Automovilismo, Deportes

Omar Gándara, indignado: “¿Es necesario hacer tan extremo el Rally Dakar?”

35383_recEl piloto puntano, radicado en Mar del Plata hace muchos años, estalló de bronca una vez conocida su exclusión de la competencia automovilística más difícil de todas. No llegar en tiempo reglamentario, a la segunda etapa, fue el desencadenante de su salida de la presente edición. “Hicieron unos caminos inhumanos”, enfatizó.

Con mucha bronca, el piloto puntano y marplatense por adopción, Omar Gándara, se refirió a su exclusión de la presente edición del Rally Dakar, que comenzó el pasado domingo en Baradero y actualmente, hoy miércoles, transcurre por la cuarta etapa (Chilecito-Copiapó). Luego de llegar fuera del horario reglamentario a la segunda etapa (Carlos Paz-San Juan), el hombre de la Toyota Hilux se enteró de su desafectación recién al término de la tercera (San Juan-Chilecito). Y estalló.

Hicieron unos caminos inhumanos. No pude seguir más. La segunda etapa fue muy cruel”, relató Gándara en diálogo con Deporte Continental (de lunes a viernes, de 12 a 13, por FM 94.1). “Para colmo, quedé afuera en la segunda etapa y me enteré recién cuando llegué a la tercera”, contextualizó.

Gándara, después de un esfuerzo personal muy importante en cuanto a lo económico para participar, dejó en claro que “nunca en mi vida sufrí tanto como en la etapa entre Carlos Paz y San Juan. Fue tremenda. Por el camino, el calor…no alcanzaba el agua para aguantar semejantes temperaturas”.

Luego de manifestar que “habría que preguntarle al resto de los pilotos qué opinión tienen”, contó que “anoche hablé con otro piloto y no podía creer lo que fue la segunda etapa. Han quedado equipos de primera línea fuera de la competencia” y se preguntó: ¿Es necesario hacer tan extremo el Dakar?”.

Sobre el final de la comunicación, en plena ruta hacia Mar del Plata, Gándara indicó: “Con Fenoglio (navegante) laburamos como negros. Hicimos un esfuerzo muy grande, pero no nos dio para más”.

El Retrato de Hoy

 

Los comentarios están cerrados.