Política

Nuevo secretario de Cultura: qué se ofrece hoy y qué planes hay en “La Feliz”

El escritor Carlos Balmaceda quiere lanzar un plan que, además de la lectura, impulse la escritura. También enriquecer el Festival de Cine y darle un perfil “internacional” a la ciudad.

 

blank
Escritor y periodista, Carlos Balmaceda es el flamante secretario de Cultura de Mar del Plata. / Fabián Gastiarena

Antes de convertirse el pasado 10 de diciembre en secretario de Cultura de Mar del Plata, Carlos Balmaceda se presentaba como escritor, periodista, guionista y dramaturgo. Lo sigue haciendo, porque todo eso forma parte de su biografía pero ahora suma su faceta de funcionario público que este año deberá manejar un presupuesto de 240 millones de pesos. Llegó al cargo a pedido de Guillermo Montenegro, flamante intendente del partido de General Pueyrredón por Cambiemos, y ya había incursionado en la política en los ‘90 cuando fue director del Sistema Municipal de Bibliotecas públicas y, más tarde, en 2007, cuando se candidateó a intendente de la mano de Lilita Carrió y la Coalición Cívica: salió cuarto.

De 66 años y marplatense como Tristán Bauer, su par cultural en la Nación, Balmaceda, que actualmente lee Retrotopía, de Zygmunt Bauman, y Judas, de Amos Oz, publicó los libros Manual del caníbal (2008), La verdad sobre el hijo del diablo (2010) y El evangelio de Evita (2003, adaptada por él mismo a teatro). Con una temporada de verano que ya empezó y una programación planificada por la gestión anterior, La Feliz espera esta temporada cerca de tres millones de visitantes, poco más, poco menos, tal vez beneficiada por la devaluación del 30 por ciento del peso respecto al dólar.

–Mar del Plata tiene el tercer sistema educativo del país, luego de Buenos Aires y Córdoba. Vamos a crear un Plan de Lectura y Escritura, que lanzaremos poco después del inicio de las clases, en marzo. Hace 30 años que trabajo en el tema y queremos sumar a la fascinación de la lectura la emoción de la escritura. También vamos a desarrollar un programa de resignificación en uno de los museos de la ciudad. A Villa Victoria, que era la casa de veraneo de Victoria Ocampo, la vamos a resignificar para desarrollar un pensamiento crítico y reflexivo vinculado con el rol de la mujer en la sociedad a través de diferentes expresiones artísticas, con muestras especiales: la mujer en la literatura, la mujer en la ciencia, la mujer en el periodismo cultural. También vamos a trabajar lo que es el impacto digital en la economía creativa y el arte. Queremos crear una comisión fílmica, por el Festival del Cine, que trabaje con la producción audiovisual. También queremos fortalecer los contactos con organismos públicos provinciales, nacionales e internacionales. Mar del Plata el resto del año es una de las ciudades que tiene mayor actividad propia y también tiene un producto bruto que es muy importante a nivel nacional: es una de la siete ciudades más importantes del país y queremos que esa potencia de la ciudad se traduzca en relaciones fructíferas con organismos de la provincia, nación e internacional.

–¿En qué va a consistir este Plan de Lectura? ¿Cuál es la diferencia con el nacional?

–Nuestro plan va a incluir promoción del libro, la lectura y la escritura. El libro se conjuga con la emoción de contar las propias historias, ese va a ser el sentido. En la etapa infantil y juvenil es donde se desarrollan muchas de estas vocaciones. Queremos poner el libro en el centro de la escena y que la escritura sea un mecanismo de narración de nuestras propias experiencias. También para los adultos que tienen mucho para contar. Nos gustaría tener a autores que hablen sobre sus libros y procesos de escritura y también formación docente para que sean mediadores de la lectura y estimuladores de la escritura. Queremos editar lo que cuentan los chicos y los jóvenes mediante selecciones.

–Es similar al nacional.

