Ciudad

Nuevo aumento del gasoil condiciona la vuelta a la actividad de la flota costera

Los movimientos en “La Isla” son pocos por estas horas. Tras el receso por el fin de año, la vuelta a la actividad es lenta. Buena parte de la flota costera permanece amarrada, sólo unos pocos buques zarparon.

¿Qué ocurre? El pasado lunes los armadores se toparon con un aumento del 4 por ciento sobre el gasoil y con el anuncio de futuros incrementos para las próximas semanas en iguales dosis. A eso se suma la incertidumbre por los precios del pescado.

Durante 2016 el valor pagado en banquina por las distintas especies que componen el variado costero no siguió el vertiginoso ritmo inflacionario, que sí impactó sobre los costos operativos. La combinación de factores alienta la inactividad.

“Nos dicen que el aumento del gasoil podría llegar al 25 por ciento con la seguidilla de ajustes. Con ese dato, algunos extendieron el período de reparaciones, otros están pensando demasiado antes de sacar el barco”, resumió una fuente consultada por Pescare.

Medidas que no se aplican

Mientras tanto, el sector espera por la aplicación de las medidas anunciadas por la gobernadora, María Eugenia Vidal, aquellas que impidieron sobre finales de septiembre que los pescadores regalen pescado en la banquina como forma de protesta.

Por caso, la tarjeta Pactar Pesca que les permitiría financiar a ciento ochenta días la compra de combustible a una tasa conveniente aún no se aplica. La sede del Banco Provincia acumula demandas del beneficio; pero ninguna implementación.

Originalmente, los armadores habían pedido acceder a un precio bunker (libre de tasas e impuestos) para no abonar lo mismo que en cualquier surtidor, pero terminaron aceptando como primera instancia la financiación.

Tampoco se está poniendo en práctica la baja testigo que Provincia ART iba a imponer en el sistema de riesgos del trabajo. Sigue habiendo altas cotizaciones a la hora de renovar contratos, que en algunos casos alcanza el 25 por ciento de la masa salarial.

Por su parte, desde la Subsecretaría de Pesca y el Consejo Federal Pesquero, este último organismo en período de descanso hasta el 18 de enero, no surgieron novedades respecto del reordenamiento necesario para el manejo de condrictios.

“Somos pacientes, esperamos que las soluciones empiecen a llegar, pero también estamos cerca un límite. El malhumor crece”, resumió otra voz de un Muelle 10 plagado de amarras entrecruzadas.

Un comentario

  1. Mas ajuste que pagan los trabajadores . *** C A M B I E M O S ***