Ciudad, Información General

Sánchez Herrero: “Vamos camino al equilibrio de oportunidades para las mujeres en la Justicia”

blank

La vicepresidenta del Consejo de la Magistratura de la Nación, Marina Sánchez Herrero, celebró un importante avance en materia de género en la Justicia, gracias a la aprobación en la comisión de Reglamentación de un proyecto que garantiza la participación de mujeres en las entrevistas previas a la conformación de las ternas para cubrir cargos en el Poder Judicial.

La Comisión de Reglamentación del Consejo dio dictamen favorable a la modificación del Reglamento de Concursos para garantizar la inclusión de mujeres en el listado de entrevistas para la conformación de las ternas. Esta modificación implica incluir la paridad de género dentro de los criterios de selección para la instancia de entrevistas, además del orden de mérito académico.

“Este cambio en el reglamento de Concursos nos permite ajustar una desigualdad de oportunidades que el orden de mérito por sí solo no resuelve: muchas mujeres no han podido acceder oportunamente a capacitaciones con puntaje académico y otras instancias de formación, debido a sus responsabilidades familiares, crianza de hijos y demás deberes de cuidado. Esta desigualdad con los hombres genera que puedan quedar atrás en la oposición de antecedentes, aunque sean tan aptas como los otros aspirantes varones. Por eso, sostenemos que es importante compensar la oportunidad de acceder a las entrevistas, que es la instancia previa a la elevación de los candidatos a cubrir el cargo”, explicó Sánchez Herrero.

Y agregó: “La paridad de género no se trata de sumar mujeres, por el solo hecho de ser mujeres, a las magistraturas. De hecho, ese no es el problema, porque en algunas provincias hay una importante cantidad de mujeres ocupando cargos importantes en la Justicia. El problema es de acceso a la oportunidad: es verdad que la mujer, por el rol social que cumple, puede haber quedado relegada en la carrera académica, y eso la limita a llegar a las entrevistas.”

Esta medida, que debe aprobarse todavía en la reunión plenaria del cuerpo, establece que, de no existir mujeres entre los seis aspirantes que acceden a las entrevistas por cada cargo a ocupar, se sumarán las postulantes femeninas más cercanas en el orden de mérito. “Así, se equilibra la oportunidad de acceso a las entrevistas, sin vulnerar el orden de mérito. Luego, quedarán para la selección definitiva aquellos postulantes a los que el jurado considere más idóneos”, concluyó Sánchez Herrero.

Los comentarios están cerrados.