Policiales

Mala elección: quiso evadir un control policial y se escondió en la casa de dos policías

Dos jóvenes fueron detenidos luego de haber evadido un control vehicular en la localidad de Pinamar donde, al intentar escapar, chocaron con un auto. Uno de ellos fue reducido en el lugar y el otro ingresó en la vivienda menos indicada: el inmueble era alquilado por dos policías afectados al Operativo Sol 2017.

El episodio se registró en la intersección de Avenida Bunge y Marco Polo, en la zona céntrica de esa ciudad balnearia, donde efectivos del Grupo de Prevención Motorizada (GPM) dependiente de la Superintendencia de Seguridad Vial se encontraban realizando un control vehicular.

Allí la Policía intentó interceptar una moto honda “wave” que circulaba sin patente, cuando los dos jóvenes, de entre 20 y 25 años, que iban a bordo de la misma, emprendieron la fuga y evadieron a los uniformados.

En esas circunstancias, los efectivos montaron un operativo cerrojo para dar con los sujetos, que doblaron en la calle Jason y chocaron contra un vehículo Renault 12 que se desplazaba por esa arteria. En ese momento el conductor de la moto fue reducido, mientras que el acompañante escapó a la carrera y eligió la casa menos indicada para refugiarse.

Sorpresivamente, el delincuente dio con una vivienda habitada por policías afectados al Operativo Sol 2017, que se hallaban franco de servicio e impidieron que el sujeto se diera a la fuga.

Al llegar al lugar, el personal del GPM procedió a la detención del sospechoso y junto a su cómplice (ambos domiciliados en Villa Gesell) quedaron a disposición de la justicia, que investiga su vinculación con el robo de la moto, sobre el cual pesaba un pedido de secuestro activo radicado el 23 de diciembre de 2016 en la comisaría Primera de Pinamar.

En la causa, caratulada como “Encubrimiento moto vehículo y resistencia a la autoridad”, interviene la UFI Descentralizada 4 a cargo del Dr. Pablo Calderón, del Departamento Judicial Dolores.

Los comentarios están cerrados.