Política

Scioli: negocios color naranja

0000112927El sciolismo hace campaña en la autopista con un tabloide impreso en un diario que es propiedad de un empresario hotelero que recibe cifras millonarias de publicidad oficial y no paga impuestos.

Los automovilistas que ayer pasaron por la autopista La Plata –Buenos Aires se encontraron con una sorpresa: jovencitas con calzas súper ajustadas, luciendo remeras y gorros con visera color naranja, repartiendo un tabloide publicitario de ocho páginas que promocionaban distintas actividades organizadas por el gobierno bonaerense en Mar del Plata.

Lo que llamó poderosamente la atención es que en el costado izquierdo de la tapa del tabloide se puede leer: “este suplemento integra la edición del diario La Capital del 31 de diciembre de 2014. No puede ser vendido por separado. Espacio de publicidad”. En otras palabras,  el gobierno provincial hace campaña con un producto que estaría siendo impreso en la rotativa de un diario al que abastece con una millonaria pauta publicitaria, constituyendo una evidente incompatibilidad que mezcla negocios, política y campaña electoral.

La propaganda no hace más que mostrar la estrecha asociación que existe entre el gobierno bonaerense y el diario La Capital de Mar de Plata, propiedad de Florencio Aldrey Iglesias, el periódico que –pese a su escasa tirada- es el que más publicidad recibe por parte del Estado provincial en territorio bonaerense.

Hay números que hablan por sí sólo: según información a la que pudo acceder Hoy, correspondiente al período enero-mayo de 2014, el diario La Capital recibió $ 8.229.436,00 en concepto de publicidad oficial. Si se anualiza esta cifra aparece que este periódico recibió, en sólo un año, casi $20 millones.  A eso se le suma otra millonaria pauta publicitaria que recibiría el mismo grupo por el canal 8.

¿A qué se debe semejante flujo de recursos publicitarios? Fuentes consultadas por Hoyhablan de una estrecha relación entre Aldrey Iglesias y Scioli, que ha venido fortaleciéndose desde el momento en que el ex motonauta se hizo cargo de la gobernación bonaerense en diciembre de 2007. En efecto, en el año 2008, legisladores de la oposición como Walter Martello denunciaron que la Ley 13813, que fue sancionada en tiempo récord en la Legislatura, incluyó artículos a medida del grupo económico de Aldrey. Dicha norma, que facultó al Poder Ejecutivo a concesionar el Hotel Provincial de la ciudad de Mar del Plata, que ya en ese entonces era administrado por Iglesias, le otorgó al concesionario una exención de 10 años del pago del Impuesto de Ingresos Brutos.

Como si todo esto fuera poco, meses más tarde, el gobierno provincial le sirvió en bandeja al mismo grupo económico el manejo de Hotel Provincial de Sierra de la Ventana.

Haciendo gala de su amistad, cada vez que Scioli y su esposa Karina Rabolini están en La Feliz se hospedan en la suite presidencial del Hotel Provincial. Lo mismo hacen prácticamente todos los ministros bonaerenses que, para no contrariar a su jefe, nunca optan por ningún otro complejo turístico.

¿Será Aldrey Iglesias el Lázaro Báez de sciolismo? Ese interrogante se plantea, cada vez con más fuerza, en distintos pasillos políticos.

Hoy

Los comentarios están cerrados.