Deportes

No debe extrañar que el River de D´Onofrio robe jugadores; es de manual

donofrio-patanian-brito-964x428Sólo basta con colocar bajo la lupa su política de compra y venta de jugadores. Si resultará insuficiente, censar los jugadores que dejaron de ser parte del plantel de River sin que ingresara una moneda como Ariel Rojas (al que ahora quieren repatriar porque no juega en México), Marcelo Barovero, Lucas Boyé, Carlos Sánchez, Tabaré Viudez, Leonel Vangioni, Leandro Chichizola,  entre otros. Y si además, como corresponde, se suman las promociones surgidas de la entidad, el cuadro no deja lugar a dudas.

Sostenido por un acaudalado respaldo de valores provenientes de las divisiones inferiores, que pasaron a formar parte del primer equipo como Sebastián Driussi (cláusula de rescisión de U$S 15.000.000), sólo por citar un ejemplo, otros han sido cedidos a préstamo, vendidos o han formado parte de transacciones, el CARP ha logrado conquistas que se deben exclusivamente a la gestión de Daniel Alberto Passarella. Agotados los mismos, no debe sorprender entonces que surjan denuncias por intento de robo de 14 jugadores, en este caso al semillero del mundo: Argentinos Juniors. No es casual, si un reconocimiento, que lo admita el vicepresidente de la institución Matías Patanián.

La incapacidad de la gestión D´Onofrio ha resultado manifiesta, desde la destrucción de toda la estructura de divisiones inferiores que se había formado para sostener a largo plazo. D´Onofrio desplazó a todos los técnicos designados bajo el período presidencial de Passarella. Ahora salen a robar. Son nefastos, su ambición es River como propiedad.

Pero no es novedad. River ha sido tomado por una organización tramposa, con procedimientos propios de métodos que acostumbran a observarse en películas de tintes mafiosos. Un desbordante poder económico, representado por La Caja, Banco Macro y Aeropuertos 2000, que cubren y brindan protección mediática, para blindar a las autoridades por su falta de conducción e inoperancia,  siempre atados a compromisos político partidarios.

Sólo así es posible sobrevivir, siendo competitivos como máximo 10 partidos por año, conquistas bajo sospecha y en torneos de dudosa calificación internacional. Una monstruosa tarea de marketing montada sobre el escenario que sólo puede brindar la entidad millonaria. Un dato que nunca fue reflejado debidamente, es que el patrimonio de activos físicos de la institución a fines de 2013, estaba alrededor de los U$S 100.000.000 como quedó registrado en las operaciones que se han efectuado posteriormente. Todo lo contrario a lo que demagógicamente sostenían D´Onofrio y Cía durante la campaña.

Estos mismos son los dirigentes, que junto a Julio Grondona, planificaron el descenso de River, a sabiendas que el daño que producían era de tal magnitud, que permitía el desalojo de Passarella de la presidencia de River, y por las dudas cortarle el camino a la conducción de la AFA en el futuro. Fue cuando con el kirchnerismo como aliado, decidieron el “Vamos por Todo”, en el 2009 D´Onofrio no lo logró por seis votos, de allí surgió el plan sistemático a implementar en el 2013, para alejar al ex presidente que recibió un club en ruinas en todos los sentidos de la palabra, deportiva, económica e institucionalmente.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

 

Los comentarios están cerrados.