Básquet, Deportes

Peñarol logró el sexto triunfo consecutivo y da pelea en lo más alto

Leo-Sommerville-Gutierrez-triples-LNBcomar_OLEIMA20150121_0227_5Después de conseguir de manera invicta la clasificación para la siguiente ronda de la Liga de las Américas, el campeón volvió al torneo local con un gran triunfo en Mar del Plata ante Regatas por 79-73. Leo Gutiérrez, otra vez figura con 20 puntos.

Cuando arrancó el 2015 Peñarol veía preocupado la seguidilla de partidos que tenía en enero. Ya lleva nueve en el año y parece que el trajín le sienta bien. Con el 79-73 sobre Regatas, son seis victorias al hilo fuera del Polideportivo por el efecto Stravaganza (tres de LNB y tres de Liga de las Américas). Es decir, el campeón agarró ritmo. ¿Quién lo para?

Por la distancia San Pablo-Buenos Aires no había posibilidad de jet lag en los jugadores de Peña. Aunque en el arranque de la noche varios miraron extrañados como Regatas andaba con una velocidad más en el juego. Rápidamente los correntinos se pusieron (11-4) liderados por Paolo Quinteros. Pero enseguida Leo Gutiérrez ratificó lo hecho en la Liga de las Américas y su gran momento metiendo 11 puntos en el primer cuarto (20-19). La principal preocupación defensiva del Milrayitas era que Espinoza ganaba seguido la puerta de atrás porque Giddens no acertaba en los cambios de marca.

Cuando los técnicos apostaron a los relevos, los del “Tulo” Rivero respondieron mejor. Peña se escapó (29-21) en 13m con un bombazo de Massarelli. Y encima creció exponencialmente la producción de Boccia con 12 tantos en el cuarto para que la ventaja rondara en ese margen de puntos.

La diferencia se alargó a (51-36) en 25m. Y Quinteros remó solo, intentó de cualquier manera sostener al Fantasma en el juego y con 10 puntos en el tercer cuarto mantuvo vivo a su equipo. El problema para él y sus compañeros era que Peñarol ya estaba con la mano caliente en todos sus hombres. Nadie quedó en cero en el tablero. Se animó Massarelli y la metió. Tiró Fernández de tres y adentro. Giddens sumó. Y antes Leo ya había castigado con cuatro triples para entrar con 17 puntos de diferencia al último período: (64-47). El equipo de Casalánguida recién pudo bajar la diferencia a un dígito a falta de 2m39 (76-68) con dos libres de Paolo, quien enhebró una racha de 9 puntos para pasar de (76-64) al suspenso final de 76-73 a 30m. Pero no alcanzó y la Peña sigue bien dulce.

Olé

Los comentarios están cerrados.