–Tenemos puntos en común, la conozco a Natalia Porta López (recientemente designada como coordinadora nacional del Programa) , podríamos enriquecer nuestras miradas. Es importante que cualquier plan federal contemple las identidades regionales, porque en todo el país las experiencias son distintas. En esa identidad hay una riqueza para aprovechar.

-¿Qué hay en concreto en materia de cultura este verano?

–Está la reapertura del Museo de Ciencias Lorenzo Scaglia, un museo icónico, hay cola para entrar, incluso los días de playa. Toda la parte de Paleontología atrae mucho. También tenemos actividades programadas en Villa Victoria y en el Museo Castagnino. Tenemos una actividad fuerte con los organismos musicales, con la Orquesta Sinfónica y actividades al aire libre, en plazas, bibliotecas barriales, en los jardines de Villa Victoria, de Villa Mitre, actividades artístico-musicales, teatro. En muchos casos es gratuito, al aire libre o con entradas accesibles: el ingreso a los museos es de 60 pesos.

blank
Villa Ocampo, un centro cultural y turístico en Mar del Plata.

–¿Qué pasa en invierno con Mar del Plata, cómo hacer de la ciudad un polo cultural el resto del año y no únicamente en verano?

–Mar del Plata tiene un ecosistema cultural amplio. Queremos articular actividades para los fines de semana: además de la Orquesta, algún festival gastronómico o para chicos. Por ejemplo, si tenemos un festival de Tchaicovski, hacer un festival de comida rusa. Este año tenemos muchos fines de semana largos y feriados puente, entonces queremos tener una oferta que se amolde a un paquete turístico. Regionalmente tenemos mucho caudal de distintas localidades cercanas, que vienen por el día o por la noche. De marzo a diciembre, tenemos cinco millones de turistas. Entre diciembre y marzo tenés casi el 50 por ciento del turismo anual y la otra mitad se recibe el resto del año.

–¿Y para el Festival de Cine?

–Queremos replantear la forma en que se viene realizando el Festival con el Incaa y hacerlo de manera colaborativa, porque los últimos años el Incaa organiza todo y lo pone en ejecución en Mar del Plata. O sea, Mar del Plata es el escenario en que se realiza el Festival y pensamos que podemos enriquecerlo. Nos gustaría reunirnos en poco tiempo tanto con Bauer, como con (Luis) Puenzo, del Incaa, para ver cómo puede crecer el festival más de lo que ya es.

–El gobernador es Axel Kicillof, el ministro de Cultura, Tristán Bauer, ¿cómo se articulan políticas culturales a nivel provincial y nacional cuando el signo político es distinto?

–Hay puntos de contacto muy ricos para plantear más coincidencias que diferencias. El compromiso nuestro es construir una actividad cultural y artística que sea favorable para los deseos y para el imaginario de Mar del Plata. Creo en el diálogo como constructor de opciones políticas. El Festival de Cine es un objetivo común para tener un diálogo bueno y potenciarlo e internacionalizarlo más. Creo en un trabajo colaborativo. He escuchado declaraciones de Bauer abiertas a la diversidad y a la diferencia. Me parece que con esa plataforma de diálogo nos vamos a entender y encontrar puntos en común para trabajar.

Los imperdibles de Mar del Plata, según Balmaceda

  1. Museo de Ciencias Naturales «Lorenzo Scaglia»: en Plaza España, diariamente a partir de las 16.30. Muestra de Dinosaurios, Planetario Móvil, espectáculo de los Científicos Locos.
  2. Teatro Bristol: El Equilibrista» de Mauricio Dayub. De miércoles a domingos, a las 21, $1.100.
  3. Estadio Polideportivo Municipal: el 18 de enero, tocan «Ciro y los Persas».
  4. Estadio Polideportivo Municipal: el 10 de febrero, se realizará la 146° Gala de Aniversario de la ciudad de Mar del Plata. Tocarán la Orquesta Municipal Infanto Juvenil, la Banda Sinfónica Municipal, la Orquesta Sinfónica Municipal y el Coro Municipal «Coral Carmina».

Por Paula Conde – Diario Clarín

Los comentarios están cerrados.