Ciudad

Razona volvió a la carga y apuntó contra Telpuk y Andueza

14018032_313866425633198_469646792_nA través de la red social Facebook el ex secretario de Seguridad Julio Razona, dio a conocer el texto completo de la nota elevada al intendente Carlos Arroyo, en la cual simultáneamente solicitó la auditoría sobre la Secretaría de Seguridad de Partido de General Pueyrredón y su dimisión. La cual atribuyó a la confirmación en sus cargos del jefe de policía local, Fernando Telpuk y del director del COM, Sergio Andueza, a pesar de haber puesto en conocimiento del jefe comunal “los hechos delictivos que se han cometido en el gobierno anterior de los que formaron parte los dos directores”.

El ex funcionario que al cabo de una semana de su asunción pegó el portazo, refirió que “he sido intimado por el Tribunal de Cuentas para dar explicaciones sobre mi paso por esa función. Solo acompañaré el pedido de AUDITORIA A LA UNMDP, la denuncia de los hechos de corrupción que encontré y mi RENUNCIA”.

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

A renglón seguido, Razona sentenció que “como resultado, el intendente mantuvo en sus cargos a los denunciados que venían de la gestión anterior y no permitió que mis tres directores continúen con su labor”.

A continuación, se replica el texto completo de la nota en cuestión:

Mar del Plata, 17 de diciembre de 2015. Sr. intendente del Municipio de General Pueyrredón Dr. Guillermo Carlos Arroyo—————-S/-D————————-

De mi mayor consideración: JULIO MARIO RAZONA, en mi carácter de SECRETARIO DE SEGURIDAD DEL MUNICIPIO DE GENERAL PUEYRREDON, al Sr. Intendente Municipal respetuosamente me presento y digo:

I.- Que vengo a solicitar se ordene de inmediato y sin más trámite a la Facultad de Ciencias Económicas, Facultad de Derecho y Facultad de Ingeniería de la UNMDP una AUDITORIA CONTABLE, AUDITORIA JURIDICA, y AUDITORIA EN TELECOMUNICACIONES Y MECANICA, sobre la Secretaría de Seguridad de Partido de General Pueyrredón, en base a las siguientes consideraciones:

II.- Que he llevado a cabo un análisis del funcionamiento de la Secretaría de Seguridad a mi cargo desde el 10 de diciembre ppdo. del que surgen contrataciones irregulares, sobreprecios abonados, incumplimiento de obligaciones asumidas, descontrol en horas extras laboradas por personal municipal, superposición de funciones, exceso desmedido de personal sin tareas en curso de ejecución, actos administrativos inmotivados y demás irregularidades. Pese a las dificultades enormes en contar con la documental requerida al personal, he tomado conocimiento que existen procesos penales tramitados por supuestos delitos contra la administración pública, los cuales se encuentran en pleno trámite, cometidos por funcionarios y personal que han prestado servicios en esta Secretaría de Seguridad, anteriores a mi gestión. Estos son:

  1. a) Causa penal nro. 911, iniciada de oficio por el Fiscal Federal del Tribunal Oral de Mar del Plata, de trámite ante la Fiscalía Federal nro. 1 de Mar del Plata
  2. b) IPP nro. 18.848/14, iniciada de oficio por el Fiscal Federal Juan Manuel Pettigiani, de trámite ante la UFI nro. 10 de Delitos Económicos del Departamento Judicial de Mar del Plata.
  3. c) IPP nro. 13.984/13, denunciante Cristian Omar Curcio, de trámite ante la UFI nro. 10, Juzgado de Garantías nro. 3.

