Política

¿Mar del Plata te hace feliz?: Montenegro + Barrionuevo = Bonifatti

blank

El gremialista Luis Barrionuevo y el intendente electo de General Pueyrredón Guillermo Montenegro, compartieron una distendida y opípara mesa en el restaurante Dei Fiori, Olavarría 2529, donde le hicieron honor a los platos de la especialidad en comida italiana, durante una cena el sábado último.

Una de las probabilidades de la llegada de Santiago Bonifatti, a la Secretaría de Gobierno del próximo gobierno municipal, no encontraba otra explicación que la de un acuerdo para engordar la candidatura de Montenegro, que la tenía muy peleada con Fernanda Raverta, la aspirante del Frente de Todos. La futura  integrante del gabinete de Kicillof perdió por el canto de una uña.

Con gimnasia propia, en este tipo de lides, Barrionuevo  se acercó a Montenegro para arrimar votos que “movería el sindicalista en Mar del Plata” y ayudaría al hombre del PRO a impedir la llegada de la candidata kirchnerista a la intendencia que ocupa el doctor Carlos Fernando Arroyo.

Ese acuerdo quedó sellado, resultó exitoso  al estar por la celebración observada  entre el cacique de la UTGHRA y el diputado nacional. Ambos se abrazaron y saludaron efusivamente,  extendiendo la sobremesa con vinos de marca del mejor bouquet y las chispeantes burbujas que siempre cierran acontecimientos y encuentros donde hay algo que celebrar, según trascendió, de una fuente irreprochable.

Cuentan que nadie probó un bocado hasta la llegada del intendente electo, que llegó un poquito demorado, llamando la atención, como no podía ser de otra manera, de la gran cantidad de comensales que atónitos presenciaron el  ágape, en ese emblemático restaurante distinguido por su calidad.

Graciela Camaño, la esposa de Luis Barrionuevo, es par de bancada de Montenegro en la Cámara de Diputados de la Nación. Ambos también lo son  de Sergio Massa, a quién Camaño hizo llorar cuando era la más massista anti K e iban aparentemente encolumnados tras la candidatura de Roberto Lavagna.

 La desilusión de Camaño dejó el peor de los recuerdos del tigrense, quien también dejó en la estacada a Margarita Stolbizer con el GEN, entreteniendo a  un gran elenco para luego arrojarse a los pies del kirchnerismo.

Una gran farsa que también abroqueló a Roberto Lavagna, como un gran constructor de la “Avenida del Medio”, que terminó armando Consenso Federal financiado por Barrionuevo  para que lleguen los familiares, la propia Camaño, Marco Lavagna y Chiche Duhalde. Massita (como le decía Néstor Kirchner) ahora recibe elogios de Máximo Kirchner.

En este cúmulo de la “nueva política”, ingresó el intendente electo, bajo la consigna del trabajo en equipo de su inspiradora, quien transcurre sus últimas horas como gobernadora de la Provincia de Buenos Aires.

 Montenegro pagó con la Secretaría de Gobierno, según leen los analistas, desatando el estupor generalizado de todo el andamiaje político marplatense. La decisión dejó pagando a propios y extraños, ya que Bonifatti (también conocido como Buonanotte, por su parecido con Diego, el futbolista que nació en River Plate) es un empedernido perdedor no sólo en la generales sino hasta en las internas de Acción Marplatense, lo cual despertó más asombro en la decisión de “Guillote”.

Sin concejales dispuestos a inmolarse por el PRO, con un gabinete con el cual está reperfilando sus deudas políticas, el arranque con ese perfil tan distante de MM y MEV, abre un horizonte de ricas conjeturas sobre la futura convivencia en Yrigoyen 1627. La MGP es considerada por sus recursos e influencia electoral, mucho más importante que varias provincias argentinas. La Secretaría de Gobierno es un timón político, lo cual no es un dato menor.

 Bonifatti, es una apuesta que llegó de la mano de Barrionuevo, un desafío que mereció un festejo entre el hombre autor de frases tristemente célebres  como “Hay que dejar de robar por lo menos por 2 años” y “la plata no se hace trabajando”. Llegó, por lo observado, con el plácet de quien asumirá  en las próximas horas como el 33° intendente del Partido de General Pueyrredon.

Barrionuevo, cultiva una cercana relación con otro reconocido gastronómico en sus orígenes, el ahora multiempresario Florencio Aldrey Iglesias. Es un rompecabezas que se va armando con la integración de nuevos miembros a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*