Política

¿Mourelle vino a cabecear adoquines o se los lleva por delante?

Todo en un contexto irrefutable del tren fantasma que es CAMBIEMOS en Mar del Plata, con problemas de una familia ensamblada en segundo o tercer grado, que hay un doble comando y que estamos regidos en modo tutorial, asertos de mdphoy que hemos manejado con exclusividad y anticipación, en el momento debido, pero aún la actualidad no cesa de depararnos sorpresas.

 No son fáciles los injertos, cuando los enfermos están en terapia intensiva, generalmente no se encuentran en condiciones de rechazar los trasplantes. Los organismos deben ser compatibles entre sí, mientras haya sobrevida, se puede alentar una salida.

blank

Sería precipitada la sensación de boleto picado o del olor a cala. El secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, no proviene (como se aseguró) del riñón de Hernán Lacunza, sino de un equipo de profesionales que asesora al ministro de Economía de la gobernadora María Eugenia Vidal. Asombra que luego de entrar de patada voladora a la gestión municipal, hoy se va arrugando en un papel que lo ubicaba con otras expectativas.

No fueron errores forzados, sino que volvió de los mismos con sendas desautorizaciones, que provienen de sus mandos políticos naturales, de la justicia y hasta de los funcionarios de ley respaldados por el Tribunal de Cuentas. Demoledor. Marró con los sindicatos, con miembros del propio oficialismo, con la oposición, obvio, con contratistas y proveedores, con cooperativas, mutuales y sociedades de fomento, careció de feeling político y equivocó el rumbo de sus decisiones. Hoy si bien no tiene el boleto picado, ya consume el exceso del crédito habilitado en la SUBE. Se lo ha observado muy sólido, contestario, como en el caso de la “city green”;  “todos cortan el pasto en esta ciudad” dijo cuando detectó un curro al toque ni bien metió mano en los expedientes.

Con fundamento técnico, arribó a un diagnóstico acertado, a su llegada a la MGP se encontró con una administración reponiéndose de un estrago administrativo doloso, que aún no se ha suturado, porque no se recauda lo que se gasta. Sólo debe recordarse que en 2016, debieron rescatarse cheques emitidos con fecha diferida que no podían cubrirse.

En este contexto, sumamente adverso, Mourelle abrió todos los frentes posibles. La estrategia, si es que la implementó como tal, no arrojó saldo positivo. Le tocó morder el polvo una y otra vez, desplegando una escasa dote política, o insuficiente por lo menos, para la situación que se heredó en la MGP. A tal punto, que genera desconcierto en las propias filas de CAMBIEMOS, ya que no falta quien especule que semejante grado de improvisación, sólo persigue como objetivo restarle (cómo si resultara necesario) espacios de maniobra al propio intendente Carlos Arroyo. Es una teoría conspirativa que también se teje en el entorno del jefe comunal.

Sólo el crédito de la inexperiencia política, suena como excusa o fundamento más razonable. La gobernadora María Eugenia Vidal se ha comprometido hasta el tuétano con Mar del Plata. Casi la ha tomado como el fiel de la suerte electoral de la provincia. Surgen malas noticias para los esfuerzos de la gobernadora. La adhesión al pacto de Responsabilidad Fiscal en realidad es un cepo, ya que las metas que impone generan obligaciones que sólo saben a cicuta a un déficit que se acumula ejercicio tras ejercicio.

Con todos los plazos excedidos, sólo con el atenuante que transcurren los meses de mayor recaudación por la temporada alta, poco y nada se sabe del cúmulo de erogaciones, cómo y cuánto se gastará, y cuál será el porcentaje de aumento de tasas y derechos municipales. El pacto de Responsabilidad Fiscal, sólo asegura la masa salarial del STM.

Jugó al borde de la tarjeta roja, cuando no tuvo empacho en ubicar como intencionales los incendios que se produjeron en el predio de disposición final. Y hay que reparar en este sentido que lo voltearon desde arriba. EL CEAMSE no es la baraja que jugó Mourelle, es como que se tuvo que ir al mazo, que se quedó sin resto, lejos de prosperar en la iniciativa que remó desde la emergencia. Con todos los jugadores en la cancha, sumó la caída de otra de sus causas frustradas. Esto despertó un nuevo y gran interrogante en las filas oficialistas ¿cuál es el verdadero poder y margen de acción que tiene Mourelle? ¿Lo mandaron a cabecear adoquines o se los lleva por delante?

Prácticamente estamos con el primer cuarto del ejercicio fenecido. La emisión de boletas a los contribuyentes, no cubre proporcionalmente la inflación que se generó en 2017. No es un manejo que practique la ortodoxia económica, salvo que estemos ante un nuevo caso de contabilidad creativa o presupuestos tensionados, como explicaban hace unos años la banda de Ciano, Bonifatti, Claudia Rodríguez, Daniel Rodríguez, y  que hoy ante la debilidad del adversario, andan levantando bardo provocando el mayor escándalo posible.

blankNo hay que ser un experto en oráculos para entender que el tratamiento conjunto de las ordenanzas de cálculo de recursos y presupuesto, el régimen de responsabilidad fiscal, el aumento de tasas, restricciones etc. son de un calibre difícil de mensurar y los ediles oficialistas deberán ir a las sesiones pertrechados con cascos para su tratamiento y eventual aprobación. En síntesis, no es como dijo Mauricio, acá lo peor todavía no pasó por más que “Mar del Plata te haga feliz”. “Fuiste mía un verano” cantaba Leonardo Favio, pero hace 50 años, hoy está en bancarrota como Río de Janeiro, con las playas contaminadas, y militarizada para combatir la narco criminalidad. Es decir se puede estar peor, y algunos parecen empeñados en ese cometido.

Todas las demoras  en que se han incurrido están “defaulteando” mal a la municipalidad. ¡¡¡Si crujen las arcas con los papeles al día!!!, no resulta para nada desmesurado que sobre llovido, mojado. A Mourelle lo mandaron al frente ¿pero le habrán dicho toda la verdad? ¿Recibe el apoyo que seguramente le prometieron? Hay síntomas de que se le abrieron valores importantes del equipo, que frecuentemente se citan en los mensajes de Vidal.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

2 Comentarios

  1. Buenas preguntas!!!

  2. blank Miguel Angel Toscano

    Ya lo hemos expresado, pero atento al repaso de Mourelle, vale la pena agregar que la bandera de transparencia de la Gobernadora Vidal, que es la Declaración Jurada Patrimonial, con todas las normas e informaciones alrededor de las mismas, este funcionario municipal no cumplió con su declaración. Aquí ya nada sorprende, pero él viene de allá. Hay muy poca seriedad en la política. Está a la vista.