Básquet, Deportes

Peñarol se acordó de ganar y espera por Quilmes

ju8nin1El Milrayitas, campeón defensor, recuperó este jueves por la noche la memoria y superó ajustadamente a Argentino de Junín por 84-83, en un partido emotivo que se disputó en el Fortín de las Morochas. El base uruguayo Martín Osimani anotó 14 puntos, capturó 2 rebotes y repartió 3 asistencias.

En cambio, el “Turco” sumó su quinta derrota consecutiva al hilo y quedó sujeto a una caída de Quilmes (25-26) y a una posterior victoria sobre Ciclista en el clásico para quedar cuarto en la división Sur.

La gran figura de la noche estuvo del lado marplatense en la investidura del base Martí¬n Osimani, quien aportó 14 puntos y 3 asistencias. Al base uruguayo lo acompañó muy bien Alejandro Diez. (11). Mientras tanto, en el conjunto derrotado se destacaron Fernando Funes, con 27 unidades y 5 rebotes. Además, el extranjero Daniel Stewart tuvo un doble-doble con 16 tantos y 14 recobres.

En el dueño de casa no vio minutos Franco Balbi, quien se resintió de una molestia en el tobillo izquierdo que arrastra desde hace dos semanas.

El arranque del encuentro mostró una buena versión de los marplatenses, que reposaron en la habilidad de Franco Giorgetti (8 puntos, 3 rebotes, 1 tapa y 1 robo) y en la efectividad desde el perí¬metro de Leonardo Gutiérrez (6 puntos con 2/3 intentos) pero que asimismo consiguieron que todo su quinteto inicial anote. Además, en defensa, Martí¬n Leiva superó constantemente a Eugene Teague para que los suyos se lleven el primer cuarto por 24-17.

La historia cambió en el amanecer del segundo capí¬tulo porque Funes siguió dañando en cada intervención que tuvo, a tal punto que llegó a sumar 12 de los 26 puntos de su equipo, cuando se colocó a tan sólo uno, restando 7m. 42seg.

Aunque el visitante volvió a encontrar la receta de los triples que no habían entrado en ese momento. Nuevamente el pase extra se convirtió en el principal bastión ofensivo frente a un desdibujado Argentino que solamente contó con algunos restos de su escolta cordobés.

Para colmo, en el tiempo que Funes descansó, nadie se hizo cargo del ataque, aparecieron las pérdidas y Peñarol hizo de las suyas para irse al descanso arriba por 10 (46-36).

El ‘Turco’ pasó de ver cómo se le iba la esperanza cuando se encontró 17 abajo (39-56) a resucitar completamente, tras un gran cierre de la mano de Cristian Schoppler (5).

Es que el balance para el elenco conducido por Ariel Rearte terminó siendo altamente positivo en un contexto y un panorama que negro sin dar con una buena versión.

Enfrente, las bombas desde 6,75 metros de extensión fueron una herramienta para darle aire pero finalizó adelante solamente por seis: 66-60.

Todo pintaba sencillo para el ‘Milrayitas’ cuando había sacado 10 de luz y manejaba las acciones del juego. Pero entre Daniel Stewart y Eugene Teague limaron esa desventaja hasta darle la chance final de ganarlo porque poco a poco, la defensa se ajustó y desde la línea mostró una gran efectividad.

Sin embargo, con esfuerzo se puso a uno (84-83) y la bola cayó en manos de Funes, la figura de la noche en el local, que intentó penetrar con algo de mala fortuna porque se le resbaló el balón de las manos y Boccia se hizo de ella para que la alegría se marche por completo a Mar del Plata.

Claro, Quilmes también festejó porque de conseguir ganarle el clásico a los de Fernando Rivero será el cuarto de la Conferencia. Mientras tanto, Argentino depende de ese resultado y de obtener una victoria en el derby con Ciclista Juninense, que viene con un mejor presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*