Zonal

Lunghi pidió responsabilidad para mantener la Fase 5 y cuestionó el traslado de policías

Luego de que se confirmaran dos nuevos casos positivos de Covid-19, el Intendente llamó a redoblar esfuerzos para extremar los cuidados, solicitando tranquilidad y responsabilidad a los vecinos para mantener el estatus sanitario. Como los pacientes contagiados son efectivos policiales que estuvieron en el AMBA, objetó la movilidad de personal hacia zonas críticas y ratificó que se hicieron muchos pedidos a la Provincia en este sentido que no prosperaron. Además, cruzó a la oposición por los números de la recaudación y sostuvo que su gestión es transparente.

Luego de que se confirmarán dos casos positivos de coronavirus en la ciudad, ayer el intendente Miguel Lunghi, junto al jefe de Gabinete Oscar Teruggi, brindó una conferencia de prensa en la que pidió tranquilidad a los vecinos y aprovechó para ofrecer información sobre diversos aspectos económicos e institucionales.

El jefe comunal decidió salir a hablar ya que no pudo participar el domingo de la conferencia presencial, para no exponerse, y quiso enviar un mensaje a la población, además de aclarar algunas cuestiones que estuvieron en la agenda mediática estos últimos días.

En principio, señaló que la ciudad está preparada para tratar los casos positivos, reiteró la importancia de respetar las medidas de prevención y confirmó que la ciudad continúa en Fase 5. En este sentido, aclaró que “Tandil no es una isla y sabíamos que podían aparecer casos, esa era una posibilidad concreta porque aún no se superó la pandemia en el país y por eso se trabaja para estar preparados para cuando se presentan esos casos y atenderlos”.

Por eso confirmó que continuarán con los controles y todo el trabajo que se hace desde las diferentes áreas, aunque insistió en la importancia de que todos los ciudadanos no se relajen y cumplan con el uso de barbijo, el distanciamiento social y la higiene de manos, entre otras normas de prevención.

“Les pido tranquilidad, continuaremos con el trabajo estricto de todo el Sistema de Salud y mantendremos la Fase 5, para poder equilibrar la vida con la economía. Los controles sanitarios funcionan bien y la situación que tenemos en la ciudad lo demuestra, por supuesto que hay casos de algunas personas que pueden buscar evitarlos, pero son los mínimos”, se explayó.

No obstante, enfatizó la necesidad de ejercer actitudes responsables de cuidado individuales y colectivas, y al respecto refirió que “debemos cuidarnos mucho, he visto en algunos lugares que hay personas que no usan el barbijo o se juntan y no respetan el distanciamiento. Debemos entender que tenemos una libertad responsable, nosotros controlamos y hacemos todo lo necesario, pero yo no soy un director de jardín de infantes, ciertamente es responsabilidad de cada ciudadano acatar las normas para cuidar su vida y la de los demás”.

El problema de la movilidad policial 

Uno de los flancos importantes a tener en cuenta es el traslado de efectivos policiales de una localidad a otra, práctica habitual dentro de las fuerzas de seguridad. Sobre todo, considerando que los dos casos confirmados el domingo corresponden a agentes que desempeñaron funciones en el conurbano bonaerense –donde se contagiaron- y arribaron a Tandil bajo un estricto protocolo que ayudó a atenuar el impacto de la propagación viral. Al comienzo del periodo de aislamiento, varios intendentes del interior provincial solicitaron que se suspendiera esta movilidad y que el personal prestara servicios en las ciudades donde reside, iniciativa que no tuvo mayor éxito.

Asimismo, el mandatario afirmó que “el  traslado de efectivos policiales es un problema no sólo para Tandil sino para todos los distritos. Hay movilidad en todos los municipios y pedimos por carta que no los trasladen, pero no hemos logrado nada al respecto”.

En efecto, Lunghi se mostró un poco desanimado frente a esta perspectiva por el escaso margen de acción que tienen las comunas en estos temas, ya que la policía responde al Ministerio de Seguridad bonaerense bajo las órdenes de Sergio Berni y la organización interna funciona de una manera que, en estos momentos, puede resultar contraproducente para algunas comunidades, afectadas por este intercambio de recursos humanos y materiales.

Ampliación horaria

El jefe de Gabinete confirmó que se analizaron algunas medidas en relación a los horarios de funcionamiento de ciertas actividades económicas no esenciales.

Posiblemente hoy se anuncien modificaciones en el límite inferior del rango horario, que para algunos rubros pasen de las 9 a las 7 de la mañana, algo que se evaluó a partir de las necesidades propias de cada sector. Mientras tanto, se estudiará el impacto que generen los dos nuevos casos, para determinar si se realizarán ampliaciones en los horarios de cierre.

Fase estable

En torno a la continuidad de la Fase 5, Teruggi explicó que “antes solamente con tener un caso positivo en los últimos 21 días se cambiaba de fase y no importaba la cantidad de habitantes de cada ciudad. Eso cambió con la nueva disposición y son diez casos cada cien mil habitantes por semana”. De hecho, las autoridades sanitarias informaron que, a nivel local, se necesitan 14 personas contagiadas para retroceder de etapa.

De este modo, los lineamientos de las autoridades provinciales ampliaron las posibilidades para que los distritos sigan adelante con las libertades conseguidas, y que incluso puedan avanzar hacia más flexibilizaciones. “Esto permite que Tandil se mantenga en Fase 5, si hubiese sido la semana pasada hubiésemos perdido la fase”, recordó.

