Básquet, Deportes

Peñarol ganó sin problemas en el inicio de la Liga de Las Américas

F6C9D2345A4B4158BA5D8097B1C99B43Peñarol comenzó con el pie derecho su participación en la Liga de las Américas, donde es el máximo ganador (dos títulos). En Brasil, el Milrayita despachó a Fuerza Reggia de México por 84-72. Por su parte mañana sábado se medirá contra Leones de Nicaragua a priori el rival más débil de la zona A.

Y sí, Peñarol sabe bien de qué se trata la materia de los torneos internacionales. Por algo es el máximo ganador de la Liga de las Américas (2007 y 2009), el torneo que lo desvela y que tiene en la mira. El primer paso por tierras brasileñas fue más que positivo. El conjunto del “Tulo” Rivero se mostró sólido, contundente y con mucho carácter para dominar de principio a fin a Fuerza Regia de México y ganarle por 84-72, una buena diferencia pensando en un posible desempate a la hora de la definición. El sábado será el turno de enfrentar a Leones de Managua (Nicaragua), que en el segundo turno enfrentaba al local San José.

El “Milrayitas” marcó rápidamente el terreno. Muy enfocado, con buena intensidad defensiva y gran reparto de goleo (con buena selección de lanzamientos), los de Mar del Plata picaron 23-10 en 6 minutos, con 4-6 en triples, dos de ellos de Giddens, quien sumó 10 puntos y 4 rebotes en el primer cuarto.

El conjunto mexicano sacó la cabeza y se despertó de la mano de Phelps (16 tantos en el primer tiempo), una pesadilla con su tiro de 4-5 metros con tablero. Además, aprovechó que Peña sufrió con la rotación y quedó ahí (31-29). Sin embargo, la chapa acomodó todo. Se prendió Boccia (8 en el 2º), regresaron Leiva y Gutiérrez, quien clavó dos bombazos, y los del “Tulo” Rivero volvieron a escaparse (49-37).

La jerarquía de Leo, con un nuevo bombazo incluido, le permitió a Peña tocar una diferencia de 13 (57-44 a los 23m). Pero cuando el ala pivote se sentó para descansar, Fuerza Regia se vino, con buenos pasajes de Allred, Stitt y Girón. Claro que Giddens trajo soluciones para mantener la tranquilidad (66-58).

Los mexicanos trataron de empujar, pero “La Peña” no se desesperó y lo cerró sin inconvenientes, con la solidez en la conducción de Konsztadt (11 puntos, con 3-3 cancha y 4-4 libres, más 4 asistencias), los aportes de Giorgetti y Masarrelli desde el banco y, claro, la jerarquía de Leo, quien conoce la materia internacional tanto como su equipo.

Los comentarios están cerrados.