Policiales

Masacre en Necochea: un hombre mató a su familia, a su vecino y se suicidó

aaaUn trágico episodio ocurrió este jueves en la localidad balnearia de Necochea, en una vivienda del barrio Fonavi, entre la Avenida 98 y la calle 63. La ciudad está conmocionada. Como si fuera un espejo del tétrico caso del odontólogo Ricardo Barreda, una familia terminó masacrada por la furia de un padre que, tras provocar el desastre, finalmente se quitó la vida.

El quíntuple crimen se desencadenó cuando Roberto Daniel Vecino (56), un sereno en el cementerio municipal de esa ciudad balnearia, fue a la casa de su ex mujer antes de las 9 de la mañana. Según informaron fuentes policiales, el padre se dirigió primero contra su ex esposa, Marta Curuchet (familiar del ex campeón de ciclismo marplatense) de 52 años, a quien mató con un arma blanca.

Luego, el homicida subió hacia la planta alta de la vivienda y liquidó a sus dos hijas mujeres, Rosa (22) y Etevilna (19). Rápidamente buscó a su otro hijo, Roberto (24), quien llegó a darse cuenta de la masacre y escapó hacia la calle. El joven, sin embargo, no logró huir y terminó siendo alcanzado y degollado por el padre en la vía pública.

Tras cargarse a los familiares, el ataque de ira y locura de Vecino no disminuyó. Horacio Córdoba, un vecino de 70 años que intentó socorrer a la familia, también resultó muerto a manos del agresor ante la vista de testigos.

Alertada por los vecinos, la policía llega al lugar y procedió a neutralizar al trabajador municipal. En la maniobra, el asesino logró herir superficialmente a uno de los uniformados en el brazo, para atrincherarse después en el galpón de la casa. Cuando los efectivos ingresaron, en el fondo del mismo se encontraron con otra escena espeluznante. El hombre se había ahorcado.

Lo cierto es que no toda la familia fue asesinada. Se salvaron dos hijos más una mujer mayor de edad y un chico de diez años, que se encontraba en el colegio en el momento en que se desató la trágica historia que conmueve a los necochenses.

Los comentarios están cerrados.