Carta de Lectores

«Poco pan y mucho circo»

gfgfffhgfhgfLa frase se origina en Roma en la Satira X del poeta romano Juvenal (circa 100 A. D.). En su contexto, la frase en Latín panis et circenses («pan y juegos del circo») es dada como la última atención del pueblo romano, quien había olvidado su derecho de involucrarse en la política. Juvenal muestra su desprecio por la decadencia de sus contemporáneos romanos y culmina diciendo “es el instrumento más efectivo para que quienes lo usan y promueven se perpetúen en el poder”.

Gardel se quedó corto, cuando cantaba, con letra de Le Pera:

Volver,

con la frente marchita,

las nieves del tiempo

platearon mi sien…

Sentir… que es un soplo la vida,

que veinte años no es nada,

que febril la mirada

errante en la sombras

te busca y te nombra.

Vivir,

con el alma aferrada

a un dulce recuerdo,

que lloro otra vez.

Se ve que 2000 años no es nada en eso de utilizar el poder para generar más poder y perpetuarse con la complicidad de amanuenses que se dejan usar engordando sus arcas y lo que es aún más ruin, disfrazados de “benefactores”.

LA HISTORIA JAMAS CONTADA.

Este escriba, parodiando a Gardel, luego de ver (en el hoy llamado Paseo Hermitage que siempre fue el Playón Las Toscas, estacionamiento de la Playa Bristol, pegado a la Pileta Cubierta), el armado con próxima inauguración de un “Parque de Diversiones” con mucho de “circo”, con el objetivo de “Divertir sanamente a los niños y adultos que nos visiten” y objetivos económicos que no se mencionan. Por eso, voy con Gardel.

VOLVER

Transcurrían los años de la epidemia de poliomielitis en todo el país y en Mar del Plata había nacido CERENIL con el objeto de tratar de rehabilitar a los miles de niños enfermos, asistir a sus familias e intentar, con la incipiente vacuna, detener o morigerar la epidemia. Roberto Nogaro, hotelero (el parangón parece un chiste) era el Presidente de la Asociación civil sin fines de lucro y yo, además de su empleado de confianza, me ocupaba, con mi profesión, de generar actos y hechos que pudieran producir ingresos económicos.

Y así nació la idea de armar, justo ahí, pero arriba, en el “paseo alto de la pileta” logar de este comentario, un parque de juegos infantiles, atendidos por los padres de los chicos de Cerenil, y con premios en los jueguitos de tiro al blanco con flechas, mini golf, autitos, calesitas y todo eso.

Una marca de gaseosas donaba todo lo que se vendía, Demetrio Eliades, el creador de Havanna, los alfajores, la carpintería de Tiribelli los stand, las imprentas los boletos y los volantes, Los Gallegos pemios. Hasta que un día de fines de Noviembre, el dueño del entonces ItalPark ofreció regalar una calesita y una “vuelta al mundo” infantil, cuya rueda “gigante” media tres metros.

En pleno armado, aparece un funcionario de la Provincia de Buenos Aires, con un “Decreto” donde se prohibía tal “parque infantil” ya que tal cosa no armonizaba con la calidad ambiental del sitio como un valioso patrimonio provincial que había que proteger. Y que, además, algunos de esos juegos producen ruidos y músicas que atentan contra el descanso de los señores pasajeros del Hotel de la Provincia y otros de las Inmediaciones….”

SENTIR

Nogaro y Cerenil todo sintieron que“ es un soplo la vida y la poliomielitis herrante en las sombras te busca” Aunque Nogaro me dijo “vos seguí armando… yo me ocupo.

Pero al día siguiente apareció la Policía Provincial, intentando llevarme a mí como “organizador” y a los padres como “cómplices” Fue cuando Nogaro decidió levantar todo.

