Zonal

Lunghi respondió a la ministra y dijo que “ningún intendente hará política partidaria en este contexto”

El Intendente se comunicó con la ministra de Gobierno, Teresa García, luego de las declaraciones públicas sobre el pedido de intendentes de la región. Defendió la presentación realizada en función del buen presente sanitario. En tanto, aseguró que no puede habilitar nuevas actividades sin el aval provincial. Ratificó que Tandil requiere autorización de la Provincia para nuevas habilitaciones.

El intendente Miguel Lunghi se comunicó ayer con la ministra de Gobierno de la Provincia, Teresa García, luego de las declaraciones realizadas a El Eco Multimedios en relación a la solicitud enviada junto a otros jefes comunales de la región al Gobernador Axel Kicillof.

Lunghi explicó que “le transmití a la ministra, con quien conversamos habitualmente y mantenemos un muy buen diálogo, y luego de leer sus declaraciones, que de ningún modo se puede hablar de jugada política de los intendentes por el pedido que efectuamos para que se puedan ir abriendo determinadas actividades en la región, siempre y cuando se mantenga las buenas condiciones sanitarias que tenemos al día de hoy”.

El Intendente resaltó que le explicó que, “en la región, hasta el momento estamos en una situación buena en cuanto a casos de coronavirus”, circunstancia que “no quiere decir que no cambie, por lo que hay que continuar alerta y evaluando día a día la evolución de la pandemia”.

En el contexto actual, “los intendentes consideramos y estamos convencidos que se pueden ir flexibilizando determinadas actividades, con protocolos estrictos, para que muchos sectores que la están pasando muy mal puedan ir teniendo movimiento, siempre con los cuidados y las medidas de prevención necesarias”.

Incluso, agregó el jefe comunal, que le comunicó que “tomamos en consideración lo que expresó el Presidente de la Nación” en cuanto a la “sectorización de las medidas de aislamiento de acuerdo a las realidades de las diferentes regiones y zonas del país”.

En ese sentido, rechazó que el pedido pueda ser considerado como “algo partidario o como una cuestión política por parte de los intendentes, y esto se lo transmití a la ministra”.

Un pedido “concreto, responsable y razonable”

En sintonía con sus pares, argumentó que “la región tiene sus particularidades y que hay actividades que se pueden flexibilizar”, y que “sostenemos el concepto de regionalización, que venimos trabajando desde hace semanas cuando presentamos también una propuesta de turismo de cercanía”, precisó Lunghi.

El jefe comunal tandilense justificó que la carta elevada al Gobernador contiene una “propuesta para nuestra región teniendo en cuenta la actual situación sanitaria. Una carta respetuosa, que incluso reconoce y valora el cuidado y las decisiones que toma el Gobierno provincial ante la pandemia”.

“Hicimos una propuesta, un pedido concreto, responsable y razonable para poder retomar algunas actividades y rubros, e incluso pedimos continuar dialogando para avanzar en conjunto con una apertura gradual siempre y cuando la situación controlada se mantenga en la región”, resaltó la máxima autoridad de la ciudad.

Y ratificó que “ningún intendente va a hacer política partidaria en este contexto en el que estamos enfrentando una crisis grave y dolorosa por la pandemia”, a la vez que enfatizó que “en este momento tenemos que estar todos juntos, todos los niveles de gobierno, por eso quise dejar bien claro que considerar este pedido como algo partidario no tiene ningún sentido y se lo quise expresar personalmente y con claridad a la ministra”.

Lunghi resaltó que la ministra entendió el punto expresado, “tuvimos un intercambio muy correcto como lo hemos tenido siempre, y continuaremos por supuesto con el trabajo conjunto”.

También “le reafirmé que seguimos considerando e impulsando esta idea de la regionalización y de ir evaluando la apertura gradual de actividades, así como tenemos el compromiso de tomar las decisiones que hagan falta si la situación sanitaria cambia en nuestros distritos”.

“Estamos convencidos que hay que avanzar en un esquema flexible de acuerdo a la evolución de la pandemia. En este momento hay actividades que podrían reabrirse, nuestras comunidades han demostrado un muy buen comportamiento y responsabilidad. Pero en caso de un cambio en la situación, todos los intendentes tenemos la convicción y el compromiso de volver a cerrar y hacer estricto el aislamiento si es necesario”, concluyó Lunghi.

“Puedo tener una causa penal y ser multado”, sostuvo

Más tarde, en diálogo con el ciclo televisivo Eco Noticias (EcoTV), el jefe comunal volvió a referirse al tema, defendió la decisión de hacer un pedido conjunto a través de una nota firmada por otros intendentes de la región y aseguró que le advirtieron que no puede habilitar nuevas actividades sin el aval de la Provincia.

“El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, me dijo que no, que puedo tener una causa penal y ser multado”, aseguró y si bien dijo aceptar las condiciones, insistió en que “tenemos que dividir” el territorio bonaerense en términos de la pandemia.

Con cautela frente al incierto contexto epidemiológico, el jefe comunal dijo también que requiere un seguimiento “día por día”, pero “mientras tengamos los tiempos en blanco, se puede aprovechar”.

En tanto, negó la relación de la presentación conjunta con las declaraciones de la exgobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal. “No sé dónde habló ni qué dijo; al preguntarle a los intendentes de la región cómo estaban quedamos en presentar una nota pidiendo autorización para poder tener más posibilidades de salir del aislamiento”, defendió Lunghi.

“La actitud política no ha sido nuestra sino que ha sido al revés”, achacó y reforzó su postura al indicar que “bajo ningún punto de vista lo hicimos para hacer un juego político con María Eugenia (Vidal), con quien no hablo desde las elecciones de octubre”.

“Voy a seguir elevando todo lo que me pida la gente, porque considero que tenemos que abrir como fui de los primeros que dijo que había que cerrar antes que el Gobierno nacional. Con 70 días de aislamiento, una crisis económica muy importante y sin casos positivos de Covid-19 en 34 días, tengo que pedir porque hay una pandemia económica”, ratificó, siempre en función de una situación sanitaria favorable.

Fuente: El Eco

 

Los comentarios están cerrados.