Ciudad, Información General

Proponen crear una escuela municipal de skate

blank

La edil de Unidad Ciudadana, Marina Santoro, elevó un proyecto de ordenanza por el cual propone crear una Escuela Municipal de Skate, la cual en una primera etapa se desarrollaría  en las instalaciones de los polideportivos municipales del Partido de General Pueyrredón. Como segunda etapa el Departamento Ejecutivo conveniaría con las distintas entidades vecinales que cuenten con la infraestructura correspondiente para el desarrollo de la Escuela  Municipal de Skate .

La iniciativa de la concejal Santoro apunta como objetivos a: Fomentar la práctica deportiva Skateboarding en nuestra región. Garantizar la igualdad de oportunidades para todos/as las/os jovenes del Partido de General Pueyrredón al acceso de la práctica skateboarding de forma gratuita. Desarrollar un espacio deportivo de jóvenes de todas las edades que fortalezca los valores de la solidaridad, humildad y respeto hacia el otro/a. Revalorizar  los espacios públicos con el desarrollo de dicho deporte. Fortalecer políticas deportivas para el desarrollo de nuestra comunidad.

La edil de Unidad Ciudadana en los fundamentos del proyecto sostuvo que “ es necesario una Escuela Municipal de Skate para los/las jovenes que comienzan en los distintos barrios  de nuestra ciudad; por falta de recurso los sectores más vulnerables de nuestra sociedad se le dificultan llegar a los centros recreativos de skate, encontrándose estos, en general, en lugares céntricos de la ciudad; de modo tal que es imperioso el desarrollo de políticas activas  en pos de acompañar y promocionar el desarrollo y crecimiento de la disciplina en el Partido de General Pueyrredon”.

Informe: Roberto Latino Rodríguez

4 Comentarios

  1. Precisamos programadores, carpinteros, tornería, jardineros etc y a esta imbécil se le ocurre una escuela de skate?

  2. Porque nonhacen una escuela pero para estudiar.

  3. Demagogia!!! Sucia la política no?

  4. Ya tuvimos una escuela itinerante de murgas que recorría todos los barrios. Los profesores cobraban como un director de escuela y sus viáticos eran alevosos. Esa «escuela» fue una carga inservible para la comuna y respondía a una inspiración kirchnerista.
    «Ícono de la cultura», decían los bobos K y los progres. Vino Arroyo y limpió tal despropósito, lo que le valió ser desacreditado como «enemigo de la cultura». El elenco docente de la murguería fue el primer grupo de ñoquis del cual la Municipalidad se libró.
    Y ahora los mismos proponen escuelas de skate. No aprenden más.