Destacado

Los intendentes abandonan el reclamo por la Policía Local y pierden el control de esa fuerza

Desde Seguridad niegan que hayan menos efectivos. El caso Espinoza como detonante.

Los intendentes peronistas del Conurbano ya desistieron del reclamo hacia María Eugenia Vidal por el traspaso de la Policía Local. A través de distintos canales, los alcaldes venían apuntalando esa demanda desde que la Gobernadora se hizo cargo del gobierno bonaerense.

La historia de la Policía Local está atada a la campaña presidencial de Scioli. El entonces gobernador envió a la Legislatura un proyecto redactado por Alejandro Granados. El ex motonauta aceptaba modificaciones, pero La Cámpora y el sabbatellista Marcelo Saín en Diputados cruzaron la raya y redactaron un proyecto que sólo podía ser aceptado por el kirchnerismo duro. Eso hizo que el proyecto se trabara en el Senado.

Con escasa agilidad legislativa, en la Cámara Alta, Gabriel Mariotto, sumó media docena de sesiones frustradas porque no había consenso alguno.

Scioli veía cómo se le acercaba la campaña, en la que planeaba recorrer distritos inaugurando camadas de policías locales y creó la fuerza por decreto.

Desde su inicio, la Policía Local reportaba al gobierno provincial y nunca fue un poder de los intendentes. En sus inicios era Granados (al frente de la cartera de Seguridad) quien les daba juego a los alcaldes. Pero eso se terminó con el nuevo gobierno.

Los comentarios están cerrados.