Básquet, Deportes

Quilmes recuperó la identidad y volvió al triunfo ante Boca

lnbprensa09Tras un flojo primer cuarto, Quilmes mejoró su producción colectiva tanto en defensa como en ataque, para imponerse por segunda vez en esta temporada en “La Bombonerita”, y derrotar por diez puntos, 71-81, a Boca Juniors. Los goleadores en el conjunto marplatense fueron Walter Baxley con 26, Maximiliano Maciel con 14 puntos (todos en el segundo tiempo) y Luca Vildoza con 13. En el “Xeneize” no alcanzó la gran noche del boricua Isaac Sosa, con 21 tantos.

Boca arrancó mejor el encuentro encontrando distintas vías de gol, lastimando mucho desde el perímetro con cuatro triples, dos de Calderón y dos de Sosa, en los primeros minutos para propinarle un parcial de 10-0, para sacar una luz de 9 puntos, 15-6, que obligó a Leandro Ramella a pedir minuto para despertar a sus muchachos, que no pasaban un buen momento ni en defensa, ni en ataque, por eso el entrenador metió mano en el equipo mandando a Vildoza y Romero, pero el “Xeneize” desde la línea de tres seguía castigando, manteniendo al cabo de los primeros diez minutos la renta en ocho puntos, 28-20, ante un Quilmes que nuevamente tenía en Baxley a su hombre más productivo con 10 puntos.

El “Tricolor” con un parcial de 0-4 en el inicio del segundo parcial, gracias a una buena defensa, pudo achicar la brecha a cuatro puntos, sin embargo, tras el doble convertido por Vildoza, se “secó” y el dueño de casa sin mucho más brillo estiró nuevamente la diferencia a siete puntos, 31-24. Pero el joven base del “cervecero” comenzó a complicar tanto a Sosa como a Treise, siendo bien acompañado por Baxley, para meter un parcial de 4-11 y así igualar las acciones en 35 puntos por bando, sacándole dos faltas antideportivas a su oponente que le proponía un juego físico casi al límite del reglamento. En los minutos finales el “cervecero” se mantuvo firme en defensa y gracias a un triple de Ivory Clark se fue al descanso largo arriba por tres puntos, 39-42.

En los minutos iniciales del complemento los dirigidos por Ramella, mantuvieron la performance del cierre del capítulo anterior y en un “festival” ofensivo le propinó un parcial de 4-12, para sacar una ventaja de 10 puntos, 44-54, cuando promediaba el parcial, generando que sea el entrenador del conjunto local quien pare las acciones para tratar de “enfriar” a su rival. Al regreso del juego las imprecisiones dijeron presente, haciendo que el encuentro sea poco vistoso, en esa dinámica los de la Ribera, que ajustaron la defensa y tuvieron a un Isaac Sosa intratable con ocho puntos consecutivos, para poder achicar la diferencia a tres puntos, 57-60, de cara al último cuarto.

Un triple de Maciel y otro de Clark, más un libre del ala pivot americano, le permitieron al “cervecero” recuperar la ventaja de diez puntos, 57-67, en el nacimiento del capítulo decisivo, ante un Boca que no podía hacer pie en ataque y que encima se empezaba a complicar con las faltas, sobre todo su goleador, el boricua ex Peñarol que acumulaba cuatro personales, generando una vez más que Ronaldo Córdoba pidiera minuto, cuando su equipo caía por 14 puntos, 57-71. Como sucedió en el cuarto anterior, al regreso de las acciones el Xeneise aprovecho una serie de equivocaciones de los marplatenses, metiéndole un parcial de 7-0, acortando la diferencia justamente a siete unidades, 64-71, obligando esta vez a Ramella a parar el juego ante la embestida del dueño de casa. Tras ese tiempo muerto, quien cortó la sequía del “tricolor” fue Maximiliano Maciel con cuatro puntos consecutivos para recuperar la ventaja de once puntos, 64-75, cuando restaban poco más de dos minutos por jugar.

El cierre del juego mostró a un Quilmes muy inteligente, que supo defender el último envión del “Xeneize”, para quedarse con un valiosísimo triunfo por diez puntos, 71-81.

Infoliga

Los comentarios están cerrados.