La situación financiera 

Párrafo aparte mereció el descargo que hizo el pediatra sobre los números del Municipio, objetados duramente por la oposición. Así, brindó un pormenorizado detalle de la situación económica local y el impacto producido por la pandemia, con una reducción del 22 por ciento en los ingresos municipales y un 10 por ciento en los recursos que envía la provincia. Ante este escenario, ratificó que “es difícil la ayuda con recursos municipales”.

En concreto, días atrás, el bloque del Frente de Todos sacó a relucir cifras del Rafam, el sistema que controla los ingresos y egresos del erario público, y expuso que el Ejecutivo local se negaba a ayudar a sectores que, por la naturaleza de su actividad, no tienen permitida la vuelta al trabajo por razones de índole sanitaria: hoteles, cabañas, peloteros, sistema educativo en general (especialmente jardines maternales), salones de fiestas y organizadores de eventos culturales, deportivos y sociales, entre otros emprendimientos.

De acuerdo al análisis financiero efectuado por los concejales del bloque, al 30 de junio del 2020 el Municipio percibió la suma de 868 millones de pesos. En tanto que los recursos provenientes de la coparticipación sumados a los recursos extra coparticipables provenientes de Nación y Provincia (aquellos no previstos en la elaboración del Presupuesto 2020) suman 890 millones de pesos.

El resultado arroja que sobre lo proyectado para el semestre y lo que efectivamente ingresó a las arcas municipales, la diferencia es del 11,66 por ciento. El Municipio recibió un 11,66 por ciento menos de los recursos que había planificado recibir cuando se diseñó el Presupuesto 2020, en diciembre del año pasado.

Por su parte, Lunghi sostuvo que en la primera mitad del año ingresaron 785 millones de pesos, 226 millones de pesos menos de lo estimado. Con estos números, la baja presupuestaria sería del 22 por ciento. Además, detalló que los recursos provinciales aprobados en el presupuesto eran 1.956 millones de pesos para todo el año. En el primer semestre deberían haber ingresado 978 millones, pero se recibió una partida de 880 millones.

“Sumando ambos fondos en el primer semestre deberían haber entrado 1.990 millones de pesos y se recaudaron finalmente 1.666 millones, lo que nos da una caída de la recaudación de 324 millones de pesos”, especificó.

La economía en tela de juicio 

Como se puede apreciar, los números difieren de uno y otro lado del arco político. Con vehemencia, el Intendente convocó a los presidentes de las bancadas legislativas a analizar los registros contables y hasta conminó a invitar al decano de la Facultad de Ciencias Económicas y a otros dos profesionales a hacer un balance y auditoría. Es que la transparencia y honestidad es uno de los pilares de la gestión lunghista, que suele reaccionar cuando se cuestiona la situación financiera de la comuna.

“Somos una ciudad transparente y cumplimos, no hay que decir números a la ligera como a veces se dice. No podemos ayudar a todo el mundo porque no tenemos plata hay que mantener el Hospital, Desarrollo Humano y hacer funcionar la ciudad”, declaró.

Consultado por este medio sobre los fondos extra coparticipables y la reasignación de partidas que no se usaron en algunas áreas debido a la suspensión de actividad en el marco de la pandemia, aseguró que “lo que podemos transferir, lo hacemos”.

Y volvió a poner el foco en la necesidad de volcar recursos en las áreas de gobierno más sensibles y precisó que muchas partidas extras llegaron como fondos afectados para cubrir determinadas demandas. En esta línea, graficó que recibieron un crédito especial por la situación sanitaria de 45 millones de pesos que deberán devolver a partir de agosto.

“Recién se está moviendo la rueda económica, debemos ostentar una libertad responsable para no detener el movimiento que está mejorando a Tandil, si no es así vamos a tener más crisis económica, desocupación y problemas que son tan graves como la pandemia”, puntualizó.

Viveza criolla  

En la conferencia de prensa, el Intendente expuso públicamente cómo desde el complejo turístico Posta Natural hicieron pasar a familiares como si fueran deportistas, en un confuso episodio que motivó espacio en estas páginas en ese entonces.

Este hecho motivó que desde el Gobierno municipal declinaran hasta una oferta de Racing Club para venir a entrenar y utilizar el estadio Municipal, debido a la mala experiencia vivida.

En efecto, Lunghi indicó que “venían diez tenistas de primer nivel que iban a estar alojados en una cabaña, solos. Salían a jugar individualmente al tenis y volvían a la cabaña”. Y agregó que “cuando llegaban a Tandil, Usicom los iba a hisopar y de nuevo a los seis días”.

Para cumplir con todo ello, el Intendente explicó que se firmó un contrato, en el cual se establecía que estarían por 15 días y que “no iban a entrar a la ciudad porque venían por la Ruta 30 hasta el predio del alojamiento”.

“Está permitida en el país la alta competencia y están haciendo prácticas en algunos lugares de Capital Federal. Esto también lo investigamos”, justificó Lunghi, quien aludió a la “viveza criolla” para metaforizar el transgresor comportamiento.

“Venían porque empezaban la competencia en septiembre y octubre, y querían estar en condiciones con los otros tenistas de otros países”, observó, pero la iniciativa, concebida para ofrecer un poco de movilidad al alicaído sector turístico, no resultó.

“Se fue todo para atrás y se rompió el contrato. Hubo alguna ‘travesura’ ahí y tuvimos que suspender todo”, aseveró el jefe comunal. Preguntado acerca de la “travesura”, explicó que “entraron dos personas que no eran tenistas ni trabajadores, que venían con el mismo paquete. Y después, no vinieron los tenistas de primer nivel que nos habían dado los nombres con los números de documento”. Al parecer, otras personas -que no eran las autorizadas- ingresaron aprovechando esta posibilidad pero la mentira fue descubierta.

El Eco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*