Política

Mosca y De La Torre entre chistes de dudoso gusto e inadmisibles hasta como tales

blank

 

El operador político de la gobernación, cuya misión excluyente es succionar fuerzas del massismo para engordar a CAMBIEMOS, no tiene la mejor onda con sus pares de gabinete provincial. Un papel de delator político que ciertamente no le hace bien al sistema democrático, no le agrega calidad, resta lejos de sumar, es un trabajo sucio que está lejos de la nueva política que se pregona. El ex intendente de San Miguel (en uso de licencia) proviene del kirchnerismo e hizo escala en el Frente Renovador.

Joaquín De La Torre ganó la consideración de la gobernadora María Eugenia Vidal, por su participación en ordenar General Pueyrredon, afirman quienes siguen el día a día en La Plata. Mar del Plata tiene especial preponderancia en el ámbito nacional, todo lo que pasa es título, porque es la ciudad predilecta de los argentinos.

Quizás, por una razón de necesidad de aliados, hacía allí elevó la vara María Eugenia Vidal, ya que el aporte de De La Torre es propio del submundo del P.J. en el conurbano bonaerense. Es decir nada que pueda nutrir genuinamente a CAMBIEMOS, salvo el aporte de garrochistas de 1País, que aspiran con su oportunismo a despegarse de Sergio Massa, quien se quedó sin el indispensable anclaje político que dan los votos en las urnas.

Que en este especial momento que vive la coalición, se gasten chistes como el que narra el colega Pablo de León en su columna Por los Pasillos del matutino Clarín, es caer innecesariamente en el lodazal, donde el ministro parece sentirse a sus anchas.

Esta secuencia se transcribe textualmente según lo publicado:

¿Massa o Mosca?

Pasando al mundo Cambiemos, el último fin de semana se realizó en Mar del Plata, el retiro de Diputados bonaerenses de Cambiemos, encabezado por Manuel Mosca y Maxi Abad, el titular de Cámara y el presidente del bloque de Cambiemos, respectivamente. Entre diferentes visitas, el retiro recibió a dos ministros de María Eugenia Vidal: Federico Suárez (Asuntos Públicos) y Joaquín De la Torre (Gobierno) quienes fueron a analizar la actualidad política, el futuro del gobierno de Vidal y el contexto nacional, teñido por la crisis económica. Pero la sorpresa vino sobre el final de la exposición de ambos ministros, ubicados en la cabecera de la mesa, cuando el robusto ministro De la Torre (quien tuvo su paso como hombre de confianza de Sergio Massa antes de partir hacia el vidalismo), chicaneó a Mosca diciendo que era lo más parecido a Massa que se había encontrado en la política argentina. La frase dejó demudados a todos pues nadie entendió si se trató de un elogio o de una crítica, considerando el momento crítico de la relación entre Cambiemos y Massa, a quien el mismísimo presidente Macri llama “Ventajita”.

Por las dudas el titular de Diputados, Manuel Mosca, quien debe acordar aún leyes de gobernabilidad con Massa y su bloque en la provincia de Buenos Aires, eligió no preguntar y se quedó con la duda. Eso sí: tomó el micrófono más tarde y, también con ironía, agradeció De La Torre por no haber ido con Macri y Vidal a un viaje a Bragado para participar de ese retiro parlamentario: “Gracias por haber elegido NO acompañar a la gobernadora y a Macri, a Bragado, los diputados somos más importantes que ellos”, deslizó en tono de chicana, casi dándole la razón en su parecido con Sergio Tomás Massa. ¿Tajaí?

 

Los comentarios están cerrados.