Zonal

Lunghi: «No quiero perder un sólo tandilense por coronavirus»

blank

 

Clamó para que se siga “solidariamente juntos en esta epopeya ciudadana que estamos llevando adelante”. Consideró que con la religiosidad que impone este domingo de Pascuas, “quedarnos en casa es un acto sagrado”. Dijo sentir que los tandilenses “hemos hecho un pacto moral y ciudadano que se pone a prueba día a día”. Respondió que en la parte sanitaria estamos bien si esta enfermedad continúa en una forma amesetada. “Así podremos atender a todo el mundo y no como se hizo en Italia que descartan según la edad”, no sin dejar de afirmar que no quiere “perder un solo tandilense por coronavirus”.En vísperas de Pascuas, el jefe comunal concedió una entrevista a este Diario para emitir un mensaje a las familias tandilenses, advirtiendo además sobre la necesidad de no relajarse frente a la pandemia más allá de los buenos resultados sanitarios hasta aquí registrados. Se dijo preocupado por lo que ocurra desde el lunes y por eso reforzó el mensaje de pedirle a los vecinos que guarden el aislamiento y que solo salgan aquellos alcanzados por el decreto presidencial.

“No quiero perder un solo tandilense por el coronavirus” con vehemencia señaló un Lunghi que atraviesa sus días más sensibles de una larga gestión comunal que, precisamente, afronta el desafío que pone en vilo uno de sus máximos orgullos de la administración: el sistema sanitario.

-Ya pasaron más de veinte días de la cuarentena ¿Qué evaluación hace sobre lo ocurrido en Tandil?

-Con respecto a la parte sanitaria, es buena. Entre lo público y lo privado se ha trabajado bien con la cantidad de camas, con los respiradores. No tenemos ningún fallecido. Estamos trabajando bien con todas las fuerzas políticas, con un compromiso del conjunto. Y esto para mi es fundamental para enfrentar una situación totalmente desconocida, nunca registrada,  y muy grave.

Estamos todos preocupados, obviamente también por la parte económica. Así que acá tenemos que trabajar muy juntos todos para volver de a poco y con el correr del tiempo a reactivar la economía y resolver los grandes problemas sociales que podemos tener, junto a la Provincia y a la Nación. Ellos nos van a tener que ayudar mucho. El Municipio ayudará en todo lo que pueda, de hecho lo está haciendo con las familias más vulnerables y con toda la economía informal, pero ciertamente tenemos un límite. Necesitamos un fuerte apoyo de Provincia y Nación, y entiendo que están encaminados para darnos el apoyo necesario.

-¿Teme que frente a los pocos casos registrados en Tandil el vecino se relaje o que ante un vertiginoso pico que se dé se ponga en duda el valor de hacer la cuarentena?

-¡Pero está claro que esto está sirviendo! Hay que ver lo que ocurre en otras partes del mundo. Los que cumplieron con el aislamiento y acataron las normas ya han podido salir y están trabajando. Donde no lo tomaron con la misma energía y seriedad, están atravesando graves inconvenientes. Nosotros lo hemos tomado con responsabilidad y bastante a tiempo. Pero no nos podemos olvidar que tenemos un conurbano que hace muchos años no tiene agua ni cloacas, que muchos viven hacinados, que unos les pide que se laven las manos pero no tienen agua corriente. Todo eso influye a favor de la pandemia.

En Argentina hemos actuado bien, a tiempo. Incluso nosotros desde Tandil nos adelantamos,  pidiendo una semana antes que cerraran los colegios.

Creo que estamos bien encaminados pero esta segunda etapa la tenemos que tomar con mucha responsabilidad, porque Tandil tiene una gran cantidad de talleres mecánicos, muchos jardineros, electricistas, gasistas, gente que trabaja con honestidad y se gana el “mango”, pero les pido que no salgan de forma apresurada. Vayamos de a poco y no tiremos por la borda lo que hemos logrado.

Nosotros en la parte sanitaria estamos bien si esta enfermedad continúa en una forma amesetada. Así podremos atender a todo el mundo y no como se hizo en Italia que descartan según la edad.

Yo no quiero perder un solo tandilense por el coronavirus. Por eso le pido a los vecinos que el lunes lo transitemos con tranquilidad, que no se apuren. Sigamos en este camino.

-Teniendo en cuenta que el foco de atención y tensión pareciera estar dado en lo que ocurra en el conurbano ¿hay preocupación en que los distritos del interior no reciban los fondos necesarios por priorizar la zona metropolitana?

