Deportes

Remontada triunfal: Peñarol derrotó a Obras y no le pierde pisada al puntero

GutiCon sus dos extranjeros como estandartes Peñarol logró una sufrida y trabajosa victoria de visitante frente a Obras. Los dirigidos por Sergio Hernández se recuperaron después de una muy mala primera mitad y se quedaron con un triunfo que no solo motiva en lo anímico sino que le permite no perderle pisada al puntero San Lorenzo.

Cuando en la previa podía esperarse un duelo parejo y cerrado, nada de eso sucedió en el inicio del encuentro. Los primeros minutos del juego fueron exclusivos de Obras, ante un Peñarol que tardó casi cinco minutos en mover su marcador. Encima, en el otro costado los locales arrancaron con la mano caliente, consiguiendo una seguidilla de triples para tomar ventaja de 13 a 0.

De a poco, la visita fue entrando en partido. Primero con una ráfaga de Baxter y una bomba de Gutiérrez para recortar diferencias. Más tarde, fue la defensa la que permitió el acercamiento de los marplatenses que tras ese olvidable comienzo, lograron cerrar el primer cuarto abajo por apenas (21 a 17).

El segundo parcial tuvo un arranque calcado al primero. Los marplatenses nuevamente secos y el “Tachero” estirando la brecha desde el perímetro, especialmente con un encendido Patricio Tabarez. El alero dañaba desde adentro y desde afuera y era fundamental para que se mantuviera la diferencia de doble dígito.

Los dirigidos por Sergio Hernández no sólo sufrían atrás, sino que adelante se mostraban con pocas ideas y menos eficacia. Obras era el amo absoluto de las acciones y al llegar al entretiempo, la distancia había subido a una máxima de 19 unidades: (47 a 28).

A diferencia de los cuartos anteriores, el inicio del tercero fue esperanzador para Peñarol. Gutiérrez y Baxter castigaron de tres para reducir rápidamente la ventaja a 13, aunque el resto de sus compañeros no estaba derecho y los locales retomaron sin problemas el control de las acciones.

El partido mantuvo esa misma tónica hasta los últimos minutos del tercero, donde el “Milrayitas” logró acercarse con un protagonista exclusivo: Reggie Okosa. El pivote foráneo encontró muchos espacios en la zona pintada rival y con un gran tramo, fue clave para que su equipo guardara algo de ilusión (65-56) de cara a los últimos 10 minutos.

El encuentro ya era otro y ahora era el local al que le costaba encontrar la red. Con todo el ímpetu del equipo que levanta una diferencia grande, Peñarol siguió con una renovada intensidad defensiva y gracias a un par de bombas de Gutiérrez y Massarelli, se puso a uno (69-68). Un par de posesiones más tarde, un doble más la falta de parte de Figueroa, terminó de consolidar la reacción, dejando a los de Hernández al frente por primera vez en el duelo.

Obras respondió con puntos de su media-cancha (Fitipaldo-Safar), pero los extranjeros de “La Peña” seguían encontrando facilidades y gracias a ellos, su equipo mantuvo la ventaja por la mínima entrando al último minuto.

Allí, el local cometió varios errores: primero, Zanzottera falló un par de libres y más tarde Safar cometió una falta ofensiva que le devolvió la bola a Peñarol, con 22 segundos en el reloj y arriba por uno. Brussino extendió la diferencia (83-80) desde la línea, pero el propio perimetral junto a Okosa, fallaron un par de simples posteriores, dejándole una puerta abierta a los de Poch.

Para evitar un potencial triple del empate, Peñarol cortó con falta a Tabarez, con solo 5 segundos en el reloj. El alero convirtió el primero y tiró a fallar el segundo. Sin embargo, sus compañeros no pudieron recuperar el rebote ofensivo y la pelota, así como también el triunfo (86-83) quedó en manos de Peñarol, que remontó un partido que parecía perdido, que de a poco comienza a encontrar en sus foráneos las vías de gol necesarias y sobre todo no le pierde pisada a los de arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*