Política

Macri fulminó el intento de despegue de Vidal: grieta por el desdoblamiento

blank

Quedó claro quién reparte las camisetas en este juego que llaman de equipo. No llegamos ni a febrero ni a la mesa chica. Pulgar hacia abajo, hasta puede haber sido a través de un emoji. Ni desde la oposición hubo un gesto tan significativo para bajarle el precio a la reelección presidencial, es decir el intento de desdoblamiento

El desdoblamiento era un “bocatto di cardinali” para peronistas que pretendían salvarse ellos y no les interesa que triunfe CAMBIEMOS. No resiste ningún otro análisis, obvio, si nos atenemos a las empatías políticas.

¿O bien Perechodnik (quien fue jefe de campaña de Daniel Scioli) está en franca competencia con Durán Barba y suministra a la gobernadora otros datos? que provocan un doble comando electoral entre la Casa Rosada y La Plata, sede del equipo de Vidal, que en este caso podríamos llamarlo como alternativo.

¿Quién animó a Vidal? A recorrer ese laberinto traumático, administrativo, legislativo, político, económico, y fundamentalmente, incierto. Vidal cerró el capítulo hacia el exterior. Pero quién se hace cargo de un papelón trascendental para adentro del oficialismo. Vidal no pagará el costo político.

La gobernadora ha poblado sus despachos más cercanos con sciolistas, massistas y denarvaistas, precisamente todos con el mismo antecedente: Mauricio Macri los liquidó de una u otra manera. Gurkas y mercenarios de la política se convirtieron al oficialismo ni desertaron, sólo cambiaron de uniforme en actitud propias de mercenarios sin cuartel.

El mal paso de Vidal quedó muy expuesto. Y sería muy conveniente recordar, que a Daniel Scioli le cortaban el tránsito para que cruce del Hermitage al Provincial, y hoy debe huir de Mar del Plata, no resiste una cámara (ya no de un periodista sino de un aficionado) en la costa. Scioli estaba blindado y así llegó hasta el 2015 donde arañó (sin el chiste fácil) el 50 % del total país.

¿Cómo es el equipo que acompaña a la gobernadora? Quién le hace esos, y otros, flacos favores a la señora de la política con mayor porcentaje diferencial, en un complicado momento para todos. Fue drástico el giro, sonó como a una orden y no dejó margen ni ningún tutía que valga.

La bicameral, los intendentes, las reuniones saltaron de las agendas, cuando llegó la racionalidad y el sentido común. Hay una premisa que no admite excepción alguna: todos deben sumar para la reelección del ingeniero Macri, haciendo el mayor esfuerzo posible, ahora en cercanías de MEV se abrió una ciénaga: ¿jugarán a fondo? los sospechados.

Ahí no se sabe de renuncios que valgan. Encima en la captura de pantalla apareció algún grotesco intento de preservarse. Se filtró y ahora hay que aguantar la mecha. Vidal gana sola o con Macri en la boleta, pero no quedaba bien que lo dejara a merced de los leones. Se arreglaba tomando mate con Juliana en Los Abrojos, ¿para qué hacerla tan lunga? Doble error.

 No son el mejor ejemplo los sciolistas, massistas y denarvaístas que agitan mientras giran en torno a la gobernadora. Quedaron chasmuscados y no en vano está sobre la mesa una oxigenación que consideran imprescindible, hasta por temas de gestión, dentro del equipo con sede en la gobernación.

Es muy posible, porque así lo indican las reglas de la política, que no se hagan olas por el momento, pero no existen dudas que les tomaron la patente y que las fotomultas serán extremadamente altas cuando se las multiplique por el valor del litro de nafta Premium.

El gobernador, en este caso de Buenos Aires, transita entre los reclamos al intendente sobre los baches, alumbrado público y recolección de residuos. El Poder Ejecutivo Nacional atiende otras demandas, como las atinentes a la economía, por ejemplo. Son marcos distintos sobre los cuales cabalga esta provincia. La extensa geografía bonaerense, debe replantearse electoralmente, a la brevedad para ayer si fuera posible.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.