Ciudad

Millonario perjuicio al erario público: cables sin canalizar

blankTras el siniestro que sufrió un cable troncal de fibra óptica que contenía miles de conductores de internet y televisión por cable que quedaron sin servicio durante 24 horas, quedó al desnudo el incumplimiento de una ordenanza que nunca fue instrumentada y que por lo tanto su acción se encuentra extinguida ya que no aparece la celebración de contrato alguno ni la contraprestación que involucra a La Capital Cable. Así se desprende de las declaraciones del doctor Julio Razona, quien oportunamente se ocupó del tema.

“El intendente Carlos Arroyo al igual su antecesor Gustavo  Pulti  están protegiendo los intereses particulares de las empresas de cable”, sostuvo en diálogo con mdphoy.com  el Dr. Julio Razona.

Acto seguido, el letrado señaló que “es evidente que hay intereses particulares porque la ordenanza que obliga a estas  empresas a soterrar  el cableado  aéreo está vigente desde 2007 pero nunca se implementó ya que el Concejo Deliberante la  prorroga cada año la implementación”.

La millonaria y sospechosa historia municipal de un cable que nunca se enterró 

Aseveró además que “el cableado subterráneo no es solamente una cuestión estética sino fundamentalmente de seguridad” y resaltó  que  “con el soterramiento no solo se evitaría la polución visual  sino  que como demandaría mucha mano de obra, contribuiría a paliar la desocupación de Mar del Plata”.

En tal sentido añadió que “habría cientos de personas que podrían estar trabajando, inclusive se les podrá ofrecer dicha tarea a las cooperativas que asiduamente van a demandar fuentes laborales a la municipalidad y les tendrían que pagar las empresas porque es a costa de las mismas”.

Escándalo con Cablevisión: son miles los damnificados sin servicio de internet; 12 horas

El abogado recalcó también: “cualquier usuario paga mucho más de 1.000 pesos por mes o sea que estamos pagando más de 12 mil pesos por año. Lo cual implica que durante diez años hemos pagado 120 mil pesos, con eso muy bien estas empresas  podrían haber solventado  el soterramiento y  cumplir con la norma que los obliga a hacerlo”.

Razona trajo a colación también que “en el año 2007 iban a llegar otras empresas de cable y se hizo esta ordenanza como para decir que si querían venir a Mar del Plata tenían que soterrar el cable, lo cual es una inversión mucho más grande que el cableado aéreo,  de esa manera se impidió el ingreso de nuevas empresas para competir pero las que estaban lograron año tras  año, que se prorrogue el cumplimiento de la norma”.

Cablevisión: caro, pero también el peor servicio

“Espero que la nueva composición del  Concejo Deliberante tenga en cuenta esto y no  sigan favoreciendo los intereses empresariales“, concluyó Razona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*