Estos hechos delictivos y otras gravísimas irregularidades administrativas han ocasionado una actual crisis estructural de seguridad, que imposibilita pueda cumplir con mi función ejecutiva. Por mi rol de funcionario público tengo la obligación legal de denunciar estos hechos que ponen en gravísimo riesgo no solo la seguridad de la comunidad sino también el patrimonio municipal. Algunos de los hechos que motivan el pedido de llevar a cabo las auditorias referidas son:

  1. a) Arrendamiento del inmueble en el que se ha instalado el Centro de Monitoreo (COM) a una persona que no es titular de dominio del bien, por el término de diez años.
  2. b) Incumplimiento de obligaciones con empresas prestadoras de servicios del COM.
  3. c) Contratación de transportes particulares similares a escolares, para trasladar a policías locales a cumplir con su tarea laboral.
  4. d) Dispendio de sueldos y gastos superfluos, más de cien personas a mi cargo sin tareas específicas, con anuencia sindical.
  5. e) Alquiler de baños químicos tanto para la Escuela de Policía y en la sede precaria de la Policía Local, la que además contrató oficinas móviles en el Distrito Descentralizado El Gaucho, pese a que cuentan con baños, vestuarios y oficinas, gravísima irregularidad informada oportunamente, habiéndose formado expte. Administrativo respectivo.
  6. f) Pago de policía “adicional” para permanecer en sede del Comando Prevención Comunitaria Camet y sede de la Policía Local, Distrito Descentralizado El Gaucho, gravísima irregularidad informada oportunamente, ya que en ese espacio prestan funciones mil efectivos policiales capacitados, entrenados y armados.
  7. g) Ocultación y desviación de comunicaciones, así como de documentación reservada requerida por el suscripto al personal administrativo de mi área.
  8. h) Actos administrativos realizados por personal de la Secretaría de Seguridad sin mi control o visado. Los que desde ya pido se declaren nulos de nulidad absoluta.
  9. i) Líneas telefónicas de telefonía móvil de la función pública entregadas en forma definitiva a los funcionarios salientes.
  10. j) Alquileres de inmuebles sin justificación ni lógica alguna.
  11. k) Alquiler de equipos de comunicaciones para la Policía Local, adquisición de bicicletas, motocicletas y automotores sospechados de haberse llevado a cabo con sobreprecios.
  12. l) Flota de móviles policiales propios adquiridos a partir del 2011. De una dotación de 85, actualmente pueden circular aproximadamente 15, el resto está inutilizado (ref. IPP nro. 13.984 de junio de 2013, de trámite ante la UFI nro. 10 Departamental referida) Megaestructura que implica un gasto de aproximadamente $ 400.000.000 invertida en bienes muebles e inmuebles alquilados, con personal no capacitado y contratos espurios, que culmina con una debilitada Secretaría de Seguridad, producto de un altísimo costo con un muy pequeño beneficio para la comunidad. Todas estas irregularidades, que deben serán denunciada en sede penal de inmediato, impiden pueda desempeñar la tarea con la que me ha honrado, con normalidad y eficiencia, de no ordenarse las auditorias pedidas, atento que debo desatender mi labor específica para tratar de evitar las consecuencias de los hechos de corrupción que a modo de ejemplo he reseñado. Hechos delictivos que se han cometido en el gobierno anterior, de los que formaron parte los dos Directores por usted confirmados en mi Secretaría, Comisionado Telpuk, a cargo de la Policía Local e Ingeniero Andueza, a cargo del COM. Me ha hecho saber que debo ser estricto en el cumplimiento de la ley. Lo he aceptado, he jurado por la PATRIA con mi tarea con lealtad y patriotismo, por lo tanto faltaría a mi juramento ofendería a mi bandera de consentir los hechos de corrupción puntualizados, que ponen en peligro la seguridad de los habitantes del Partido de General Pueyrredón., Por ello, para poder llevar a cabo la misma con eficiencia se deben ordenar las auditorias solicitada sin más trámite, ordenándose CON EXTREMA RESERVA y CELERIDAD, una MEDIDA DE NO INNVOAR en la sede de la Secretaría de Seguridad, a fin de resguardar la documentación que allí se encuentra e impedir cualquier acto de ocultación de la misma.

III.- Por estas consideraciones respetuosamente al Sr. Intendente de Partido de General Pueyrredón solicito haga lugar a lo pedido. Saluda a usted muy atentamente: Julio Mario Razona Secretario de Seguridad y Justicia Municipal del Municipio de Gral. Pueyrredón

Roberto Latino Rodríguez

Un comentario

  1. Con razón estamos para el culo en Mar del Plata. Un tipo con pelotas que denuncia la corrupción debe renunciar porque no le dieron ni bola y continuan los denunciados nombrados x Pulti en sus cargos.