Política

«Llegó la hora de concretar el traspaso de Punta Mogotes al municipio”

blankEl edil, y a su vez Presidente del Comité local de la Unión Cívica Radical, Mario Rodríguez, urgió en la necesidad de avanzar en gestiones que tiendan a lograr la municipalización del denominado Ente de Punta Mogotes, y realizó un pormenorizado análisis recorriendo cada uno de los fundamentos que asisten al municipio.

“No hay deuda de la Municipalidad de Gral Pueyrredón para con el Banco de la Provincia de Buenos Aires ni con el Estado Provincial derivado de los convenios oportunamente celebrados sobre los Balnearios de Punta Mogotes”, esgrimió el concejal Rodríguez.

En tal sentido, explicó: “Las obligaciones fueron contraídas por la Administración de Punta Mogotes (ente autárquico), en su carácter de continuadora de la ex PEMPSE (Proyectos Especiales de Mar del Plata Sociedad de Estado), según Convenio de refinanciación de deudas del 17/10/1986 (V/Cláusula Preliminar Convenio Dto. 4757) con el Banco de la Provincia de Buenos Aires, y NO por la Municipalidad de General Pueyrredón. Esa deuda no la tiene la Municipalidad ni el acreedor es el Banco de la Provincia de Buenos Aires. Ni el deudor ni el acreedor coinciden. La deuda es de un ente interjurisdiccional para con la Provincia de Buenos Aires. Y amén de ello, como toda deuda, puede ser condonada, refinanciada, novada, asumida o directamente que siga vigente hasta su total cancelación».

Acto seguido, subrayó: “La Ordenanza Nro 22.232, correspondiente al Expediente Municipal Nº 1533-v-2012, donde se denuncia que no existen obligaciones pendientes de la Municipalidad para con la Provincia de Buenos Aires derivada de este tema, demuestra que el pedido de municipalización del Ente Administración de Punta Mogotes es un anhelo de todo el arco político de Gral. Pueyrredón dado que fue votada por unanimidad del Concejo Deliberante”.

Asimismo, puntualizó: “Para la Provincia de Buenos Aires, con el exagerado organigrama que la estructura, este Ente nada le brinda, porque al ser autárquico, no recibe regalía alguna por su funcionamiento. Pero además debe brindar servicios de inspección de obras, de playas, de publicidades, de promociones, de contabilidad, etc, etc, para controlar a este mismo ente, lo cual le genera trabajo adicional como el que lleva a cabo la Fiscalía Provincial con juicios de más de treinta años de antigüedad”.

Añadiendo: “La Municipalidad tampoco recibe dinero alguno proveniente del Ente, pero está claro que siendo la ciudad balnearia por excelencia de la República Argentina, ya cuenta con todo el andamiaje jurídico, administrativo y contable propio de las licitaciones de balnearios, junto al servicio y equipamiento necesario para tales funciones”.

El curul radical adujó además que “la Municipalidad posee el 33,33% del patrimonio del Ente Punta Mogotes pero es prácticamente nula su injerencia en la toma de decisiones dado que por la conformación tripartita del ente siempre se está en desventaja numérica en cuanto a las votaciones correspondientes al Consejo de Administración que lo dirige”.

Arguyó que “este año se procedió a dar por finalizadas las obras comprometidas por las licitaciones correspondientes al año 2003/4. Están en estudio de los organismos superiores provinciales si las mismas alcanzan para tomarse como suficientes o, por el contrario, pedir las caducidades de las licitaciones por incumplimiento de los concesionarios. Es justo el tiempo de requerir tener injerencia municipal en el tema Mogotes”.

El concejal Rodríguez arremetió fustigando: “Ni la Administración de Punta Mogotes, ni los concesionarios abonan al municipio las tasas de servicios urbanos, antigua ABL, en los más de 2,5 kilometros de costa que ocupa”. Y sentenció: “Cualquier vecino de la ciudad está obligado a contribuir, la municipalidad está en estado de necesidad extrema en cuanto a sus cuentas, ¿Es justo esto?” Sostuvo también que “con el Ente en manos de la municipalidad se podrían verificar y controlar mucho más en detalle todo lo que significa económica, estructural y sobretodo socialmente el funcionamiento de ese complejo. Concesionarios y licitaciones, venta ambulante, promociones y publicidades, desarrollo social, empleados, sostenimiento ecológico de las cinco lagunas y el propio sector costero, posibilidad de obras y mantenimiento de las existentes, la utilización todo el año y no sólo durante tres meses de más de dos kilómetros de costa marítima en plena ciudad, sin soslayar la necesidad de resguardar los espacios públicos para el usufructo de la totalidad de la gente”.

Y agregó: “Estas son sólo algunas de las cuestiones a tener en cuenta políticamente también al decidir determinados procedimientos. ¿Quién debe fijar la política turística de la ciudad? ¿Quién debe velar por la calidad de vida de las personas dentro del ejido de la ciudad? ¿Quién debe ejercer el control de las playas de una ciudad balnearia? Son cuestiones que llaman la atención”. Remarcó que “aún más llamativo es que las tierras donde funciona el Complejo son de la Municipalidad de General Pueyrredón por cesión otorgada oportunamente por la Provincia de Buenos Aires. Por medio del Convenio MGP/PEMPSE del 09/06/1980 la Municipalidad otorgó la posesión de esas tierras al PEMPSE por 20 años como máximo. El PEMPSE (Proyectos Especiales de Mar del Plata Sociedad de Estado) fue liquidada y luego se transformó en la Administración Punta Mogotes. Y hoy llevamos 38 años sin que la Municipalidad haya renovado esa cesión de tierras”.

Hizo hincapié en que “este Ente interjurisdiccional donde la municipalidad tiene casi nula injerencia se nutre de ciudadanos marplatenses, de turistas marplatenses, de mano de obra marplatense, con caminos de acceso mantenido por marplatenses, con sistema eléctrico y de servicios de agua y cloacas marplatenses, con empresas y proveedores marplatenses, etc, etc. Es incomprensible que el control y dirección no sea llevado a cabo por el gobierno municipal”. El titular del radicalismo lugareño concluyó pontificando: “A esta altura de los acontecimientos y la enorme cantidad de años transcurridos es evidente que el destino del Complejo Punta Mogotes no será claro a los ojos de la contabilidad, las jurisdicciones o el derecho. Demasiadas personas, demasiados convenios, demasiados juicios, demasiados años… El único camino sólido será el legal – político. Y aquí, por unanimidad de todo el arco político marplatense, con el Sr. Intendente a la cabeza, consideran que es propia la municipalización del Ente”.

Los comentarios están cerrados.