Información General

“Músico” K procesado con prisión preventiva por siete casos de abuso sexual

El “cantante” de la banda nacional “El Otro Yo”, Cristian Aldana, quien fuera detenido antes de Navidad, continuará en el penal luego de haber sido procesado con prisión preventiva por un juez porteño, quien además dictó un embargo sobre sus bienes de 2.500.000 pesos, acusado de haber cometido siete casos de abuso sexual, confirmaron fuentes judiciales.

El procesamiento con prisión preventiva de Aldana por “abuso sexual agravado por mediar acceso carnal y gravemente ultrajante, en concurso con corrupción de menores”, fue dictado por el juez de instrucción porteño Roberto Ponce, y la defensa del músico ya apeló la medida.

La Cámara Nacional en lo Criminal, integrada por Juan Esteban Cicciaro y Carlos Alberto González, tiene previsto resolver hoy un pedido de excarcelación que había sido presentado por la defensa de Aldana, quien está detenido desde desde el 22 de diciembre último tras una serie de denuncias por abuso sexual.

El juez Ponce había rechazado la excarcelación de Aldana y, por ese motivo, la defensa apeló y la decisión quedó en manos de la cámara.

En mayo de este año, la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres formalizó la denuncia penal contra el cantante por distintos hechos que podrían abarcar los delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores (artículos 119 y 125 del Código Penal).

A partir de la creación del grupo de Facebook “Víctimas de Cristian Aldana”, donde se consignaron los casos de abuso sexual, el cantante intentó limpiar su imagen y demostrar su inocencia, pero no pudo ante los diferentes casos que fueron apareciendo con testimonios en su contra.

El juez Roberto Ponce está a cargo de la causas con las denuncias en contra del cantante de El Otro Yo, quien comenzó a ser investigado a partir de testimonios de jóvenes que contaron que habían sido abusadas en las redes sociales.

“No pueden obviarse las graves características de los hechos atribuidos al imputado, dado que sabiendo de su condición de ídolo musical de las víctimas menores de edad y, en aprovechamiento de la adoración que éstas le dispensaban, como así también de su inmadurez sexual, las forzó a mantener relaciones sexuales con él en forma violenta e intempestiva, accediéndolas carnalmente por vía vaginal y anal, y a practicarle sexo oral. Además, por su influencia sobre las niñas, logró manipularlas para que participaran de orgías sexuales que organizaba con otras menores de edad, como así también las incitó a incorporar a otras niñas a dichas prácticas”, dijo el juez en su resolución, a fines de diciembre, cuando le negó la excarcelación.

“En todos los casos pesquisados se denota la ausencia total de consideración a la minoridad de las víctimas, también un claro desprecio al género femenino e incluso una falta total de respeto a la noción más elemental de la dignidad humana”, aseguró el magistrado.

Los comentarios están cerrados.