Arte y Cultura, Teatro

Sbaraglia y Soriano, entre ingeniosas trampas

Dos grandes. Una obra de misterio reúne a estos grandes intérpretes.

La ciudad contará este domingo con la presencia de dos grandes del teatro en una pieza consagrada con gran éxito por el público: Contrapunto. Pepe Soriano y Leonardo Sbaraglia serán los dos grandes que, desde las 21 en las tablas de la Sala Piazzolla (Boulevard Marítimo 2280), darán vida a los personajes de este texto de Anthony Shaffer que ya fue llevado al cine bajo el nombre de Sleuth en dos versiones: la más recordada, aquella con Lawrence Olivier y Michael Caine.

Pepe Soriano interpreta a Andrew Wyke, un escritor de thrillers al que le gustan apasionadamente las adivinanzas y los juegos perversos; Leonardo Sbaraglia es Milo Tindle, quien pretende casarse con la ex mujer de Wyke desconociendo la trampa que éste le preparará. La obra se presenta como un gran juego de gato y ratón, en donde cada uno, a cada instante, pone a prueba su ingenio y el de su contrincante.

Con una cuota de intriga y misterio, este espectáculo permite que ambos actores se luzcan. La obra se desarrolla en dos actos, de cuarenta minutos cada uno. Entre ellos, hay un intervalo que permite que la escenografía sea reacomodada, ya que por efecto de disparos, explosiones y otros trucos, la prolija casa de Andrew se convierte en un desastre. Y todo debe volver a su lugar para que la trama pueda continuar.

La clave de esta obra está en la habilidad que los personajes tienen para tenderse trampas el uno al otro. Cada uno con su estrategia, se humillan sin límites. Contrapunto fue publicada en la década del ’60 y llevada al cine en dos ocasiones, pero logró atrapar a Soriano cuando conoció personalmente al británico Kenneth Branagh, director de la segunda versión fílmica con Michael Caine y Jude Law.

Los comentarios están cerrados.