-Se está hablando. Los intendentes estamos permanentemente en contacto. El lunes habrá una reunión precisamente con el Gobernador para que mantenga el CUT a todos los municipios de la provincia y que se distribuya de la manera que estaba pactada. Porque si hay una distribución por la actividad económica tendremos una merma muy grande y ahí surgirán inconvenientes para pagar sueldos y contar con insumos.

Estamos haciendo lo humanamente posible. Quiero agradecer las donaciones que nos han hecho. Tanto de dinero como de alimentos. Por eso no podemos tirar por la borda todo lo que venimos haciendo. La parte económica será muy difícil y hay sectores donde la recuperación va a costar mucho y es ahí donde tiene que haber un apoyo muy importante del gobierno Nacional y Provincial, ya sea con los impuestos o para pagar los sueldos de distintos sectores, como por ejemplo el turístico, que estará frenado por un buen tiempo. A muchos comercios que no son esenciales también hay que ayudarlos para que se sostengan.

-Se habla del aislamiento comunitario en aquellos asentamientos y villas donde la cuarentena resulta imposible de cumplir por las condiciones en que se vive. ¿Lo pensó aplicar para algún barrio de la ciudad?

-No tenemos tantos asentamientos en la ciudad. Sí hay muchas viviendas precarias y ahí estamos llevando la ayuda social. También en la gran mayoría no tenemos problemas de agua potable, cloacas y gas. Hay algún sector que tiene problemas pero es mínimo, que han sido tomas de lotes, usurpaciones en  una zona que no estaba urbanizada. Ahora les llevamos los tanques de agua (NdR: por el Movediza 2) y veremos como los seguimos ayudando.

Vamos bien. En la medida que nos comportemos bien, que nos quedemos adentro, seguiremos controlando todo. Necesitamos un par de semanas más con el mismo compromiso que tuvimos hasta ahora. Que no nos pase lo del viernes de los bancos, que todavía no sabemos el resultado de eso que ocurrió.

-¿Le incomodó o entendió al planteo del sector empresario, de la Cámara frente a las urgencias económicas que atraviesan?

-Estamos trabajando codo a codo. Por eso también el Presidente habló de que los gobernadores analicen cierta flexibilización en algunos rubros. Vamos a abrir algunas pymes, que van a tener que estar controladas, trabajando con distanciamiento, con barbijo. Pero solo aquellas que puedan dar pruebas de que tienen compromisos que cumplir con alguna entrega o los que tienen que exportar y tienen la orden de compra.

Y a los que no puedan se les tiene que otorgar créditos para poder sostenerse, con créditos a un dígito, no al 24 por ciento.

EL MENSAJE DE PASCUAS

El acto sagrado de quedarse en casa

El jefe comunal previo a la entrevista pidió dejar un mensaje en estos días sentidos para la grey cristiana. Apelando al espíritu religioso, Lunghi señaló que quedarse en casa “es un acto sagrado”.

A continuación, el mensaje.

“Ante todo deseo que estas Pascuas nos encuentren en familia, con salud y con esperanza. Solidariamente juntos en esta epopeya ciudadana que estamos llevando adelante.

Quiero pedirles, a fuerza de ser reiterativo, cuidemos más que nunca lo logrado. Que tomemos esta nueva etapa de la cuarentena como una reafirmación de lo realizado. Hoy son muy pocos los sectores que fueron habilitados, que tienen que ver con dar los primeros pasos muy precavidos en la recuperación de la economía. Por eso mismo debemos ejercer el concepto de libertad responsable.

Se espera el pico de la pandemia para la primera semana de mayo, por lo tanto seguir estando en casa sigue siendo fundamental para todos.

Con la religiosidad que impone este domingo de Pascuas, creo que quedarnos en casa es un acto sagrado. Salgamos para lo más mínimo. Cumplamos con la ley. Sigamos siendo esa sociedad madura, comprometida y tenaz para lograr nuestro objetivo. Más que nunca hoy podemos enunciar aquel proverbio que dice `lo que cuesta vale´.

Este lunes deben estar en las calles aquellas personas encuadradas en el decreto de necesidad y urgencia que firmó el Presidente de la Nación. Salgamos para lo mínimo como lo venimos haciendo.

Siento que los tandilenses hemos hecho un pacto moral y ciudadano que se pone a prueba día a día. Y cada día que pasa, con los favorables partes médicos que venimos brindando, es un día que se le gana a la pandemia.

Finalmente, es cierto que no podemos este domingo colmarnos con la fraternidad del abrazo pascual. Pero sí podemos estrecharnos en el abrazo del alma. Así lo siento y así lo hago con cada uno de ustedes. Sigamos juntos que podemos pasar esta noche negra y reencontrarnos en el futuro con una salida mucho mejor para todos”.

Fuente: el Eco

Los comentarios están cerrados.