Ciudad

Potes sobre la situación del HIGA: «Me dediqué a tapar agujeros, estoy desesperanzada»

645_X_363El hospital Interzonal desde hace décadas no está a la altura de las circunstancias así como la mayoría de los nosocomios públicos bonaerenses. La inoperancia y desidia del ex gobernador y candidato a Presidente Daniel Scioli, quien dejó a la provincia de  Buenos Aires en coma y con respirador artificial, complican aún más la tarea de los facultativos que se desempeñan en los establecimientos de salud en general.

Una de las damnificadas es Andrea Potes, jefa del Servicio de Emergencias y Trauma del HIGA, quien en febrero pasado a través de la red social Facebook le escribió una carta a la actual gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, pidiendo ayuda ya que la situación en el centro asistencial es por momentos imposible de sobrellevar debido a la cantidad de inconveniente que deben sortear los médicos, inclusive la agresión constante que deben soportar los mismos por parte de familiares y pacientes.

Leer: Denunciaron a la directora del HIGA por “amenazar a la jefa de guardia”

Leer: Dominan los violentos: debido a las amenazas recibidas, la jefa de guardia del HIGA pidió licencia

Una vez más empleando la ayuda de la red social Facebook, Potes cansada que la situación dentro del hospital empeore con el paso de las horas, sentenció que “es momento de decisiones. Lo intenté, luché, peleé, remé contra la corriente, nada funciona.  Hoy decido decir BASTA”.

Acto seguido, la facultativa señaló que “me duele mucho, pero los últimos cuatro días (entre otros tantos) me dediqué a tapar agujeros y estoy agotada, cansada, y lo que es peor, desesperanzada” y agregó “hoy digo basta a ser la tapa agujeros y no la jefa del servicio. Basta a vivir en la Guardia. Basta de hacer lo que no me corresponde. Basta de lastimarme por querer sacar adelante mi querido Servicio de Emergencias y Trauma sola”.

Leer: “El HIGA es un desastre y ahora que cerró el EMHSA los pacientes viven en los pasillos”

Leer: “La violencia es un tema constante en la guardia y en todo el nosocomio”

En tal sentido, recalcó que “señores directores, la Guardia sostiene el hospital y ustedes no lo entienden, nos dejaron solos, a la deriva, nos ignoran, en este momento les digo: me cansé”.

Potes, finalizó su comunicado asegurando que “de ustedes dependerá lo que pase, pero decidí que no voy a permitir que mi querida Guardia siga siendo el último orejón del tarro”.

Debido a la insistencia mediática y después de solicitarla por dos meses, los directores decidieron recibir a Potes este viernes para encontrar una solución a un problema que con el paso de las horas se agrava aún más y que por el momento parecería no tener solución.

Los comentarios están cerrados.