Zonal

Para el decano de Económicas, las PASO fueron una “trampa” que afectaron la coyuntura

Alfredo Rébori, decano de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Centro, analizó la actualidad y señaló que las decisiones que se tomaron años atrás también influyen en el presente. Pidió, además, trabajar en un ecosistema de emprendedores para poder brindarle a la ciudad un mayor entorno de producción.

Alfredo Rébori, decano de Ciencias Económicas de la Unicen
El contador Alfredo Rébori, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Centro, dialogó con Tandil Despierta, por ECO TV y la 104.1 Tandil FM, y se refirió a la actualidad del país en materia económica y a cómo se atraviesa la coyuntura actual.

“Nuestro país vive en la coyuntura y en el corto plazo”, señaló inicialmente Rébori y destacó luego que “Argentina debe tener el mismo ingreso per capita que en el año 1968. Esto significa que en 50 años nada cambió y varios indicadores se han empeorado. Con lo cual, lo que se había señalado en alguna medida sobre los emprendedores, va teniendo impacto sobre el mediano y largo plazo. Decisiones que se toman hoy pueden tener repercusión tanto ahora como en algunos años más”.

Para Rébori, “puede haber decisiones que se hayan tomando hace algunos meses que sean fruto de lo que está pasando pero también si uno analiza el escenario, los defaults anteriores y las cesiones de pago tienen consecuencias. Un tenedor de un bono que percibe riesgo respecto del pago se desase rápidamente de los mismos”.

En su análisis, “Argentina es un país con escasez de capital, no es el único en el mundo. Por ejemplo, si queremos explotar toda la riqueza potencia que hay en Vaca Muerta, con todo el petróleo y gas que hay allí, se necesitan inversiones de capital enormes, que no tenemos, porque la capacidad de la economía argentina no alcanza para financiar esa y otras obras importantes. Entonces se toma capital privado externo. Todos los instrumentos de deuda prometen pagos futuros. Se toma capital para producir hoy pero con el criterio de que con eso la economía generará nuevos servicios y nuevos ingresos, podrá pagar ese volumen de deuda. Ojo que nosotros hablamos hoy de los bonos emitidos por el Estado nacional y provincial, pero también tenemos las empresas que también tienen capacidad de financiación. Todo eso termina con que estemos en la misma situación que en los años ´60”.

Trampa electoral

El decano de la Facultad de Ciencias Económicas sostuvo que lo que dicho se trata “de un diagnóstico general con algunos datos y entonces me parece que si uno tiene escasez de capital y lo necesita, cuando uno se plantea no devolverlo -que se puede plantear-, uno puede renegociar con el acreedor y lograr condiciones, pero este horizonte hay que brindárselo al tenedor”.

“Lo que está sucediendo es que ese horizonte desapareció. Hoy un tenedor piensa que la probabilidad de que paguen el bono es baja, solamente lo tendrá en estas condiciones alguien con mucho riesgo”, dijo.

Rébori aseguró además que “el empresario, que es un buscador de oportunidades y alguien que sabe lidiar con la coyuntura, la demanda de sus productos y el financiamiento, claramente lo que hará es proteger su capital y capacidad de reposición del mismo, y por lo tanto es estar tranquilo hasta que haya certidumbre. Eso es lo que también inmoviliza al sector”.

“En el caso particular de esta coyuntura hemos caído en una trampa institucional que es el sistema electoral, es decir, unas elecciones que son para dirimir internas tienen efectos como si fueran las generales. Esto realmente ha producido una trampa innecesaria de mi punto de vista”, señaló.

Emprendedores

El decano de la Facultad de Ciencias Económicas aseguró también que “cuando hablamos de desarrollar, por ejemplo, una ciudad, y buscar que sus niveles de vida crezcan a futuro, hay que salir de la coyuntura”, por lo tanto “una condición necesaria e importante para que una ciudad se desarrolle es la generación de empresarios y emprendedores porque serán los que encontrarán las oportunidades, generar la riqueza e impulsar la producción”.

“Por supuesto que hay condiciones en los emprendedores que tienen que ver con los rasgos de personalidad pero existen otras que tienen que ver con el entorno en el cual se desarrollan y son muy importantes. Debe existir un ecosistema emprendedor para que se genere cierta fertilidad para que se reproduzcan los mismos”, destacó.

Para Rébori es fundamental en este camino “tener capital humano y capital social” para la generación del ecosistema de emprendedores.

Fuente: el Eco

Los comentarios están cerrados.