VIVIR

Y yo, con el alma aferrada a un amargo recuerdo lo lloro otra vez. PERO Roberto Nogaro era un dirigente en serio, y Rufino Inda un político intachable. EN MENOS DE UNA SEMANA, Nogaro me llama y me dice: ”Rufino que es el Presidente del ACA nos presta y nos da todo el apoyo para que armemos el parque en la ESCOLLERA NORTE donde el ACA tiene un estacionamiento. Empezá a armar desde ahí, que yo consigo de la Marina nos preste lugar.

Y así nació Cerenilandia lo mismo, pero más grande, con más juegos, y hasta un tranvía que de día servía como teatro de títeres y de noche era una marisquería, con una idea genial de Nogaro;

“Poné un cartel que diga “Hoy cocina Chichilo, al otro día cocinara El Viejo Pop, al otro Landeyra y así. Cada restorante hacia su “plato insignia” lo servía precio muy reducido, usaba los Mariscos que son gratis, que habían conseguido los miembros de la Directiva de Cerenil, y así.

Una noche, hasta cocinó Nogaro, no solo con el nombre, no. El, vestido de cocinero, haciendo su plato favorito” Miniatura de Filet de lenguado soufflé con puré duquesa”

y la platita, toda, iba para «Cerenil». 

“LAS NIEVES DEL TIEMPO PLATEARON MI SIEN

Pero jamás olvidaré que Cerenilandia duro dos temporadas. Pero….el viento y el frío en las noches en la escollera no eran aptas, precisamente, “para niños” y, como se sabe, si hay sol, los padres prefieren llevar sus hijos a la playa que a un espectáculo o un parque de diversiones.

Y la tercera temporada fue la vencida. No se volvió a abrir. Pero nació la rifa de Cerenil, con tres autos tres de primer premio, que fue un exitazo, económico y promocional.

Hoy, con el “alma marchita “volví a ver el nuevo y pimpante “Parque“cuyos resultados no servirán para detener la Polio, ni el Cáncer, ni la droga, ni siquiera un resfrió.

Sera para que algunos metan la plata en sus bolsillos y con esa plata paguen lo que le deben a la provincia otros usen su poder para que, la misma provincia ya no crea que “los ruidos” molestan a los pasajeros del Hotel (ese y el otro) y que la imagen arquitectónica de un monumento patrimonial se enriquecerá, ahora, con un remedo de Disneylandia, del brazo amoroso con un remedo de “La Salada”.

SABER NO CUESTA NADA

Hace dos meses, de casualidad, conocí a un señor, padre de un amigo de un nieto, bonaerense el, que, procedente de Buenos Aires, vino a busca a su hijo y compartimos un asadito en mi casa.

El caballero, de muy buen pasar, me pregunto “Como usted que anda en eso del turismo ¿Qué le parece la posibilidad de montar un “remedo” de “la Salada” en la Bristol?

¿Otro Ferimar? Pregunte.

Si…pero el lugar nada que ver…”

Y Ahí me entere que el caballero es fabricante de artículos truchos de marcas internacionales que tiene dos grandes “puestos” en La Salada y que sus productos son iguales a los de la marca que copia.

LE DI MI OPINION, PERO IGUAL ME OBSEQUIO UNO DE SUS PRODUCTOS, QUE, CASUALMENTYE, LLEVO PUESTO EN ESTE MISMISIMO MOMENTO.

Y hay que ser muy experto para saber que son truchos. Y que ellos venden un trescientos por ciento más baratos que los originales. Y para más datos, me dijo que un cliente de él, explota hace dos años un localcito en la Galería que une el Hotel

HERMITAGE con la que era la “pasarela de la Bristol”

PARA EL CHAN CHAN FINAL

El filósofo y escritor español Jorge Santayana (1863-1952) en el primero de los cinco volúmenes de su obra La vida de la razón escribió la famosa frase: aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo.

Pero ningún funcionario Provincial o Municipal se animara a repetir aquel decreto que decía algo así como “Un Parque de diversiones es una insolencia en ese lugar.”

”Menos si el que debiera firmarlo, con sus “amigos” como socios cómplices, es •el dueño del circo”.


Quelevachache

Por Lucho Martínez Tecco

Los comentarios están cerrados.