Política

María Eugenia también cautiva con sus votos

blankLos candidatos de la oposición no pueden hablar mal de ella, porque según asesores y estrategias su alto margen de imagen positiva la vuelven casi invulnerable, sino que además ácidas críticas podrían ser contra producentes y lograr el efecto inverso. Es un bloqueo que se convierte en un acto de defensa reflejo. Algo ya ha comenzado a cambiar, se han tranquilizado mercados sensible a la economía, hay sensación de previsibilidad, que la discusión se ha mudado de vereda.

El paro de centrales obreras de protesta con movilización, programado para mañana se agrietó, un riesgo pero que ya no pueden evitar. ¿A quién le van a hablar? ¿Fue un error convocarlo? ¿Es funcional al gobierno? ¿Hay temor por la logística camionera ante gremios de izquierda?

La política avanzó sobre las medidas de la justicia. Ya hubo medidas hasta el 13 de agosto impensadas. El ministro de Justicia, Germán Garavano, pidió el retiro de Alejandra Gils Carbó, cuya resistencia se agota y quedará claramente expuesta. No garantizó la justicia, un servicio “a piacere” de las huestes K, otro bastión que cae, como el cambio de signo de Santa Cruz y San Luis. Elisa Carrió cumplió su faena sin sobresaltos y está disponible para afianzar a Vidal. La prudencia indica que su valor no debe producir lamentos a futuro.   

La gobernadora es la candidata, sin eufemismos. Defenderá voto a voto a Esteban Bullrich y Gladys González para barrer la serie el 22 de octubre. En los papeles será una gobernadora con luz propia y liderazgo personal, podrá sentir que nadie le regaló nada, aunque aparezca como inalterable su compromiso con Mauricio y su equipo. Nadie tiene sus votos, le saca grandes trancos a la hora de medirse mano a mano con el presidente de la Nación. No hay encuesta que indique lo contrario, a pesar del desprestigio que se han ganado. Y es el nuevo fenómeno político.

El tesoro que maneja Vidal tiene explicaciones: habla y dice lo que la gente quiere escuchar, demuestra empatía con un electorado que se identifica con ella y puebla todas las clases sociales, en menor o mayor medida. No recibe las quejas por el dólar ni por el barro en las calles. No es el mejor ejemplo  pero Scioli también fue incombustible durante 8 años.  Mariú no es Mac Allister ni Baldassi ni Miguel Del Sel ni Martiniano Molina, es producto de la cantera, con el valor agregado del mayor quilate.

Su pelea desembozada es elevar su gestión, maquillar el cariz de no ser candidata y pedir la transferencia de votos para desplazar a una claudicante CFK, quien debió guarecerse en las urnas de La Matanza como lo hicieron muchos de sus ex funcionarios que aún están en libertad, procesados, con sentencias y condenados. Ni su lugar en el mundo la deja exenta de un disgusto, Santa Cruz lleva 120 días sin clases y experimentó el rechazo de los votos. Esa provincia dejó de ser pingüina.

Con la placenta que tiene horas todavía, nació Unidad Ciudadana para sepultar el Frente para la Victoria, el partido político del “vamos por todo”. Dejó al garete al P.J. en distintos botes desde los cuales ya no saben cómo capear el temporal. A la ex presidente no la quieren los gobernadores peronistas que quedan, no la quieren en la Cámara de Senadores quieren serán sus pares de bloque y no la quieren los intendentes peronistas, porque se imaginan sin futuro con Vidal ganadora y al frente de la Provincia. Es el peor síntoma del traslado y la pérdida del poder.

Ese puñado de votos del escrutinio provisorio no dará luz suficiente a las partes. Para el kirchnerismo será su techo, nadie quiere repetir el plato. Cómo será la refriega tendrá que ver con el mano a mano de María Eugenia y Cristina, la única y verdadera cuestión de fondo, todo lo demás es cartón pintado. La desnaturalización de las PASO, convirtió en un ballotage el turno legislativo que se celebra en octubre. Es definitivo.

Con sinceridad, alguien ve a Randazzo o a Massa tratando de capitalizar la escena. ¿Cuánto les queda en el tanque de reserva? El impacto ha sido colosal y los daños también. Digamos que la ola se ha comenzado a llevar todo a su paso. Se consolida el amarillo y esa sensación baja las defensas de la oposición. Se debe apelar a las fibras más sensibles y faltan vasos comunicantes fortalecidos para esa tarea. De esto se trata cuando nos hablan de un país que puede ser y otro que ya fue. El rigor institucional de la democracia legitimará el deseo de millones de argentinos.

La gobernadora dispondrá de poder político para reconvertir la provincia. Dos temas son excluyentes, entre muchos importantes: recuperar la coparticipación de la Provincia de Buenos Aires y Vidal habló también del ajuste que deberá hacer la política, un tema que exaspera y ha quedado un poco en la retaguardia. Partir en 3 La Matanza (hoy equivalente a 2 General Pueyrredon y Batán) y darle al distrito una mayor previsibilidad. En algún pasillo legislativo bonaerense se escuchó que eso ya lo sabían en el peronismo y que hay acuerdo para llevarlo adelante, pero ahora y en función del resultado de estas elecciones.

Ningún guión de ficción podría haber superpuesto el drama de Venezuela con el paralelismo argentino, nos dejaron en el andén cuando pasaba el último tren, subimos de casualidad, hasta en el miriñaque iba gente. Parece que costará entender que hay un multiprocesado ex vicepresidente de la Nación, que un jefe del Ejército (que iba a manejar los servicios de inteligencia del país) está guardado y que la jefa de una asociación ilícita pretende fusionar la política con la delincuencia. Acá hay alguien que se perdió una parte de la película, de lo contrario no se puede entender qué nos pasa.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

(NdR) El dibujo ha sido inspirado en la histórica foto de Marilyn Monroe en la película “La comezón del séptimo año”, y el color salmón y largo del vestido fue el elegido para una gala por la gobernadora que sorprendió a todos.

Caricatura: Malcom

http://4decopa.blogspot.com.ar/

Los comentarios están cerrados.