Ciudad

Organizaciones reclaman protección de la Reserva del Puerto

Esta semana se cumplen dos años de la sanción de la Ley que declara como Provincial a la Reserva del Puerto Mar del Plata. Sin embargo, para Greenpeace, la Fundación Reserva Natural del Puerto y los vecinos de la ciudad, no hay nada que celebrar ya que la Ley aún no se implementa. Por ello, reclaman a los funcionarios bonaerenses que asuman su responsabilidad.

El Coordinador de la Campaña de Greenpeace “Salvá la Reserva del Puerto”, Ignacio Fernández, señaló que “si bien ya pasaron dos años desde la sanción de la Ley, el Gobierno Provincial aún no concreta las acciones necesarias para cumplir con esta norma. Sentimos que los funcionarios responsables de cumplir y hacer cumplir esta ley prefieren mirar para otro lado, y evadir su obligación de asegurar la conservación y el mantenimiento de esta Reserva Natural”.

“Es increíble que el mantenimiento y la limpieza de la reserva aún deba depender de la buena voluntad de los vecinos y voluntarios, cuando en realidad es una obligación legal de las autoridades provinciales”, agregó Fernández.

Por su parte, María José Solis Fieg, miembro de la Fundación Reserva Natural del Puerto, dijo que “llevamos dos años esperando que el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) cumpla con su obligación de dotar a la Reserva con las herramientas y el personal necesario para asegurar su protección. Varias veces prometieron encargarse del tema, pero al final nunca cumplieron con su palabra. Lamentablemente no vemos seriedad y compromiso en los funcionarios a cargo”.

La Reserva Provincial del Puerto Mar del Plata es un ambiente con características únicas en la provincia de Buenos Aires, que funciona como espacio de amortiguación entre zonas industriales, turísticas y residenciales. A pesar de ser una reserva muy pequeña, alberga una elevadísima biodiversidad que incluye más de 170 especies de aves y más de 180 especies vegetales. Además, ofrece una serie de importantes servicios ambientales para la ciudad, tales como refugio de biodiversidad, fijación de dióxido de carbono, producción de oxígeno, purificación de agua, entre otros. Por todo ello, es imperativo que las autoridades provinciales dejen de mirar para otro lado, actúen inmediatamente y hagan cumplir la Ley.

Los comentarios están cerrados.