Política

Más ruido entre radicales en CAMBIEMOS

5812218f091b8_660_360El acuerdo del espacio Cambiemos entró en crisis en Quilmes, luego que el secretario de gobierno, el radical Fernando Pérez, presentara su renuncia al intendente Martiniano Molina y ordenara la ruptura del bloque oficialista del Concejo Deliberante.

El revuelo se desató tras las elecciones internas de la UCR, en las que en Quilmes ganó el sector que lidera Pérez. El grupo derrotado responde al ex secretario de Servicios Públicos, Oscar García, quien dejó su cargo después de la interna. En su lugar quedó un hombre del riñón molinista, Sergio Chomyszyn, quien debutó en su puesto pidiendo la renuncia del subsecretario, que respondía a Pérez. Ése fue el detonante de la crisis.

Se desató una batalla campal en el gabinete del ex chef. Un dirigente de la oposición local contó a LPO que esta semana hubo una fuerte discusión entre Martiniano y Pérez en el playón de la Municipalidad, que terminó con la renuncia –una salida decorosa presentada como “pedido de licencia”- de Pérez, también legislador provincial. En tanto, desde el Municipio explicaron a este sitio que hasta el jueves no había una confirmación oficial sobre la dimisión de Pérez.

Tras renunciar, Pérez se dirigió al Concejo Deliberante y exigió a los radicales romper con el bloque. Los concejales Christian Álvarez, Mariano Camaño, Raquel Vallejos y Susana Maderal se abrieron de la bancada oficialista para conformar “UCR-GEN” y presentaron una nota oficial en la que se desvincularon de la alianza Cambiemos. El bloque oficialista contaba con ocho concejales, por lo que la ruptura dejó a Molina con sólo cuatro representantes en el Concejo Deliberante.

El ex senador sciolista Alberto De Fazio opinó en diálogo con LPO que la crisis en el distrito de Martiniano “arrancó el primer día de gobierno” a raíz de “una alianza de ocasión entre radicales de la vieja gestión y peronistas que eran un resabio de todos los sectores del partido”.

De hecho, el conflicto entre Molina y Pérez ya había arrancado en enero, cuando el radical le dio un ultimátum al intendente. Se especuló entonces con su salida y los rumores indicaban que su lugar iba a ser ocupado por Guillermo Sánchez Sterli.

“Los radicales pensaron que ganaron ellos y el cocinero sabe que ganó él, entonces esta tensión era algo que iba a eclosionar”, agregó De Fazio.

LPO

Los comentarios están cerrados.