Política

Preferencias, tendencias y caprichos en la adjudicación de balnearios

ba68e3569b3d02014fd4b3178a25a897Cuál es el criterio que se aplica en las adjudicaciones de los balnearios. Es un dilema a desentrañar, ya que la metodología del Ente Municipal de Turismo ofrece comparativas, en las que predomina la discrecionalidad de las áreas conducidas políticamente, ergo el oficialismo de turno.

Tal es así que cantidad de unidades de sombra, valor del canon, montos de obra, ubicación de las unidades turísticas fiscales, amortización de millonarias inversiones, plazos de las concesiones, son sometidas a caprichosas interpretaciones, que hasta en algunos casos parece que tienen que ver con la cara del oferente o el padrino que los auspicia.

Y así se incurre hasta en un despojo, en el que nada tienen que ver la calidad del servicio a los turistas, la conservación de los espacios concesionados, el valor económico, y fundamentalmente, el predominio del interés general  sobre el particular, tomando siempre en cuenta como prioridad la protección del contribuyente.

Existen procesos licitatorios “de primera y de segunda”, cómo en las liquidaciones comerciales: impulsan al consumo de artículos que están fuera de temporada, o bien hay que venderlos sí o sí, “por cierre” o razones estacionales. Pero los balnearios no son un shopping.

El titular del EMTUR y los ediles oficialistas exhiben las ventajas de las licitaciones de los complejos La Perla y El Torreón del Monje. Se han publicitado las iniciativas privadas, y la aprobación de los pliegos, creando una onda expansiva de comentarios negativos, por los bajos cánones ofrecidos en ambos casos.

deFoto archivo: balnearios de La Perla. 

Recordemos para poner blanco sobre negro, que se las entregan a privados a cambio de obras, y un alquiler, en el caso del Torreón aproximadamente $ 8.000.000 de obra, con un canon de  $190.000 y de La Perla  $ 30.000.000 con un canon de $ 200.000, ambos anuales, con un plazo de gracia de 2 años,  para el pago de los mismos. El plazo de concesión en ambos casos es de 30 años, con opción a diez más, o sea 40 años en total. Haciendo una cuenta meramente sencilla, nos arroja que en un país con el 30 por ciento de inflación anual,  estos concesionarios comenzarán a abonar dentro de dos años  $ 16.666 pesos por mes de alquiler por esos complejos.

Ahora bien, estos dos procesos licitatorios, bajo la modalidad de iniciativas privadas y aprobados por el HCD, cuya fecha de apertura está prevista el 7 y 8 de octubre del corriente, con una agilidad  que no guarda relación con la burocracia municipal, se asemeja a una liquidación de temporada, o mejor dicho “por cierre”.

En estos dos casos puntuales, existe una clara contradicción con el tratamiento de la oferta presentada por el complejo Waikiki, de cuyo segundo llamado a licitación,  nadie se ha enterado. El EMTUR no ha emitido opinión alguna al respecto de este proceso, que ha cumplido todas las instancias para su adjudicación, y menos aún los ediles oficialistas han publicitado el mismo.

Luego de lo sucedido el 30 de octubre del 2014, en el que el HCD rechazó la oferta podríamos denominar  “de primera” de la firma Mar de Waikiki SA,  a la que luego le adjudicaran Punta Cantera II y III, renunciando a la misma, o “devolviendo” (continuando con el lenguaje comercial), dejando expuesto y a la vista, un escándalo político que generó gritos y  sinsabores al oficialismo por parte de sus funcionarios.

Los oferentes desistieron de las adjudicaciones, con el procaz argumento del desconocimiento de la explotación del negocio, que insólitamente defendía el EMTUR y el doctor Lucas Fiorini desde la presidencia de la Comisión de Turismo del HCD. Es decir un tratamiento desopilante para quienes tienen la responsabilidad de la administración de bienes del Estado.

Con la documentación a la vista, se observa que en la oferta presentada el pasado 2 de julio por Mirador 9 SA para obtener la adjudicación del complejo Waikiki, se ofrece, un canon de $ 430.000, un monto de obra de $ 15.000.000, autorización para el armado de 50 unidades de sombra,  y un plazo de concesión de 15 años más 5 de prórroga.

