Política

Por las elecciones, el gasto provincial se aceleró y ahora esperan un déficit fiscal de $ 25.000 millones

cc131115e002i16.jpg_2134360654El gasto se aceleró por las elecciones y deterioró las finanzas provinciales que presentaron una caída interanual de 86% del superávit financiero entre enero y septiembre y ahora se espera que el déficit fiscal a fin de año supere los $ 25.000 millones.

El resultado financiero sumó apenas $ 2149 millones en los primeros nueve meses del año, cerca de $ 13.330 millones menos que en el mismo período de 2014, de acuerdo a los cálculos de la consultora de Economía & Regiones en base a datos oficiales. Sin embargo, estiman que el resultado positivo se convertiría en negativo en los últimos meses del año.

“El cierre de año suele presentar complejidades en términos de financiamiento, ya que el pago de la segunda mitad del aguinaldo y el vencimiento de una porción significativa de los certificados de obras públicas dotan de una fuerte estacionalidad a las erogaciones públicas”, explicaron en la consultora.

En este sentido, algunas provincias como Mendoza ya están experimentando problemas para pagar salarios y se estima que Buenos Aires deberá recurrir a la ayuda de la Nación para poder hacer frente al medio aguinaldo y las erogaciones de fin de año.

Así en Economía & Regiones calculan que el déficit financiero consolidado provincial se incrementará un 344% este año pasando de $ 5650 millones a casi $ 25.100 millones, en tanto que el resultado primario volvería a ser deficitario.

“Con amortizaciones de deuda estimadas en $ 24.200 millones, las necesidades financieras ascenderían a $ 49.400 millones, con un alza interanual de 87% e implicando un crecimiento de $ 23.000 millones en el desbalance fiscal provincial”, remarcaron.

En los primeros nueve meses del año el gasto que desde 2012 venía creciendo por debajo de los ingresos aumentó el ritmo de alza y se expandió 37,9%, 4 puntos porcentuales por arriba de los recursos y 1,5 puntos por encima de la tasa acumulada a septiembre de 2014.

En este sentido, el análisis de la consultora dio cuenta que el sector público provincial presentó ingresos por $ 630.913 millones y gastos primarios por  $ 620.630 millones, con un resultado fiscal que logró mantenerse en niveles positivos a nivel primario aunque cayendo casi un 60% respecto al nivel alcanzado en 2014.

“Se destaca la caída en el crecimiento de la recaudación provincial, explicado por la menor nominalidad de la economía y la ausencia de reformas tributarias de significatividad. Otras partidas que redujeron su ritmo de expansión fueron las regalías, afectadas por la menor tasa de devaluación y la caída del precio interno del crudo, y el Fondo Federal Solidario, explicaron desde la consultora Economía & Regiones.

En contraposición a esto, las transferencias por coparticipación lograron mantener su crecimiento en niveles elevados con un alza interanual de 36,3%, amortiguando el menor dinamismo de otras fuentes de recursos.

Cronista

Los comentarios están cerrados.