Política

PASO: Arde la Quinta Sección: interna oficialista en el 90 %  del padrón electoral

El dato surge dado que en Chascomús, General Alvarado, General Guido, General Pueyrredón, Monte, Necochea, Tandil y Villa Gesell, son los distritos de la quinta que van a tener varios precandidatos del oficialismo, con el riesgo de quedar -aún sumando los porcentajes de todos los competidores- por debajo de los candidatos peronistas, lo que sería demoledor e irremontable de cara a las generales de octubre. Sólo General Pueyrredon y Tandil reúnen el 75 % de los electores.

Se desprende del análisis de Maxi Pérez en una nota que lleva como título: “Las elecciones, y sobre todo las PASO, encendieron alarmas para el gobierno bonaerense” y publica AGENCIA NOVA.

La reproducción total es la siguiente:

El camino hacia las elecciones de este año, con PASO incluidas, comenzó con el peor de los escenarios posibles para el oficialismo, porque luego del cierre de listas y a pesar de la armonía que “Juntos somos el Cambio” logró exhibir en la mayoría de los distritos, los sondeos indican que si los comicios fuesen hoy, María Eugenia Vidal perdería la gobernación a manos de Axel Kicillof.

Si bien la campaña no comenzó y en el oficialismo tienen preparada munición gruesa contra el ex ministro de Economía de Cristina Kirchner, ya comenzaron los pases de factura y se reavivaron las tensiones entre nación y provincia, por la negativa a desdoblar las elecciones y echar mano del recurso de las “colectoras” con algunos espacios de la oposición.

La mandataria bonaerense sigue teniendo buenos números de forma individual, pero termina empujada hacia atrás cuando comparte la boleta con Mauricio Macri, y además no tienen en frente a Aníbal Fernández, a quien gracias a una furiosa operación de prensa lograron convertir en “la morsa” en la campaña de 2015.

Las estimaciones que manejan en el gobierno, dejan a Vidal a más de 10 puntos de distancia del ganador de la elección, por lo que la hipótesis de corte de boleta a favor de la mandataria debería ser todavía mayor a los 7 puntos que se registraron en las elecciones anteriores, algo muy difícil de repetir en un proceso que estará fuertemente nacionalizado.

Además, los territorios no ayudan demasiado debido al derrame de la crisis en los municipios, la falta de recursos para transferir de forma directa a los intendentes y sobre todo la falta de acuerdo y/o los acuerdos forzados en algunos distritos que también terminan restando apoyo a los candidatos del oficialismo.

Distritos importentes como General Pueyrredón y Bahía Blanca son una verdadera incógnita a pesar de los resultados de 2017, fundamentalmente porque la estrategia nacional del oficialismo dejó heridos dentro de la alianza gobernante a nivel local y además de la atomización de candidatos, podría producirse una “fuga” de dirigentes de segunda línea.

También a diferencia de 2015, en 26 municipios el oficialismo irá internas, lo que según la estrategia oficial debilita las chances de reelección tanto a nivel nacional como provincial dividiendo el voto en el territorio y en muchos casos convirtiendo a los candidatos del peronismo en los más votados.

En ese marco, las primarias se convierten en un verdadero obstáculo para las intenciones reeleccionistas de Vidal, porque la atomización del voto en algunas secciones como la cuarta y la quinta, en dónde hay 14 distritos que van a internas pueden impactar negativamente en la suma final del gobierno.

Chascomús, General Alvarado, General Guido, General Pueyrredón, Monte, Necochea, Tandil y Villa Gesell, son los distritos de la quinta que van a tener varios precandidatos del oficialismo, con el riesgo de quedar -aún sumando los porcentajes de todos los competidores- por debajo de los candidatos peronistas, lo que sería demoledor e irremontable de cara a las generales de octubre.

El Frente de todos también tiene internas en decenas de municipios, pero con la ventaja de que en la mayoría de ellos hay un candidato que sobresale y están dadas las condiciones para que la sumatoria ubique a esa fuerza por encima del oficialismo provincial.

Lavagna se cierra sobre la provincia e insiste con la “tercera vía”

De forma llamativa, sobre el cierre del plazo para que la junta electoral partidaria ratificara o diera de baja las listas presentadas en cada frente, el espacio de Roberto Lavagna informó en primer lugar a qué candidatos había dado de baja, dejando hasta último momento las definiciones sobre quiénes sé competirán en las PASO de agosto.

Con casos extraños como el que se registró en La Plata, dónde desapareció una lista completa y apareció una “misteriosamente”, el cierre definitivo de Consenso Federal no estuvo exento de polémicas, y también dejó un tendal de heridos y de desencantados por la falta de apertura en las candidaturas para las categorías principales.

El malestar del radicalismo se hizo evidente cuando a la fórmula peronista de Lavagna y Juan Manuel Urtubey se le sumó como postulante a la gobernación el diputado nacional Eduardo “Bali” Bucca, también peronista, y sobre todo la irrupción a último momento de Graciela Camaño y Chiche Duhalde, lo que también detonó la relación con Margarita Stolbizer, aliada del economista desde el primer momento, pero ninguneada a la hora del armado de las listas.

Sin embargo en el entorno del ex funcionario insisten con el plan de “tercios” y se muestran esperanzados en que las PASO configuren un escenario favorable si la economía no remonta y expone los límites electorales de Macri.

“Cuando la gente vea que Macri no gana en ningún escenario va a buscar una alternativa y esos somos nosotros”, explicó un operador del lavagnismo platense que confía además es hacer una buena elección en la capital provincial.

En la hipótesis central de ese espacio permanece firme la idea de que si Alberto Fernándezlogra una diferencia cercana o superior a los 10 puntos en las PASO, habrá una migración directa de votos hacia Lavagna que podrían determinar que el oficialismo termine tercero por poco en la primera vuelta, pero sin cerrar la elección en esa instancia.

Parece muy difícil que se configure un escenario como el que describen los operadores de Consenso Federal, pero justamente por cosas como estas es que la políticas es el arte de lo posible. De todas maneras, se evidencia que la fuerza de Lavagna tiene límites bonaerenses o que por lo menos en esta provincia se resolvieron sus grandes batallas intestinas.

Fuente: AgenciaNOVA

Un comentario

  1. Un maleducado y ordinario quien dibujo esto …parece que se burla y ofende a una mujer …sera la envidia de no poder ser ?