Ciudad

Pronóstico desalentador para la temporada alta

Miles-Playa-Grande-FABIAN-GASTIARENA_CLAIMA20130330_0129_29Nuevamente se repite el círculo en el cual los destinos de playas brasileñas y caribeñas, se vuelven más atractivos para los argentinos y complica la temporada estival de las playas en la costa atlántica. La devaluación del Real en Brasil (la mayor en los últimos 12 años) y el tipo de cambio atado al cepo, que financia al turismo, son golpes muy duros a la competitividad de los servicios turísticos por excelencia de la temporada estival.

Aquella muletilla política que todo lo ordena “Cuando a la Argentina le va bien a Mar del Plata también le va bien”, choca con la realidad que se manifiesta en los operadores y agencias turísticas locales que han comenzado a cerrar operaciones por adelantado y con un crecimiento del 50 % en relación al año anterior. Todo por el efecto de la política cambiaria.

El tema es tratado bajo el título “Los turistas anticipan la compra de viajes” en la nota que firma de Alfredo Sainz y sostiene que “Buscan aprovechar el atraso cambiario y adelantarse a una probable devaluación”

“Toda persona tiene derecho a viajar a Río, Madrid, Roma, Berlín, Salta, Nueva York, Pekín, Cuba, Oslo, Tokio y Moscú. ¿Adónde quieres irte tú?”

El llamativo eslogan con el que una agencia de viajes publicita sus destinos en televisión es una muestra del buen momento que viven los operadores turísticos locales, en un mercado en el que conviven un dólar oficial estable y las compras en cuotas sin interés con un real que sufrió una fuerte depreciación en Brasil y la amenaza de una probable devaluación del peso después de diciembre. Así, muchos clientes buscan anticipar las compras de sus vacaciones por temor a lo que pueda pasar después de las elecciones.

En el sector dicen que si bien aún no empezó la temporada alta de compras de pasajes y paquetes turísticos para el próximo verano, el ritmo de consultas y pedidos de cotizaciones para viajar al exterior subió más de 50% respecto del año pasado. El mayor aliciente son los precios competitivos que ofrecen destinos muy buscados por los argentinos, como Buzios ($ 8500 por un paquete de una semana, con tickets aéreos incluidos) o Punta Cana (un poco más de 20.000).

La oportunidad que significa viajar al exterior también se siente a la hora de comparar los precios de los pasajes. Hoy por menos de $ 11.000 se consiguen tickets para volar a Miami, Nueva York o Madrid. Y a estos precios se suma el negocio financiero que implica pagar todo en 12 o 18 cuotas sin interés, cuando la inflación supera ampliamente el 20% anual.

“Sin dudas tenemos mejores perspectivas que el año pasado. Estamos más cerca de superar las ventas logradas en el primer semestre de 2013, que fue un año muy bueno para Despegar.com. La demanda de pasajes se benefició con la estabilidad del dólar oficial. Esto permite a los que viajan formar sus expectativas y planear con más tranquilidad su viaje”, sostiene Paula Cristi, gerente comercial de Despegar.com, la agencia de viajes número uno del país. “Al día de hoy, cuando falta un mes y medio para que se disparen las ventas de verano, la demanda viene muy bien. Al exterior las ventas empezaron firmes ya desde enero. Repuntaron todos los destinos, pero Europa en particular porque destinos de Estados Unidos y Brasil siempre se mantienen activos y creciendo fuerte”, agrega Cristi.

“En nuestro caso -asegura Mario Cingolani, gerente de Marketing de Almundo.com-, la empresa viene creciendo a un ritmo superior al 100% cada año, y este crecimiento lo atribuimos a la apuesta en el servicio que tiene la empresa y a la oferta diferencial a nivel producto y financiación”, aunque en la agencia controlada por el grupo español Iberostar también reconocen que “viajar al exterior se volvió más competitivo, especialmente a los destinos que devaluaron su moneda, como Brasil o Europa”.

En Hoteles.com -un portal especializado en la compra de alojamientos en todo el mundo- también dan cuenta del interés en alza de los turistas argentinos por viajar al exterior.

“Para el período diciembre/enero tuvimos un crecimiento superior al 50% en las búsquedas de hoteles internacionales. Y si bien no todas las búsquedas se terminan concretando, igual sigue siendo una suba muy importante”, advirtió Carolina Piber, gerente general para América latina de Hoteles.com.

En el sector destacan que el recargo del 35% que impuso el Gobierno para las compras en el exterior (que luego se puede descontar de Ganancias) no representa una barrera para el desarrollo de su negocio.

“Estamos viendo un crecimiento en la demanda para viajar al exterior porque existe un incentivo para hacerlo, como producto de la situación cambiaria y las cuotas sin interés que se pactan en pesos y al tipo de cambio actual. El 35% dejó de ser una traba porque en la mayoría de los casos la gente que viaja al exterior tiene manera de recuperarlo, y el año pasado ya comprobó que el mecanismo de devolución funciona”, explicó Mario Ijelman, secretario de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (Aviabue) y director general de la agencia Travel Mark.

Efecto real

Si bien el atraso cambiario repercutió favorablemente en la demanda de casi todos los destinos internacionales, en el caso puntual de Brasil el efecto se vio potenciado por la devaluación del real, que en el último año acumula un retroceso superior al 35% frente al dólar y nada indica que vaya a tener una recuperación de acá a fin de año. La consecuencia es que crece el poder adquisitivo del argentino en ese mercado.

“Para Brasil, en los últimos meses también empezó a jugar el factor de la devaluación del real, que generó más interés de los argentinos por viajar a Florianópolis o Buzios, pero como contrapartida hay que ver qué puede pasar con los brasileños que vienen de vacaciones a la Argentina. No hay que perder de vista que Brasil sigue siendo el principal abastecedor de turistas a la Argentina”, explicaron en Hoteles.com.

El efecto de la devaluación de la moneda no se limita a Brasil, también se siente en otros destinos en alza para los turistas argentinos como México -en un año el mexicano perdió más de 20% frente al dólar- y Colombia, donde el peso colombiano acumula una baja superior al 35%.

Fuente: La Nación

 

Un comentario

  1. no solo el factor del U$S tambien los precios de restaurantes y la negativa a la tarjeta de credito o debito,y lo mas triste la contaminacion del agua se nota sobre todo cuando uno mira desde un punto mas alto que el del nivel del mar,ya hubo denuncias por estudios hechos por gente idonea,es lastimoso ver semejante desidia de las autoridades municipales,el tema no es recaudar es brindar seguridad por la contaminacion marina,y controlar el abuso del comercio en general de esa bella ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*