Básquet, Deportes

Mala pata: Obras en un final para el infarto, derrotó a Quilmes y se adelantó en la serie

adc_quilmes_-_obras_sanitarias_02Con un final polémico, los orientados por Julio Lamas se llevaron una tremenda victoria por 94 a 93 en Once Unidos, y se adelantaron 2 a 1 en la serie. Un ex Peñarol, Selem Safar fue la figura del juego con 22 puntos.

Quilmes tuvo un comienzo infernal, con mucho mérito propio, pero también ayudado por un Obras que entró algo desconcentrado en ambos costados. Cequeira anotó 7 puntos rápidos y con un triple de Ivory Clark y un volcadón de Tayavek Gallizzi, el local tomó ventaja de 14 a 6, forzando a Julio Lamas a quemar su primer tiempo muerto.

Obras estaba ido y si bien apostaba a una defensa zonal para sacar de ritmo a los de Ramella, la misma no daba demasiados resultados. Al volver del time-out, poco cambió. Gallizzi y Clark siguieron marcando diferencias en la zona pintada y Quilmes sacó una diferencia máxima de 14 (20-6).

Cuando todo parecía indicar que los marplatenses se llevarían un gran rédito del primer cuarto, el cierre mostró una importante reacción de Obras. La misma tuvo un motor claro: la banca de suplentes. Los ingresos de Pedro Barral, Iván Basualdo y sobre todo, Tomás Zanzottera, despertaron a los de Lamas y le dieron mucha mayor velocidad.

Los capitalinos forzaron pérdidas y aprovecharon las mismas con un par de contragolpes, para acercarse, frenar el ímpetu de Quilmes y cerrar el período abajo por un más parejo 23 a 18 en su contra. El local había dominado buena parte de los primeros 10 minutos, pero no había sido capaz de reflejarlo con demasiada claridad en el marcador, algo que quedaría demostrado, le iba a jugar en su contra.

La reacción de Obras se potenció en el segundo parcial. Selem Safar, anulado en el primer cuarto, sumó con un tiro de tres y una nueva conversión de Zanzottera, igualó la historia en 25. Quilmes ya no se sentía cómodo y comenzaba a quedarse sin ideas en ataque, extrañando especialmente la producción de Walter Baxley, completamente apagado.

Los dueños de casa apenas sumaron 2 puntos en los primeros 5 minutos y la visita no se lo perdonó. Zanzottera anotó en transición y luego con un doble más la falta, mientras que Juan Gutiérrez sumó con un triple, para dejar a los suyos adelante por 33 a 25. Impensado apenas unos 10 o 15 minutos atrás, cuando todo en el partido era color rojo.

El cierre de la primera mitad no presentó demasiadas variantes. Quilmes encontró algunos puntos en las manos de Diego Romero, pero Obras respondió con un par de tiros externos de Bruno Fitipaldo y una penetración de Safar, para llegar a los vestuarios con un interesante margen en su favor de 41 a 32.

El dominio de Obras se mantuvo en la reanudación de las acciones con otro buen momento de Safar, para escaparse por 16 (50-34). Quilmes intentó acercarse con un par de contragolpes, pero rápidamente el escolta visitante volvió a sumar con un triple, para dejar el marcador 54 a 39 en favor de su equipo.

Con Obras en claro control del juego, apareció por primera vez en la noche (llevaba cero puntos) Walter Baxley y de qué manera. El extranjero anotó cuatro triples prácticamente consecutivos para recortar la brecha, aunque en el otro costado, el uruguayo Mauricio Aguiar respondió con dos bombazos (53-62).

Quilmes no lograba pasar de la barrera de los 7 puntos de distancia, algo que recién pudo conseguir en las últimas jugadas del tercero. Primero sumó con un tiro externo de Maximiliano Maciel y más tarde, con una conversión de doble más la falta de Baxley (14 puntos en el período) para ilusionar al público presente en el Once Unidos, de cara al último cuarto (68-62 para Obras).

El cuarto parcial iba a ser tan dramático como casi toda la serie en su totalidad. El inicio fue trabado y aunque Baxley seguía sumando para el Cervecero, Obras le cerraba los caminos a sus compañeros y en ataque continuaba encontrando la mano caliente de Safar, para volver la diferencia al doble dígito (79-69).

A partir de ahí, fueron varios los minutos donde la distancia entre uno y otro se movió entre los 7 y los 12 puntos, hasta que Quilmes tuvo un último empuje. Con Baxley y Cequeira como abanderados, los locales lograron ponerse a dos (89-87) con 40 segundos en el reloj. Safar anotó desde la línea pero Baxley convirtió otro triple, dejando el juego 91-90 para Obras, con 18 segundos por jugarse.

En la reposición, Fitipaldo falló un libre (92-90) y en el otro campo, Clark fue cortado con 5 segundos. Desde la línea, el extranjero tenía la chance de igualar el encuentro, pero falló su primer lanzamiento, antes de convertir el segundo. Esta vez Fitipaldo anotó ambos tiros libres (94-91), lo cual dejó el escenario planteado para una última chance cervecera.

Allí se produjo una jugada que le agregó aún más dramatismo a un partido al que el mismo le sobró. Baxley falló de tres pero Quilmes tomó el rebote ofensivo y Romero clavó un tiro forzadísimo sobre la bocina ¿Doble o triple? Los árbitros lo marcaron de dos puntos, pero recurrieron a la posibilidad del video-ref para sacarse las dudas.

Sin embargo, debido al ángulo cerrado del lanzamiento, no hubo una repetición clara al respecto y la conversión terminó quedando de dos, dándole la victoria a Obras por 94 a 93. De todas formas, el lanzamiento pareció haber llegado fuera de tiempo, lo cual no fue advertido por los árbitros, concentrados en ver si el pie estaba sobre la línea o no.

Basquet Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*