Ciudad, Política

NH City, la cadena funcional a Aldrey Iglesias

Nada es casual y se advierte en Mar del Plata, como en ningún otro lugar. No hace falta acercar la lupa, para definir los espacios, tampoco hace falta incurrir en discursos falaces e indebidos, cuando desde sectores que dicen pertenecer al FPV critican a Florencio Aldrey Iglesias, diciéndole “Magnetito”. En el ´76 arrastraron a los jóvenes, ahora a los jóvenes y a la democracia.

“Todos los funcionarios que pasaron durante la tarde por el salón del NH City colmado por unos 500 jóvenes ratificaron ese espíritu: no el de un Gobierno que hace un balance de gestión cerca del final de su mandato sino el de un proyecto con ansias de perpetuidad”.

Así se describe lo ocurrido ayer a la tarde, que tuvo además el relato del ministro del Interior Florencio Randazzo.

Dice Clarín en su edición de hoy:

“No hay nada que hacerle. Aunque la Presidenta pidió que todavía “no se hagan los rulos”, su tropa sigue planchándole el traje de candidata.

Ayer, el “Encuentro Nacional de Formación Política Néstor para siempre” organizado por La Cámpora y La Güemes, fue una tarde de arenga política, ensalzamiento de las figuras de Néstor y Cristina y un grito que se repitió una y otra vez: “Para Cristina, la reelección”.

Pasado el mediodía, dos de los jóvenes en ascenso en el universo K pusieron el marco de lo que vendría. Juan Manuel Abal Medina hizo un repaso por los hitos de la gestión kirchnerista (“En la batalla de la 125 nos dimos cuenta lo que era el poder. No perdimos, ganamos, porque con la 125, nació el kirchnerismo”), vapuleó a los que se alejaron (a Martín Redrado lo tildó de “imbécil”) y recordó como una sentencia definitiva lo que le dijo Kirchner tras la derrota electoral del 28 de junio de 2009: “Ahora vamos por todo”.

Con esa misma frase, cerró su discurso.

El presidente la Corporación Puerto Madero, Iván Heyn, resumió el espíritu del encuentro con otra frase para la calcomanía: “Esto no termina en 2011, esto recién empieza”.

Todos los funcionarios que pasaron durante la tarde por el salón del NH City colmado por unos 500 jóvenes ratificaron ese espíritu: no el de un Gobierno que hace un balance de gestión cerca del final de su mandato sino el de un proyecto con ansias de perpetuidad.

“No hay que entrar en la trampa que quieren plantear de si Cristina va a ser candidata o no”, pidió Florencio Randazzo, antes de asegurar: “La candidata ya la tenemos”.

Nilda Garré dio detalles de su plan para transformar una Policía Federal que “muchas veces es parte del problema por su desmesurado autogobierno y altos niveles de corrupción” y pidió estar preparado para que este tema “sea usado por la oposición y algunos medios para hostigar al Gobierno”. Y terminó con su propia arenga reeleccionista.

Pero sin duda el show mayor de la tarde fue el de Aníbal Fernández. El Jefe de Gabinete comenzó con un repaso histórico en el que apuntó contra los que “han provocado todo el daño para llenarse los bolsillos. Ejemplo: Clarín” y los “hijos de puta” que apoyaron el golpe del 76 como “Martínez de Hoz”, hasta que llegó a nuestros días y definió a Kirchner como “el eje motor de la transformación más profunda de la historia argentina” y a Cristina como “el cuadro político más importante de los últimos 50 años”. Ya eufórico, definió a los Kirchner como “un grupo familiar que entregó todo lo que tenía, hasta la vida de Néstor”, y con las voz desencajada llamó a continuar con el proyecto: “¡Hay una sola que lo puede hacer: se llama Cristina Fernández de Kirchner! Lo digo como militante, es inevitable que Cristina vaya por la reelección”.

Carlos Zannini cerró la noche refiriéndose a un “cerco mediático” al que habría vencido el Gobierno y llamó a acompañar a Cristina. “Pero no porque sea débil, sino porque hay que seguirle el tranco a esta mujer que tiene coraje, va para adelante y no va a haber forma de pararla”, culminó para regocijo de la muchachada.

Fuente: Clarín – mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.