Básquet, Deportes

Noche negra: Peñarol fue una sombra ante un efectivo Quimsa

lnb-gutierrez_69Quimsa, puntero de la Conferencia Norte, venció de manera contundente a Peñarol, escolta de la Conferencia Sur, por 87 a 62, partido jugado en el Once Unidos de Mar del Plata y correspondiente a la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol.

El resultado revirtió la caída de los santiagueños ante Bahía Básquet, el domingo pasado, y le propinó el segundo cachetazo consecutivo a los dirigidos por Fernando Rivero.

El dueño del encuentro fue, sin lugar a dudas, Gabriel Deck, que con 19 puntos, 9 rebotes y una excelente marca sobre Leo Gutiérrez, fue la pesadilla del equipo local.

La línea de tres puntos fue la protagonista del comienzo del partido. Un tiro de Nicolás Aguirre y otro de Robert Battle pusieron a Quimsa 6-0 en el primer minuto. Sin embargo, Leonardo Gutiérrez tuvo la réplica para achicar, aunque ese tiro no auguraba un buen momento para su equipo, 2 de 5 triples fue el saldo final en el primer cuarto; Alejandro Konsztadt y Justin Giddens erraron los suyos, y con puntos de Tintorelli y Battle la visita se puso 10-3 a 6 min.

Un partido aparte jugaron los internos Martín Leiva y Robert Battle, con más riña que marca y con más entredichos que juego, ambos jugadores llegaron a las tres faltas personales en tan sólo cuatro minutos y obligaron a sus técnicos a sentarlos, sin retornar en todo el parcial.

Dejando atrás el tenso momento, ambos conjuntos se repartieron el goleo para cerrar el primer capítulo 19 a 15 a favor de la visita.

Tres minutos necesitó Peñarol para alcanzar a Quimsa en el marcador, con la determinación de Gabriel Fernández bajo el aro y el aporte de Luciano Massarelli. (25 iguales a falta de 7 minutos). El partido se emparejó y la presión hombre a hombre del conjunto milrayitas empezó a surtir efecto.

Hasta que hizo su aparición Diego García, con una ráfaga arrolladora y cuatro puntos consecutivos que le devolvieron a Quimsa el control del tanteador (33-28, 4m. 15s.)

Justin Giddens también hizo su aparición y con sus 8 unidades mantuvo a su equipo a tiro, pero el cierre fue santiagueño, porque Gabriel Deck clavó un triplazo y extendió la diferencia a 7 (41 a 34) para bajar el telón del parcial.

Quimsa salió en el segundo tiempo dispuesto a quedarse con el partido, mantuvo la presión sobre Peñarol, con un Gabriel Deck intratable, marcando a Gutiérrez y cortando las opciones de juego del local. El conjunto de Rivero se quedó sin gol y sufrió durante seis minutos y medio hasta que Alejandro Konsztadt volvió a marcar un tiro de campo. Para agudizar la situación, en ataque Robert Battle se hizo amo y señor del juego sumando un total 13 puntos.

Arrollador fue el tercer cuarto de los santiagueños, que sumaron 27 tantos y maniataron a Peñarol, que sólo logró convertir 9 puntos en todo el parcial (68-43).

Peñarol arrancó la última parte como un “león herido” y en cinco minutos rompió la defensa de la visita para un parcial 11-3 y empezar a achicar diferencias. Pero no le alcanzó.

Massarelli encabezó el intento de levantada (14), pero Quimsa, más tranquilo, siguió haciendo su trabajo y hasta con algunos lujos, como la fantástica volcada de Gabriel Deck que redondeó una noche maravillosa para él y su equipo. El juego terminó 87 a 62, Quimsa recuperó la sonrisa y Peñarol sumó dos derrotas en el Once Unidos.

Fotos: Demián Scheider

Los comentarios están cerrados.