día; 683 por mes; 8030 por año.

Especialistas atribuyen este “genocidio encubierto” a la falta de controles eficientes, la falta de mejoramiento de rutas y caminos y a la falta de justicia.

En estos últimos años vemos que en algo cambió nuestro país con respecto a los controles y al interés por mejorar nuestros caminos pero ¿qué pasa con la Justicia?

Hay hechos de tránsito que son accidentes, circunstancias fortuitas, imprevistas, infrecuentes. Pero en la mayoría de los casos, el imputado comete infracciones evitables que provocan víctimas fatales. Porque si conduce a alta velocidad, bajo los efectos del alcohol o las drogas, sin importarle el daño que puede causar a terceros o a sí mismo, lo que provoca no es accidental, sino criminal.

Estos culpables en otros países reciben penas que los hacen recapacitar sobre valores como la responsabilidad, la solidaridad y el respeto.

En otros países la sociedad acompaña la sanción judicial y exige su cumplimiento efectivo.

En la Argentina no tenemos sentencias ejemplares, ni fallos aleccionadores. La justicia dilata las causas, cuatro, cinco, seis años y más. Con una, dos o más muertes encima, los acusados son eximidos de prisión, y solamente quedan inhabilitados para conducir, pero nunca por más de diez años. Los Juicios abreviados, las penas en suspenso, o peor aún la Probation, hacen de la seguridad vial una quimera.

El 10 de junio, Día de la Seguridad Vial, se exige una vez más justicia para las victimas viales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*