Arte y Cultura, Portada

Murió Mercedes Sosa

La cantante folklorica argentina, Mercedes Sosa, murió esta madrugada luego pasar 14 días internada  a causa de una disfunción renal que fue avanzando también sobre el corazón y los pulmones.

Sus restos serán velados en el Salón de los Pasos Perdidos en el Congreso Nacional a partir del mediodía, informaron sus padres desde el Sanatorio la Trinidad, en Buenos Aires.

Mañana serán llevados al cementerio de Chacarita donde serán cremados.

Pasadas las 5 de la mañana, en el Sanatorio la Trinidad del barrio Palermo, la cantautora folklorica nacional, reconocida también internacionalmente y teniendo 74 años de edad y 60 de trayectoria, falleció inmersa en un estado de coma farmacológico.

Desde hace 18 días, Mercedes estaba internada por una infección que en los últimos días había empeorado produciendole un coma farmacológico por lo que había tenido que ser conectada a un respirador artificial y trasladada a la unidad de cuidados intensivos.

En un comunicado, sus familiares expresaron que la cantante “abandonó este mundo el día de hoy. Estuvo siempre acompañada inclusive cuando ya no podía saberlo, por un desfile interminable de artistas y amigos, e inclusive por ustedes”.

La cantante argentina murió a los 74 años.
La cantante argentina murió a los 74 años.

“Su voz llevó siempre un profundo mensaje de compromiso social a través de la música de raíz folklórica, sin prejuicios de sumar otras vertientes y expresiones de calidad musical.
Su talento indiscutible, su honestidad y sus profundas convicciones dejan una enorme herencia para las generaciones futuras. Admirada y respetada en todo el mundo, Mercedes se constituye como un símbolo de nuestro acervo cultural que nos representará por siempre y para siempre”, agrega el comunicado.

Nacida el 9 de julio de 1935 en San Miguel de Tucumán, Sosa logró con el correr del tiempo consolidarse como una de las más grandes voces de la canción popular latinoamericana.
Desde todos los medios de comunicación a través del mundo anuncian su muerte como “una gran pérdida”.

Por Marcela Lujan

mlujan@mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.