Política

Raverta a la ANSES: el impacto en el mundo político marplatense

Muy posiblemente, hoy se conozca más de Fernanda Raverta que el 27 de octubre de 2019, cuando tras una pelea palmo a palmo, sólo quedó a 10.000 votos del intendente de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro. Esto no es un dato menor, y ya juega en otra liga.

El tablero local quedó con sus piezas inestables por la crisis que nos atraviesa. Los votos se repartieron polarizados y una de las emergentes, claramente resultó ser Fernanda Raverta. El último jueves amaneció con lo que venía rebotando en su círculo de allegados.

La noticia de la  reemplazante de Vanoli, cayó en el entorno presidencial de manera simultánea a la difusión periodística del nombramiento, el mismo día, a la misma hora insólito, casi minutos antes. Un anuncio tan sorpresivo como la presencia de CFK en Olivos cuando se anunció la propuesta a los bonistas.

 

El acceso de Raverta fue incondicional, una imposición a Balcarce 50 desde el despacho de Juncal y Uruguay. Venía madurando el nombre de una mujer, cuando el ex titular de la ANSES ya sumaba horas/días de desgastes en la cuenta regresiva. Vanoli llegó a las 18.00 del miércoles a la Casa Rosada en funciones y se fue sin ellas minutos después.

No fue el deslumbramiento en el gobierno provincial, lo que provocó la designación de Raverta, sino la seguridad de instalar un cuadro propio. La ANSES se considera la herramienta y el instrumento basal de la economía, que hará la durísima transición que medie entre el agotamiento a largo plazo del COVID- 19, convivir con un virtual default, la escalada del dólar, un país arruinado económica y socialmente.

¿Por qué la ANSES? Una vez más se echará mano a la recaudación de décadas de aportes previsionales de millones de trabajadores, o mejor dicho a lo “que queda de y de  ellos”. De hecho, ya AF dio el primer zarpazo, y fue bien claro, achatamiento como igualar para abajo, se convirtieron en sinónimos. ANSES es el pilar de imprescindible para llevar adelante una economía social que flota en el manual K.

Raverta manejó la interna local que “abrigó” a todo el peronismo con mano de hierro. Y los que se pararon de mano fueron tumbados. Aún así, le apuntan a sus aliados que dirigieron la campaña. Allí tanto Rodolfo Iriart  como Juan Manuel Cheppi reciben fuego graneado.

Les adjudican no abrir la interna, cálculos, encuestas, tendencias y boca de urnas erróneos. Hoy los dos ex diputados provinciales, respectivamente,  se refugiaron en el cobijo que le dieron Sergio Berni (Seguridad Provincia) y Sergio Massa (Secretaría de la HCD de la Nación).

Iriarte y Cheppi,  como Vanoli en las ART, ya fueron colocados, no sufren la pandemia ni de la desocupación ni bajos salarios ni atraso en los pagos. No se quedan sin trabajo en realidad son trasladados. Privilegios Argentina 2020.

Aunque, durante el cierre de listas, todo tuvo olor a Máximo Kirchner, siempre hay culpables y en estos casos, se escuchó en voz muy baja  que: “no se podía ignorar a un ex intendente (Pulti) de dos períodos 2007-2011-2015 y a un empresario y ex funcionario público del tamaño del ingeniero naval Horacio Tettamanti”.

No obstante, no dejan de clavar la estaca del error electoral, a las aspiraciones sin competencia  y el sueño de María Fernanda de convertirse en intendenta de Mar del Plata. Ya había advertido, que hasta estaba dispuesta a dejar la banca de legisladora para conseguirlo.

No ocultan que hubo un celo de protagonismo excluyente que conspiró en su contra. “Si daba la interna hoy hubiera sido intendenta de General Pueyrredon” sostienen quienes siguen el día a día del Frente de Todos. En aquel hipotético caso que no se cristalizó, tras la asunción en la ANSES, la elegida hubiera dejado en ese sitial al primer concejal de la lista, el periodista deportivo del multimedios La Capital, Vito Amalfitano, en tren de conjeturas y piadoso telón final.

¿Y ahora? Con Raverta al comando de la ANSES, el propio Guillermo Montenegro, su contrincante de bandera verde en el último octubre, salió a felicitarla por el beneficio que significará para Mar del Plata. El intendente tiene, sin dudas, más dotes de diplomacia que Felipe Solá.

Tira centros permanentes para que el kirchnerismo nacional y provincial, la metan adentro. Cero discordia, a partir de la necesidad de los cumplimientos de coparticipación, giros excepcionales y ATN, cuando en el horizonte no aparece el dinero de los sueldos de mayo para los trabajadores municipales, que bajaron el volumen de sus demandas. Mudez súbita al término de la desestabilización que culminó el 9 de diciembre.

Si la cartera que recibió Raverta, la aleja de su desvelo de Yrigoyen 1627, si se exime en esta prueba de fuego, siempre, pero siempre,  habrá un antes y un después del jueves 30 de abril, día en que se conoció oficialmente su designación, aunque su nombre ya sonaba previamente en oficinas provinciales.

La primera mujer que llegó a la empresa pública más grande del país, puede montar una MGP paralela, para usarla en provecho de su aspiración política o para ubicar un potencial candidato con ambiciones similares. Serán una montonera (por la cantidad). Esta es una nueva carrera,  que es tan permeable a la ductilidad política. Las miserias más grandes en la política se conocen en el cierre de listas. Por supuesto, el FdT no es una excepción.

La marplatense llega a ANSES en la que se definió como la peor semana de Alberto Fernández, cuando se observa como desembocada y desembozada una interna oficialista, donde cada espacio se lucha a brazo partido, casillero por casillero. No es el mejor de los síntomas para desembarcar, cuando es implacable el estado de desesperación, que en algunos casos excede la pandemia, como si ésta no alcanzara.

Cuando era la ministra de Axel en la Provincia, pasó del descontento a la intrascendencia, está inmovilizada esa administración y sólo contemplaba como expectativa compartir algún acto colgada de Daniel Arroyo, quien debió bregar con el tema de los fideos con sobreprecios que lo tuvo contra las cuerdas. En ese aspecto, el salto ha sido digno de una garrochista con record mundial.

En la actualidad es inexcusable no ocuparse del tema. Por la importancia de la función, por la trascendencia que tiene para la vida política de la ciudad. Una militante que recorrió todos los escalones de la carrera, aquellos que se precien como los más valiosos y de mayor aporte para enriquecer con experiencia más capital político. Raverta ganó 7 de los 9 circuitos electorales de General Pueyrredon.

Una vez más demostró que tiene los mejores padrinos. Pero no sólo es cuestión de suerte (cómo se podría opinar) sino que a la misma hay que saber ayudarla. El desafío es mayúsculo. No tiene techo, cobra una mensura que supera, en este caso,  todo lo conocido hasta ahora.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

3 Comentarios

  1. que mas se puede decir…
    gente erudita en casi todo…
    chau anses.poro y cia.exultantes…tenemos todas las cajas…anses,pami, ips.
    falta los lobos marinos y estamos.

  2. Adriana de Juarez

    en lo discursivo es buena pero práctica no se vio nada hasta ahora en ningún cargo…en pcia de BS-AS se gano 4 meses de sueldo paseando,más lo que estuvo aquí que en La Plata.

  3. Juan Enrique Llanos

    será jefa de su pareja que está en la ANSES regional…como dicen mejor en familia?
    Esperemos que Anses empiece a atender al público con limitaciones,todo no puede resolverse por la web –