Política

Manotazos de ahogados a 9 meses de la orilla, todo un parto

56822La boleta de CFK (legisladora del MERCOSUR) traccionará casi directamente 25 puntos para Pulti, con hándicap propio. Fotos con Florencio Randazzo, hoy convertido en el bull dog de Cristina, fotos con el Papa Francisco, foto con Capitanich, fotos con Daniel Scioli, más las reproducciones domésticas y de cabotaje, la campaña a full, encendida Hay que atender todos los frentes, sin arrugues evidentes, aunque exhausto en el campo de batalla, sigue dando señales de vida, aunque tenga el pulso bajo, casi imperceptible.

Este anticipo exclusivo de mdphoy.com ,  (Pulti mezclado en un pelotón, va por la hazaña) sacudió como era de esperar el tablero político local. Mar del Plata será el escenario nacional de todas las presunciones y apetencias políticas del país. Una vidriera en la playa, por la cual la pasarela política, brindará gestos de ostentación, hasta llegará Mirtha con sus almuerzos, una oportunidad única para facturar, cuando se juegan carreras de intendentes, gobernadores, legisladores y candidatos a presidentes de la Nación.

Todo es cuestión de medida, en eso debe estar pensando el intendente Gustavo Pulti, que no exhibe pero disimula señales públicas de preocupación, por una gestión que está sintiendo la fatiga de 7 años, con evidencias de descomposición social y demandas económicas desbordadas, el peor de los combos.

Pulti conduce a Acción Marplatense, hacia otro destino en su sinuoso derrotero, y no parece errado, ya conocidas las reuniones entre la “autónoma” Vilma Baragiola y Carlos Arroyo, los dos concejales que han blanqueado sus encuentros, y dicen que los mismos no están relacionados con un acuerdo electoral para 2015.

No debiera extrañar el encuentro de dos ediles, que son viejos conocidos como tales,  aunque las lecturas no concuerden entre las partes. Sólo, les faltó la foto a Baragiola y Arroyo, y habla de una inseguridad que no es ciudadana (como la que sufrimos todos) sino electoral y política. Baragiola está para ganar, aún abrumada por el archi conocido episodio camionero, mientras que Arroyo tiene un piso expectante y un techo desconocido.

Hizo mucho ruido en las últimas horas, esta charla entre el máximo referentes de un partido de excluyente perfil personal, como Agrupación Atlántica y la ganadora de la última elección por el Frente UNEN y la UCR, aunque Baragiola ha desplegado unilateralmente una serie de señales, de la cual participó el propio Gabriel Mariotto.

Hay sólo una razón para que prospere y trascienda un encuentro de esta naturaleza, tiene directa relación con la posibilidad de que Acción Marplatense absorba al Frente Para la Victoria, para no dejar que se disperse una oferta que puede ser ganadora, aunque es imprevisible e impredecible un año, en una coyuntura como la actual. ¿Se derrite así definitivamente una incursión del ingeniero Carlos Cheppi?

La cuenta es muy simple, el kirchnerismo duro sin candidato, más el flojo 17 % de Alejandro Ferro en 2013, es la mejor performance de laboratorio, con el overol que Pulti tiene pegado a su piel en épocas de campaña, como se le reconoce desde el propio radicalismo. El intendente sabe muy bien que hay bolsones de votos, que ha cautivado en barrios y entidades intermedias, que todavía pueden ser redituables.

Esto no es una rareza, en el 2003, el arquitecto Daniel Katz calzó a la UCR en un frente que fue exitoso, bajó a Pulti del cogote de una jirafa en el 2001, y se quedó con la intendencia contra todos los pronósticos, en algo de esto anda el intendente con sus aliados, juntando poroto por poroto.

Si alguien mide 25 % (Baragiola) y otro 17 % (Arroyo), sumados pueden ganar y si no pueden perder los dos, esta reflexión es absolutamente matemática. Pero la política, es la única ciencia en la cual 2 + 2 no es igual a 4. Agregar más confusión al electorado, es casi una torpeza. Cómo si Lilita Carrió no fuera suficiente, para ser un tsunami de la arquitectura política, la versión marplatense no cierra salvo ganar con un gol con la mano.

A Vilma, la esperan en el FAUNEN con los brazos abiertos, pero va y habla con Arroyo con toda  naturalidad, sin rendirle cuentas a nadie. El caso de Baragiola, toma otro cariz orgánico, en este gesto osado, hasta de impertinencia política para el radical puro. Juntarse con Arroyo para ganarle a Pulti (porque de eso se trata) no resiste análisis alguno en ese ámbito, habla de debilidad por un lado, mientras que por otra parte, se reconoce que un tercer mandato no es imposible, a pesar de la alta imagen negativa que tiene el intendente.

Ya Oscar Pagni, muy respetado en la UCR, había sostenido que Baragiola tenía que dar varias explicaciones sobre sus encuentros con el intendente Pulti, en épocas de supuesta competencia electoral. El escribano incluía reuniones públicas y privadas entre sus consideraciones, a tal punto que le pidió por favor a mdphoy.com que no llamen más para hablar mal de alguien. Ahora parece que le echaron nafta al fuego, desconcierto puede ser la mejor definición.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.