Una vez más quedó demostrado que no hay una mejor trampa que una licitación pública. Cuando el comitente con discrecionalidad y enrevesados vericuetos burocráticos, continúa con “el destrato y la persecución” denunciadas oportunamente por la empresa Mirador 9 SA. No ha habido en esta licitación, ni publicidad oficial ni aceptación de la oferta ni esperas. Entendiendo que esta sería una licitación “de segunda”, poniendo de manifiesto una vez más cómo operó el oficialismo, por órdenes políticas,  sobre este concesionario, quien enfrentó al verdadero “Caballo del comisario”. Estos abusos de poder, es lo que la gente acaba de repudiar en las urnas, en las últimas elecciones del 9 de agosto.

Fernando Aguerre, cara visible de Mar del Waikiki, fue comparado por el intendente con Astor Piazzolla, en la inauguración de Ala Moana, el 6 de enero de 2014, lo cual fue interpretado como una señal que rompió la igualdad entre los oferentes, que no se iban a respetar las reglas del juego limpio y la transparencia en el proceso licitatorio.

¿Qué es lo que esconden esos pliegos confeccionados como traje a medida de los concesionarios, con  garantías insuficientes para el municipio, con exigencias diferentes en cuanto al patrimonio mínimo que como garantía deben proteger al municipio, con cánones irrisorios y con la hipoteca de cuarenta años  a los marplatenses?

Hay que tener en cuenta que son espacios que explotan entre 250 y 600 unidades de sombra como mínimo. ¿Quién o quiénes  están detrás de estos emprendimientos tan convenientes para privados y tan inconvenientes y riesgosos para los marplatenses?

¿Cómo se explica el apuro que existe para culminar estos dos procesos licitatorios,  mientras el letargo y la burocracia, dejan en evidencia la discriminación y arbitrariedad para con otro oferente?

¿A dónde va el dinero que no se le paga al municipio?

¿A quién o a quiénes favorecen estos procesos tan acelerados y beneficiosos para sus iniciadores, en una gestión que puede cambiar de timón en 21 días?

En el último codo, están devolviendo favores a costa de la pérdida de ingresos genuinos de dos unidades turísticas, que deberían abonar no menos que el triple de monto de canon anual que ofrecen.

Estos y muchos interrogantes más, pueden formularse si se profundiza en el tratamiento específico de cada pliego de bases y condiciones, y del patrimonio de empresas que todavía no han culminado obras comprometidas, y apenas pudieron pujar en el proceso licitatorio de Playa Grande, pero que saben cómo y con quién “arreglar”, en la feria de liquidaciones de las concesiones públicas, son conductas muy propias de un final de ciclo, cuando el crédito de la ciudadanía ya aparece en rojo.

3 Comentarios

  1. Muy interesante el artículo , aunque mucho mas lo hubiera sido si tan solo una vez hubiese sido mencionado el llamado “espacio público de playas” el cual resulta , a todas vistas , cada vez mas insuficiente , particularmente en la zona comprendida entre las playas Popular y Las Toscas , siendo en ocasiones en ésta última sobre todo de unos metros apenas y aquellos quienes gozamos del mismo derecho a vacacionar no pudiendo sostener por los altos costos el alquiler de una carpa y/o sombrilla nos vemos obligados a apiñarnos como sardinas enlatadas . Lamentable ; ya es hora que los funcionarios dejen de pensar en sus bolsillos y se ocupen , como deben hacerlo , por cierto ya que es su obligación , del pueblo trabajador que con enorme esfuerzo se llega a la ciudad por unos días .
    Considero que , al menos , la extensión “a lo ancho” de los mencionados emprendimientos privados debería ser regulada de modo tal que estos retrotraigan su magnitud a un 50% .

  2. que paso con la denuncia de la contaminacion por los desechos cluacales en las payas marplatenses ?se investigo,se tomaron medidas o sera peligroso veranear y entrar en agua en las vacaciones ?

  3. Este intendente ha hecho en todo lo mismo. Y si la memoria no me falla que paso en ambos casos, no tienen sanciones, que paso con Impari, cuando hubo que sacarlo con la cana, y este no estaba ahi? y los otros terminaron Varese? Y el de La Perla y de Varese no gano tambien en Playa Grande? Seria interesante que alguien lo aclare, no? Y por que permiten esto? Donde esta la oposicion? Porque si no dicen nada consienten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*