Política

Movimiento Nacional de la Militancia Radical: Navegando aguas turbulentas

El Movimiento Nacional de la Militancia Radical denuncia proscripción encubierta por parte de las autoridades locales de la Unión Cívica Radical.

Desde el espacio MNMR, encabezado por el ex diputado nacional Luis “Changui” Cáceres, se ha organizado una intensa jornada de debate en nuestra ciudad, con la presencia del mencionado ex diputado, el dirigente Gustavo Grinspun y prestigiosos referentes del ámbito local.

Al ser solicitada la sede de la Unión Cívica Radical local por parte de militantes de este espacio de la ciudad, las actuales autoridades -encabezadas por su presidente, Ariel Martínez Bordaisco- no han respondido más que con silencios y evasivas.

El MNMR sostiene que “la pretensión de algunos sectores, propios y ajenos, de licuar al Radicalismo en nuevos espacios, de cualquier signo, merece nuestro rechazo total. La UCR debe ser el eje político vertebrador de un espacio de centro izquierda socialdemócrata, en toda ingeniería programática y electoral de la que participe. La recuperación plena de su soberanía doctrinaria y política es un factor de equilibrio imprescindible en la escena política nacional”.

La absoluta carencia de democracia interna en el radicalismo es el mayor de los males que se viven en muestro partido, y desde nuestro espacio luchamos y lucharemos incansablemente por un radicalismo popular y lejano al servilismo actual.

Rechazamos categóricamente la orientación política de la actual conducción del Comité Nacional y local. Como ya hemos señalado y denunciando reiteradamente, ante el dramático panorama nacional, la conducción de la UCR se mantiene en un silencio inaceptable e incompatible con la esencia política partidaria.

Es por ello que instamos a las autoridades partidarias de la Unión Cívica Radical a rever su actitud hegemónica y antidemocrática, para permitirnos llevar adelante -el día 26 de febrero- una jornada de debate entre sus afiliados, intentando reconstruir una tolerancia que nunca debieron haber perdido.

El acto se hará en el Comité. O en su puerta. En la calle. Con la gente.

Los comentarios están cerrados.