Política

Rodríguez sobre barras: «Existe responsabilidad compartida entre la política y la dirigencia deportiva»

20140816201149_dsc_17A solo dos días del comienzo del Torneo de Verano 2015, que se disputará en nuestra ciudad, el Secretario de Deportes de la Provincia de Buenos Aires Alejandro Rodríguez, en diálogo con mdphoy.com hizo referencia a la no concurrencia del público visitante a los estadios, el eterno problema de los barras en el fútbol argentino y la connivencia compartida que existe entre la política y la dirigencia deportiva: “hay que parar la pelota, en el cual la dirigencia deportiva y política tiene que tomar conciencia, en la génesis de este monstruo que son las barras bravas y grupos mafiosos hay responsabilidad compartida. No quiero hacer revisionismo histórico pero sí ponerle un punto porque para eso me puso el gobernador”.

A continuación afirmó que “no pretendo que los dirigentes se conviertan en héroes o en mártires porque también es cierto que el dirigente se tiene que bancar el apriete de la barra un martes un jueves o cualquier día de la semana que no hay partido pero si necesitamos que no le faciliten las cosas”.

Asimismo Rodríguez manifestó que “la policía le pone el cuerpo todos los días a estas cosas y es muy desalentador participar de un operativo policial y encontrarte de vuelta con ese delincuente a los 15 días, en libertad, y otra vez generando disturbios”. Y agregó que “tenemos que ir al hueso, meter preso a los jefes desfinanciarlo a través del delito de ventas de entradas y de esa manera se va a terminar con esto. Porque las otras medidas que se puedan tomar: derecho de admisión, prohibición del público visitante, el AFA Plus, que finalmente nunca se puede terminar de concretar, es curar el cáncer con una aspirina”.

A renglón seguido señaló: “el secreto es que cuando lo metes preso tienen que quedar preso y estar fuera del régimen de excarcelación y saber que van a estar 4 o 5 años en la cárcel, donde tienen que estar”.

Por su parte el Secretario de Deportes bonaerense aclaró que “vamos a sentir que el fútbol va estar normalizado cuando se juegue con público. Pero sería una enorme irresponsabilidad de nuestra parte dar marcha atrás con una decisión que ordenó bastante las cosas. No ha habido disturbios dentro de los estadios, si tuvimos que lamentar muertes por peleas de facciones que ocurren un día que no hay partido, o que ocurren a 30 cuadras del estadio donde se juega. No podemos hacer un operativo cuatro días antes que empiece el cotejo y termine sitiando una ciudad completa”.

Y añadió que “yo le pregunto a la gente, ¿qué quieren, tener un policía en la esquina o un efectivo en una moto custodiando a los barras que van en micro y que tienen un montón de prebendas y que reciben entradas? Lo que hay que dar es una pelea y la estamos dando a cara descubierta, y todo el mundo sabe quiénes somos y que hacemos, y sin embargo hemos tenido que ver a “Bebote” Álvarez dar una conferencia con una careta puesta.”

No obstante expresó que “el grado de responsabilidad de los presidentes de los clubes es variado ya que hay algunos que están en la pelea cerca nuestro y otros que dicen que no los conocen y que después se ha comprobado que sí los conocían y eran socios de los clubes”. Y añadióque “No pretendo que los dirigentes se conviertan en héroes o en mártires porque también es cierto que el dirigente se tiene que bancar el apriete de la barra un martes un jueves o cualquier día de la semana que no hay partido pero si necesitamos que no le faciliten las cosas. Ha habido históricamente con connivencia no solo de la dirigencia deportiva sino de la dirigencia política y gremial son prácticamente los mismo actores de los que estamos hablando”.

Rodríguez aseguró que “algunos les conviene que vuelva el público visitante por una cuestión económica. Nosotros entendemos eso pero tenemos que priorizar la integridad física de la gente por encima del derecho a estar en un espectáculo deportivo. Pero también es cierto que muchos que ciertos dirigentes que te dicen en público que vuelvan los visitantes en privado dicen otra cosa. Porque están más tranquilos, dejaron de recibir el apriete de la barra para que le pongan micros, para que le den entradas y demás, yo no digo que esa sea la solución para mi es una legislación acorde ya que tenemos un Código Penal que es de 1921 y hay que aggiornarlo”.

Y concluyó que “es muy difícil que se puede generar disturbios pero no imposible, pero tratándose de un solo partido en un solo escenario las condiciones cambian rotundamente. Si  vamos a tener otros problemas que al haber partidos tan seguido van a convivir en la ciudad, hinchadas de varios equipos y no todas se tienen demasiada simpatía, pero entendemos que los operativos van a estar a la altura de la situación y si no podemos hacerlo en el verano tenemos que bajar la persiana y no es nuestra intención, tampoco le vamos a entregar el futbol a los violentos”.                        

 

Los comentarios están cerrados.