Carta de Lectores

Que vuelva el tren a Mar del Plata

546f70800b596_515x343Desde la destrucción del sistema ferroviario durante el menemismo, el Socialismo Auténtico en todos los frentes en que
participó, alzó las banderas para la recuperación del sistema irreemplazable y estratégico en la logística económica del País.

A esta altura, hablar de las virtudes comparativas entre sistemas de transporte de pasajeros y carga del tren con los camiones y buces son más que obvias; el tren puede cargar hasta 7.200 toneladas de mercadería, contra las 30 toneladas que puede cargar un camión.

El tren  es más eficiente que el transporte automotor por su capacidad de carga, un tren operativo de 1200 toneladas equivale a 50 camiones; con un litro de gasoil, el tren puede trasladar una tonelada de carga por 147 kilómetros; por litro y tonelada, un camión recorre 37 kilómetros; esta diferencia se traslada a los fletes.

Desde el punto de vista ambiental un camión o bus produce 4.7 toneladas de CO2 (monóxido de carbono) al año, mientras que el tren produce 1.86 toneladas de CO2 al año. Por donde se lo mire el tren es más eficiente, seguro y económico que el transporte por ruta.

La historia de Mar del Plata está profundamente marcada por el ferrocarril porque fue parte fundamental en su desarrollo, Mar del Plata creció a partir de que el Gobernador Dardo Rocha en el año 1886 inaugurara el ramal Mar de Plata, dando comienzo a la ciudad moderna.

El tren favoreció el traslado del turismo, la producción y nos convirtió en una de las principales ciudades del país. Con la destrucción del sistema ferroviario en los ´90, perjudicando las economías regionales y dejando pueblos fantasmas, el ramal Buenos Aires – Mar del Plata, a pesar de ser en términos neo liberales rentable económicamente, fue víctima de un constante deterioro y abandonado de toda inversión y fue así como el servicio Bs. As –Mar del Plata, que en la década del ´60 hacía el tramo en 4,30, a finales del 2014 ese mismo tramo lo hacía en 9 , asfaltando el negocio del flete de mercaderías y transporte de pasajeros del sistema automotor y a las concesionarias de peajes.

Luego de la Tragedia de Once, el gobierno kirchnerista ensaya, en el final de su gestión, una improvisada respuesta importando de China trenes 0Km, dejando atrás la idea del Tren Bala y cargando con el fracaso del Talgo, a mediados de 2015 se inaugura la flamante formación oriental con Presidenta, Gobernador, ministros, intendentes y demás fuerzas vivas, festejando la inauguración que traería tres servicios semanales a la flamante Estación Ferroautomotora de Mar del Plata que está concebida para administrar 11 formaciones diarias. Se vio también cambios de vías y durmientes lo que hacía pensar que el ramal que nos unía a la capital del país, iba sobre rieles.

Muy lejos de la solución, en agosto de 2015, producto de la inundaciones que provocan el derrumbe del Puente sobre el Salado, se interrumpe el servicio que debiera haber comenzado en diciembre del año pasado, pero que hasta la fecha no ha comenzado y lo que es peor aún con una indiferencia inexplicable por parte de la dirigencia política y empresarial de la ciudad.

Desde el aplazamiento del inicio del servicio, en diciembre de 2015, por parte del Ministerio de  Infraestructura, Servicios Públicos y Transporte de la Provincia de Bs. As. hasta ahora no hay respuestas ni de la Provincia, ni del nuevo Director asumido en febrero de este año en Ferrobaires Lic. Fernando Dotti.

Hasta ahora la única información oficial sobre el ramal Bs. As. – Mar del Plata, es un lacónico cartel rojo que dice “Suspendido
temporalmente” en la página de Ferrobaires. Es necesario que tanto el intendente, Concejales, Legisladores provinciales y nacionales exijan una explicación a la Gobernadora y al nuevo Director de Ferrobaires; cuáles son las razones por las que el servicio sigue interrumpido y cuáles son las medidas para reactivarlo.

La crisis de nuestra ciudad claramente es estructural, con el Puerto parado y déficit  energético, se le suma la falta de un servicio de trenes, que profundiza la postergación económica de la ciudad.

Ha llegado la hora de tomar a la política en serio porque demanda soluciones concretas y una de ellas es sin duda el objetivo de que vuelva el tren a Mar del Plata.

Pablo Aceto
Partido Socialista Auténtico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*