Policiales

Refuerzan la búsqueda del Ara San Juan en la profundidad del mar

blankLas condiciones climáticas en la zona del rastrillaje no mejoran y la preocupación se extiende entre los marinos y los familiares de los 44 tripulantes perdidos, la Armada comenzó a intensificar ayer la búsqueda bajo el agua del submarino ARA San Juan.

El buque polar británico HMS Protector ya está barriendo con una sonda el interior del mar recorriendo el trayecto que venía haciendo el submarino perdido, desde Ushuaia hacia el punto estimado en el que interrumpió sus comunicaciones, el miércoles pasado. Otro buque oceanográfico argentino, el ARA Puerto Deseado, realiza una exploración similar con un recorrido inverso, desde Mar del Plata -destino final del submarino- hacia el punto marcado a 342 km del Golfo San Jorge. Es un trayecto que, en condiciones normales, el ARA San Juan hubiera completado en ocho días.

La principal novedad de ayer, sin embargo, fue el arribo de equipos de alta tecnología para trabajos en inmersión, que llegaron por la mañana a Comodoro Rivadavia en dos aviones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, preparados con unidades especializadas y personal entrenado para rescatar tripulaciones de submarinos con problemas.

Con el correr de las horas se moderaban las expectativas por los siete intentos de llamadas satelitales recibidos anteayer en distintas bases de la Armada y que podrían haberse originado en el ARA San Juan, cuyo comandante, el capitán de fragata Pedro Fernández, es considerado en la Armada un marino muy experimentado.

«Se está investigando. Las emisiones satelitales fueron muy bajas y de corta intensidad. Pueden ser un indicio, pero no hay nada corroborado”, informó al medio La Nación el secretario general de la Armada, contralmirante Jorge Lorenzo Cisneros.

Incluso el jefe de la Base Naval de Mar del Plata, almirante Gabriel González, agregó que “aún no hay una clara evidencia de que las llamadas se hayan intentado hacer desde el submarino perdido” y agregó que «se está haciendo un análisis más profundo de las señales. Los entes técnicos que están abocados a esta tarea continúan tratando de determinar fehacientemente que hayan provenido del submarino y que no hayan sido llamadas entrantes al submarino”.

Por su parte, la empresa Iridum Corporate negó que los intentos de llamadas satelitales que podrían haberse realizado desde el submarino se efectuaron desde equipos de su red.

Los comentarios están cerrados.